Desde que se recuperó del cáncer Camila ayuda a chicos vulnerables de Mendoza y organiza una nueva campaña para Navidad

Camila Rayen Pacheco (19) ex reina de la Primavera de Mendoza, estuvo años en tratamiento por cáncer y ahora inició una campaña para Navidad.

Campaña navideña para el merendero Manos al cielo, de Junín.
Campaña navideña para el merendero Manos al cielo, de Junín.

“Todos los años me propongo honrar la vida, cada cumpleaños es un nuevo renacer, y eso se agradece”, exclama, en diálogo con Los Andes, Camila Rayen Pacheco, quien sufrió cáncer cuando era una niña y ahora se dedica a reunir juguetes y regalos para los niños.

En esta ocasión su esfuerzo tendrá como objetivo el merendero “Manos al cielo”, ubicado en el asentamiento Junín, en Las Heras, donde concurren aproximadamente 60 niños a retirar su ración de alimentos.

Camila Pacheco, Reina de la Primavera 2022.
Camila Pacheco, Reina de la Primavera 2022.

Cuando me preguntan qué deseo para las fechas especiales, como mi cumpleaños, la respuesta es poder compartir una tarde diferente con quienes están vulnerados por distintos motivos. En esta ocasión quiero ayudar al merendero donde un grupo de gente bonita los sábados les prepara con mucho esfuerzo y el amor más grande la merienda”, describe.

Para lograr el cometido, Camila junta jugos en cajitas, leche líquida, galletas, bizcochuelo, descartables.

“Confío que entre todos podemos hacer para ellos una tarde diferente”, dijo la joven, de 19 años, quien recibe donaciones hasta el 26 de este mes.

Su historia es de superación y resiliencia, ya que, una vez que sorteó varios años de internaciones y tratamientos muy cruentos, salió adelante y hoy busca mejorar la vida a las personas que sufrieron igual que ella.

“Hace un tiempo se me ocurrió la idea de devolver un poquito de tanto que recibí. Por eso comencé con distintas campañas y en especial creo que la Navidad es una fecha especial”, dijo Camila a Los Andes.

A sus 7 años un tumor en la pierna que se le formó en el fémur izquierdo fue todo un impacto en su vida.

A partir de allí, comenzó con una larga recuperación con tratamientos de quimioterapia, radioterapia y finalmente el trasplante del fémur afectado.

“Se me nubló mi vida con esta enfermedad. Durante ese año y meses, recibí mucho amor, compañía y contención de enfermería, médicos, psicólogos y todo el equipo”, expresó.

Estas acciones nobles que ha venido realizando se basa en campañas, como la que llevó a cabo para el Día del Niño, recaudando juguetes nuevos para poder entregarles a los niños internados un presente y levantarles el ánimo.

Lo cierto es que luego de eternos 5 años consiguió recuperarse de ese durísimo golpe, alcanzando uno de los logros más importantes de su vida. Camila comenzó a vivir intensamente y se involucró de manera directa en todo lo que tenía que ver con el cáncer. Fue parte de la planificación y el armado del reglamento de la ley de oncopediatría tanto a nivel provincial como a nivel nacional.

Luego se unió como voluntaria a la Asociación Traspasar, aunque hoy ya no forma parte de esa organización. De todos modos, reconoce que allí la ayudaron mucho y la contuvieron durante su proceso.

“Desde siempre y también en el futuro deseo acompañar a todos esos niños y sus familias para afrontar el cáncer infantil de la mejor manera”, dijo.

Esta campaña la inició los primeros días de diciembre, donde, por fortuna, se ha sumado mucha gente con su colaboración a través de dinero o la compra de un juguete.

Todo lo recaudado será entregado en dos etapas: el día 24 de diciembre (previo a Navidad y el día de su cumpleaños) y el 6 de enero, para el día de Reyes Magos.

Una virreina solidaria y comprometida

Camila, además de ser una persona con gran poder de superación, es virreina de la Primavera 2022 de Mendoza y ese título la visibilizó y ayudó a consolidar sus campañas que lleva a cabo sola y a pulmón.

En octubre, por ejemplo, puso manos a la obra con la difusión de la maratón solidaria nocturna “Movete por ellas”, en el parque Estación Benegas. La carrera fue a total beneficio de Fundavita, una ONG dedicada a apoyar de manera integral a pacientes oncológicos, así como a promover la investigación científica en la materia.

Camila vive en Las Heras y es estudiante de licenciatura en Prácticas del Lenguaje.

Ella sufrió la enfermedad y, por ende, estuvo en tratamiento durante varios años. Recién a los 15, apenas cuatro años atrás, fue dada de alta y por fin terminó con esa batalla dura y extensa que mantuvo en alerta a sus amigos y familiares.

Por eso recuerda perfectamente los largos períodos de quimioterapia en el hospital Notti y luego los rayos X para combatir una metástasis pulmonar. En el medio, recibió un injerto donde se reemplazó el hueso afectado.

El diagnóstico inicial de Camila fue sarcoma de Ewing, que suele afectar a los niños y adultos jóvenes. Generalmente comienza en las piernas, los huesos de la pelvis y los brazos con dolor de hueso, inflamación localizada y sensibilidad. El tratamiento incluye quimioterapia, cirugía y radioterapia.

“Fueron tiempos muy difíciles no sólo para mí, sino para toda la familia. Da lo mismo qué tipo de cáncer uno sufre, yo me decidí a ayudar, a apoyar a quienes sufren esta lucha. Ahora veo la vida desde otro punto de vista, valoro otras cosas”, reflexiona Camila en diálogo con Los Andes.

Si bien era muy pequeña, se decidió a no bajar los brazos. “Sentía muy de cerca el apoyo de familiares y amigos y era consciente de que tenía que luchar para salir adelante. Mucha gente queda en el camino y lo pude ver en carne propia”, evoca esta simpática ex reina de belleza.

“Conocí muchos amigos que estaban en la misma situación y durante años la lucha se prolonga con altibajos. Lo importante es no darse por vencido. Esta historia me tocó a mí y en cierto modo me ayudó a ser consciente y a valorar pequeñas cosas de la vida”, dijo, en una anterior nota con este medio.

Fue una activa referente en todo el proceso de la sanción de la Ley Oncopediátrica, que tiene por objetivo priorizar el abordaje integral y garantizar la equidad y accesibilidad a la atención a niños y adolescentes con cáncer desde un enfoque de derechos y en todas las fases de las enfermedades.

Cómo ayudar

Contacto: 2612566007 (Camila). En caso de realizar la donación por transferencia: CBU: 2850411140095473506078. Alias: CUBO.TRONCO.CESTA.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA