¿Desde cuándo y por qué existe el 29 de febrero?

En 2024 el año tiene 366 y esta curiosidad que sucede cada cuatro años tiene una historia muy particular que todos tienen que conocer.

Año bisiesto. Efemérides del 29 de febrero. (Imagen ilustrativa)
Año bisiesto. Efemérides del 29 de febrero. (Imagen ilustrativa)

El año 2024 trae consigo un fenómeno poco común: febrero cuenta con un día adicional, convirtiéndose en un año bisiesto.

Este evento, que ocurre aproximadamente cada cuatro años, es un recurso utilizado por el calendario gregoriano para sincronizar su ciclo con el ciclo solar, resultando en años de 366 días en lugar de los tradicionales 365.

Año bisiesto. Efemérides del 29 de febrero. (Imagen ilustrativa)
Año bisiesto. Efemérides del 29 de febrero. (Imagen ilustrativa)

Aunque este hecho es ampliamente conocido, los orígenes y objetivos detrás de esta fecha especial suelen ser un misterio para muchos.

El propósito fundamental del año bisiesto es alinear los calendarios con el ciclo natural de la Tierra alrededor del Sol, conocido como año solar.

Este ciclo tiene una duración aproximada de 365,2422 días, lo que presenta una dificultad para igualar en el calendario humano. Esta discrepancia temporal, que asciende a 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos, causa un desfase que se acentúa con el tiempo si no se corrige adecuadamente.

29 de febrero en año bisiesto (Foto:Web)
29 de febrero en año bisiesto (Foto:Web)

Las sociedades antiguas enfrentaron este desafío de manera más aguda. Los egipcios, en torno al año 3100 a.C., y otras culturas como las de China y Roma, emplearon calendarios lunares que resultaron en años de 354 días.

Esta discrepancia de 11 días generaba una distorsión en las estaciones y en la percepción del tiempo. No fue hasta el año 45 a.C., cuando Julio César, observando las irregularidades estacionales, solicitó a Sosígenes, un astrónomo alejandrino, diseñar un nuevo calendario.

La inspiración del calendario egipcio

Este calendario, inspirado en el egipcio, introdujo años de 365 días con un día adicional cada cuatro años, dando origen al año bisiesto.

El calendario juliano, así establecido, evolucionó con el tiempo hasta dar paso al calendario gregoriano, implementado en 1582 por el papa Gregorio XIII. Una de las modificaciones más significativas introducidas por este nuevo calendario fue trasladar el día adicional al 29 de febrero.

Curiosidades y anécdotas de quienes nacieron “fuera del tiempo”: ¿cómo es cumplir años el 29 de febrero? Foto: Canva
Curiosidades y anécdotas de quienes nacieron “fuera del tiempo”: ¿cómo es cumplir años el 29 de febrero? Foto: Canva

Para evitar desajustes temporales, se establecieron excepciones: los años múltiplos de 100 no son bisiestos, a menos que también sean múltiplos de 400. Esta meticulosa corrección temporal garantiza la continuidad y precisión del tiempo en el calendario gregoriano, un legado que perdura hasta nuestros días.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA