Dos kinesiólogos fueron trasladados de sus funciones y denuncian que “cobran sin trabajar”

Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. / Gentileza.
Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. / Gentileza.

Dos kinesiólogos que se desempeñaban en el Hospital El Carmen hasta abril de 2020 denuncian que los trasladaron a hacer trabajos de auditoría, funciones en la que -dicen- no hay tareas. Sostienen que se ofrecieron a volver para no quedar como “ñoquis”, pero no les contestaron. Desde OSEP, en tanto, explicaron que ambos profesionales siguen trabajando en áreas vinculadas a su profesión.

Roberto Becerra y Sandra Bragagnolo son dos kinesiólogos con una amplia trayectoria. Becerra trabaja desde hace 15 años como kinesiólogo en Regatas, club donde –además- juega al básquet, mientras que Bragagnolo es profesora titular de una de las cátedras principales de la Facultad de Kinesiología de la Universidad Maza. Además, desde hacía casi 20 años se desempeñaban en el área de Kinesiología del Hospital El Carmen. Pero con el comienzo de la pandemia –en abril de 2020-, ambos fueron desafectados de ese servicio y, desde entonces, los derivaron a tareas administrativas en distintas dependencias de la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP).

Ambos profesionales, que además son pareja, denuncian desde hace ya varios meses que quieren volver a trabajar de forma activa en sus funciones, pero que desde la OSEP los están “obligando a ser ñoquis”. “En medio de esta pandemia, nuestra función podría ser muy útil. Hemos puesto a disposición nuestra adscripción para trabajar en otro hospital si no quieren que volvamos a El Carmen, pero no responden ni dan la cara los directivos. Y nos tienen sin hacer nada hace casi dos años”, destacó Becerra.

Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. Foto: Gentileza.
Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. Foto: Gentileza.

“Han pasado tres olas de la pandemia y nosotros hemos estado prácticamente sin funciones. Hemos cobrado todo ese tiempo el sueldo, más de 3 millones de pesos en total, y sin embargo se ha ido contratando profesionales mientras nosotros estamos mirando el techo”, agregó el profesional.

Los dos kinesiólogos han judicializado la situación, llevando su reclamo a la Justicia provincial, además de a las distintas reparticiones administrativas del Ministerio de Salud, del Gobierno de Mendoza y hasta de la Subsecretaría de Trabajo. “Tenés una OSEP en crisis, sin kinesiólogos, sin prestaciones porque se caen los servicios por falta de pago. Y se dan el gusto de obligarnos a ser ñoquis. No quiero ser una ñoqui, por eso lo hemos denunciado en todos lados”, sintetizó a su turno Sandra Bragagnolo.

Desde la OSEP, y consultados por Los Andes, las autoridades prefirieron no hacer declaraciones públicas sobre el tema ya que –aclararon- al haber llevado los kinesiólogos la situación a la Justicia es en este ámbito donde debe resolverse la situación ahora y aclararon que no se expedirán sobre el tema hasta que haya una resolución.

No obstante, aclararon que la decisión del traslado de Becerra y Bragagnolo tuvo que ver con cuestiones operativas ya que hacía falta profesionales que realizaran auditorías en esa área. Incluso, aclararon que simplemente los cambiaron de funciones, pero que no los han movido de su especialidad.

Desde OSEP decidieron trasladar a los dos kinesiólogos que denuncian que los hacen cobrar sin trabajar a distintas reparticiones para tareas de auditoría.
Desde OSEP decidieron trasladar a los dos kinesiólogos que denuncian que los hacen cobrar sin trabajar a distintas reparticiones para tareas de auditoría.

Ñoquis por obligación

Roberto Becerra y Sandra Bragagnolo hablan de “abuso de poder”, de “autoritarismo” y de “irregularidad absoluta” al describir lo que están viviendo desde abril de 2020. “En el medio se han hecho contratos irregulares a familiares de directivos en OSEP, cuando nosotros hemos estado dos años sin funciones y cobrando un sueldo. Aun cuando nos hemos ofrecido para trabajar en guardias y atender pacientes durante la pandemia, no nos lo han permitido”, destacó Roberto Becerra.

Ya en noviembre del año pasado los kinesiólogos comenzaron a darle difusión a su situación, no solo reflejando su denuncia en los medios de comunicación, sino incluso enviándole una carta al propio gobernador Rodolfo Suarez. Pero, según acusan, no solo que no han recibido respuestas de las autoridades y ni siquiera se han presentado a las audiencias de conciliación sino que, además, desde entonces comenzaron a disponerles de más traslados a modo de “castigo”.

Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. Foto: Gentileza.
Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. Foto: Gentileza.

“Tenemos pruebas y datos de todo, no tenemos miedo y la única forma de enfrentar esta situación es con la verdad y con la exposición. Si uno no enfrenta y expone estas cosas, no cambian nunca más”, agregó el kinesiólogo.

Actualmente, Becerra está cumpliendo funciones en las delegaciones de OSEP de Luján y de Maipú, siempre en lo referido a auditorías. Bragagnolo, por su parte, está asignada a la misma función en Maipú. “Tengo que autorizar órdenes y tareas administrativas. Y, sin mentir, autorizo una orden por día en 12 horas de trabajo. Claramente nos han trasladado para amedrentarnos”, sostuvo el profesional.

Los mil y un traslados

En abril de 2020, en el momento de mayor cantidad de restricciones por la pandemia de coronavirus, a Sandra Bragagnolo y a Roberto Becerra les dijeron que los iban a derivar a tareas de auditoría en kinesiología. “Nos dijeron que teníamos que volver en dos semanas, pero cuando intentamos hacerlo, nos dijeron que no. Al año nos enteramos que estábamos en disponibilidad”, resumieron.

Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. Foto: Gentileza.
Dos kinesiólogos han cobrado 3 millones de pesos en los últimos 2 años y denuncian que los obligan a hacerlo sin trabajar. Foto: Gentileza.

Primero los derivaron al área de auditorías en la delegación centro de la OSEP y, según denuncian, ni siquiera tenían sillas. “Dábamos vueltas en la vereda, poníamos alcohol a la gente y tomábamos mate porque no teníamos nada más que hacer. Nos ofrecimos a ir al Fleming, en pleno colapso del sistema de salud, y allí estuvimos tres meses. Pero cuando bajó la saturación, quisimos volver al Hospital el Carmen y no nos dejaron”, contó Becerra.

Los dos profesionales de la salud no tienen dudas de que se trata de un encono personal hacia ellos por parte de las autoridades de OSEP. Pero, y aunque intentan darle una y mil vueltas, ni siquiera encuentran algún indicio que les permita entender por qué los tienen sin trabajar hace dos años.

“En toda esta situación entendemos que hay algo personal en el medio. Que dos kinesiólogos hayan sido apartados en medio de una pandemia y, habiéndonos ofrecidos a volver o ser adscriptos a otro hospital, ni siquiera nos contesten deja en evidencia que es personal. No pertenecemos a ningún sindicato, en caso de que eso pueda llegar a molestar, no tenemos ninguna vinculación o militancia política. Nos han pagado durante dos años y han contratado a otros kinesiólogos, nos han mandado a lugares donde ni siquiera teníamos donde sentarnos. Y ya nos dijeron que al hospital no íbamos a volver. Se excusan diciendo que con la pandemia tuvieron que redistribuir cosas y funciones. Pero la realidad es que el jefe de kinesiología del Hospital El Carmen ha tomado la decisión de que no volvamos y, desde OSEP, están apañando esta medida”, coincidieron.

Los kinesiólogos Roberto Becerra y Sandra Bragagnolo llevabancasi 20 años trabajando en el Hospital El Carmen. pero en abril de 2020 los derivaron a tareas de auditoría y denuncian que no los dejan volver al centro asistencial.
Los kinesiólogos Roberto Becerra y Sandra Bragagnolo llevabancasi 20 años trabajando en el Hospital El Carmen. pero en abril de 2020 los derivaron a tareas de auditoría y denuncian que no los dejan volver al centro asistencial.

Ninguno de los dos involucrados en esta extraña situación termina de comprender el por qué. Insisten en que jamás tuvieron un problema con ningún compañero, ni tampoco reclamos de los pacientes vinculados a su profesionalismo. “En casi 20 años trabajando en El Carmen, he pasado por varios gestiones. Pero esta forma de proceder jamás la he visto. La persona que ha asumido como Jefe de Kinesiología, no sé si por celos profesionales o por qué, ya decidió que no vamos a volver. Hay un antecedente de hace unos dos años y fue una situación en que uno de los jefes de Rehabilitación actuó con abuso de autoridad y Roberto lo denunció. No sé si esto que estamos pasando ahora tendrá que ver con eso. Pero lo cierto es que llevamos dos años sin hacer nada”, sintetizó por su parte Bragagnolo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA