miércoles 20 de enero de 2021

Geraldine se ligó las trompas tras una cesárea y murió
Sociedad

Dio a luz en el hospital de Maipú, decidió ligarse las trompas pero murió: investigan qué ocurrió

Geraldine Alexandra Oro (26) falleció días después de tener a su bebé por cesárea. Investigan si le perforaron el intestino por negligencia médica.

Geraldine se ligó las trompas tras una cesárea y murió

La muerte de una joven madre en el hospital de Maipú indigna y conmociona ya que su familia asegura que falleció por negligencia médica. Geraldine Alexandra Oro tenía 26 años cuando fue a dar a luz a su hijo en el Hospital Regional Diego Paroissien. Luego de varias consultas y tras sufrir una complicación en su estado de salud fue traslada al Hospital Lagomaggiore donde finalmente murió.

Geraldine Alexandra Oro era madre un niño de 4 años y el miércoles 28 de octubre se dirigió al Hospital Paroissien de Maipú para dar a luz a su segundo hijo Álvaro. Luego del nacimiento del bebé, la joven decidió ligarse las trompas durante la cesárea. Sin embargo, Geraldine comenzó a sentir dolores desde la primera noche de la internación hasta que unos días después descubrieron que le habían perforado el intestino, aseguraron sus familiares.

La hermana de la joven, Fernanda Oro, la fue a cuidar por su operación y notó que la herida de la cirugía sangraba y le consultó a los enfermeros sobre la situación. “Me dijeron que tal vez había quedado un punto mal saturado”, recordó la familiar de la fallecida.

El jueves 29 de octubre, siempre siguiendo con el relato de la familia, a las 8 de la mañana, llegó personal médico a revisarla. Le informaron que era algo superficial que se iba a curar solo y que no iba a necesitar volver a cirugía. Pero “Yera”, así apodaban a la joven madre, estaba cada vez peor. “Comenzó a sentir dolores más fuertes y mandaron a su marido a comprar unas gotas para que calme el dolor”, contó a este diario Fernanda.

El día 30 de octubre Geraldine y su bebé fueron dados de alta. Horas más tarde, ese mismo día, su marido, Alejandro Chaile, decidió nuevamente llevar a su mujer al Hospital Paroissien ya que los dolores no paraban. Luego de una revisión médica, los profesionales volvieron a mandar a la joven a su hogar.

El sábado regresaron al hospital maipucino. “Mientras esperaba en una silla para ser atendida, se descompuso y tuvo un shock”, según la denuncia de la familia. Rápidamente, la trasladaron en ambulancia al Hospital Lagomaggiore. Entró directamente al quirófano. “El médico que la operó nos comunicó que a “Yera” le habían perforado el intestino haciendo una peritonitis y agravándose a una septicemia”, detalló Fernanda.

Geraldine pasó tres días en terapia intensiva, en coma inducido. Durante su internación fue sometida a tres cirugías, en la última le extrajeron el útero por la infección. El 4 de noviembre, una semana después del parto, Geraldine sufrió un paro cardíaco y murió.

Desde el Ministerio de Salud aseguraron que se abrió una investigación en el Hospital Lagomaggiore para que se determine cuales fueron las causas del deceso de la mujer. Una vez que se comunique el informe se trasladara el caso a la Justicia para, de ser necesario, se lleven a cabo las acciones correspondientes.

Repercusiones

La directora del hospital Paroissien, Fernanda Sabadin, informó que han iniciado una investigación para determinar la causa de la muerte de la joven. “Queremos saber si alguno de los intervinientes (personal médico) ha tenido algún tipo de responsabilidad, desde que la paciente ingresó en el hospital hasta que se derivó al Lagomaggiore”, dijo la funcionaria. Afirmó, además, que su objetivo es colaborar con la Justicia y brindarle apoyo a la familia de la víctima.

El pasado jueves, Geraldine hubiera cumplido 27 años y unas 50 personas encendieron velas en el Hospital de Maipú para reclamar justicia por la joven. Familiares, amigos y vecinos se manifestaron en las puertas del nosocomio con consignas de justicia y ni una muerte más. Fueron muchos quienes se dieron cita para seguir insistiendo por justicia.


Por las redes