Descubrieron que una mujer se infiltró en Madres de Plaza de Mayo durante la dictadura

Una investigación peridística de Página12 reveló que una mujer de la Policía Federal se infiltró en la organización. Archivo.
Una investigación peridística de Página12 reveló que una mujer de la Policía Federal se infiltró en la organización. Archivo.

El caso es similar al accionar de Alfredo Astiz. Se hacía llamar ‘Isabelita’ y ocupó puestos importantes en Inteligancia durante la democracia.

Madres de Plaza de Mayo se mostraron sorprendidas por la revelación que hizo el diario Página12 sobre la identidad de una mujer que se infiltró en la organización durante la última dictadura cívico-militar.

Se trata de ‘Isabelita’, una persona que formaba parte del Cuerpo de Informaciones de la Policía Federal Argentina. Así fue que este jueves, durante la marcha que realizaron en Plaza de Mayo fue la propia Hebe de Bonafini quien aseguró que “Fue muy difícil pero las Madres nunca pensamos en dejar”.

Tiraron vivas al río a las tres mejores Madres porque se había infiltrado (Alfredo) Astiz, que era un capitán de la Marina, diciendo que tenía un hermano desaparecido. Ahora, hace poco, por medio de Página/12, nos enteramos que teníamos infiltrada a una mujer”, aseguró la referente de la organización de Derechos Humanos.

Según lo señaló dicho medio, la semana pasada el juez federal Ariel Lijo decidió reabrir la investigación para determinar si ‘Isabelita’ estuvo involucrada en los secuestros de la Iglesia de la Santa Cruz. Entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977 fueron secuestrados doce militantes de derechos humanos que allí se reunían –entre ellos las Madres Azucena Villaflor, Esther Careaga y Mary Ponce de Bianco y las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet– y llevados a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

“Cuando secuestraron a las Madres todas las familias dijeron: ‘Dejen, las van a matar a todas, no van a aparecer’. Fue una batalla con nuestras propias familias porque el miedo es una cárcel”, puntualizó Bonafini y agregó: “Pero nunca pensamos en dejar”.

Quién era ‘Isabelita’

Según lo detalló una investigación del diario Página12, una mujer realizó tareas de espionaje e infiltración en Madres de Plaza de Mayo tal y como lo llevó a cabo Alfredo Astiz.  Se trataba de una integrante del sombrío Cuerpo de Informaciones de la Policía Federal Argentina (PFA).

Se la conocía como “Isabelita” dentro de ese organismo de la PFA —su nombre real no puede difundirse por cuestiones judiciales-, que entró a la Escuela de Informaciones en marzo de 1969, poco después de cumplir los 21 años. Según el mismo medio, para entonces vivía con sus abuelos en un chalet de la zona oeste del conurbano.

Al Cuerpo de Informaciones llegó por recomendación de un jefe del Departamento de Informaciones Policiales Antidemocráticas (DIPA), un organismo que se disolvió en 1973 por decisión del gobierno peronista y cuyos integrantes pasaron a los departamentos de Inteligencia de la Superintendencia de Seguridad Federal (SSF). El jerarca —al que Isabelita presentaba como un tío— se reconvirtió con los años en personal civil de otro temible organismo: el Batallón de Inteligencia 601.

Durante los años de la dictadura, la mujer hizo carrera dentro del Cuerpo de Informaciones, en la División Central de Reunión, la Dirección General de Inteligencia, el Departamento de Asuntos Subversivos, el Departamento de Asuntos Gremiales y el Departamento de Situación. En julio de 1977 recibió una felicitación por su trabajo abnegado y en 1978 hizo un curso de especialización en inteligencia.

También aprovechó para estudiar Ciencias de la Educación en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e inició una pareja con un técnico electricista que revistaba como personal civil en otro servicio de inteligencia —el Batallón 601—.

Así lo informó ella a sus superiores en julio de 1982, siguiendo las reglas que rigen la vida de los integrantes del Cuerpo de Informaciones, relató Página12.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA