sábado 31 de julio de2021

Sociedad

Curas condenados por abusos en el Próvolo van a la Nación para que se anule la sentencia: las probabilidades

Curas condenados por abusos en el Próvolo van a la Nación para que se anule la sentencia: las probabilidades
Los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi quieren que se reviertan sus altas e históricas condenas a prisión de 45 y 42 años, respectivamente. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Los curas Corbacho y Corradi fueron condenados a 42 y 45 años de prisión, como autores de abusos sexuales a niños y niñas en el instituto Antonio Próvolo. La Corte mendocina confirmó esta condena, por lo que los religiosos van a la Corte de la Nación. Cuáles son las probables resoluciones.

El 25 de noviembre de 2019, en los tribunales mendocinos, se vivió una jornada histórica. Luego de tres años de instrucción y más de tres meses de debate, los sacerdotes Nicola Corradi (85) y Horacio Corbacho (60) fueron condenados a 42 y 45 años de prisión respectivamente; tras ser encontrados culpables de ser los autores de sistemáticos abusos sexuales y episodios de corrupción cometidos contra niños sordos y niñas sordas mientras se encontraban alojados en el instituto religioso Antonio Próvolo. En el mismo fallo fue condenado, además, el ex jardinero Armando Gómez; quien fue sentenciado a 18 años de prisión por los mismos delitos. Y, junto a Jorge Bordón (condenado a 10 años de prisión en 2018) son todos los condenados –hasta el momento- del terrible caso de abuso eclesiástico.

La defensora de los curas, Alicia Arlotta, presentó el recurso ante la Corte nacional.

Diez meses después, el 25 de septiembre del año pasado, la Suprema Corte de Mendoza confirmó la primera sentencia; validando todos y cada uno de los puntos de la sentencia. Esto porque, la abogada de los curas (la defensora oficial Alicia Arlotta) había apelado la sentencia condenatoria. E, incluso, algunos de los abogados querellantes (Sergio Salinas y Lucas Lecour, de la ONG Xumek) también la apelaron; más allá de que se había condenado a los imputados en una sentencia histórica. Concretamente, lo hicieron por uno de los hechos en particular que involucraba al octogenario Corradi y donde estaba imputado por violación (aunque no fue condenado por ese episodio en particular en la primera sentencia).

A revisarla una vez más

Ya agotada la primera de las instancias para apelar e intentar que se anule la alta e histórica condena contra los curas, la abogada de los religiosos ahora apeló a una nueva posibilidad para lograr esta revisión, la última: a la Corte Suprema de la Nación. Lo hizo por medio de un recurso extraordinario federal de queja donde, de acuerdo a su criterio, se explaya en los aspectos por los que considera que debería anularse la condena contra los curas.

Un tribunal penal colegiado y la Suprema Corte de Justicia de Mendoza ya fallaron en contra de los curas. Foto: José Gutierrez / Los Andes. Jose Gutierrez | Jose Gutierrez

En el escrito, firmado por Arlotta como representante de los sacerdotes, detalla una serie de irregularidades que –considera- se cometieron a lo largo del juicio. La abogada se refiere a que durante el juicio hubo “violación al derecho de defensa, al debido proceso y a la sana crítica racional” y que los condenados fueron enviados a la cárcel “sin pruebas de cargo condenatorias, sin valoración en favor del defendido y con testimonios contradictorios”.

Más allá de lo resonante del Caso Próvolo, el accionar de la abogada es el lógico y esperado ante cualquier sentencia que ya cuenta con dos fallos adversos (en este caso, el del tribunal penal colegiado que condenó a los sacerdotes en noviembre de 2019 y la ratificación de la Corte el septiembre del año pasado).

Las posibles resoluciones

El mecanismo activado por la abogada de los curas y de Gómez es conocido como Recurso extraordinario federal de queja, y es la tercera fase de revisión. La primera fue la del tribunal penal colegiado quien, tras encabezar el juicio y escuchar los alegatos de los abogados de las víctimas y de los acusados –aquí Arlotta planteó estas mismas observaciones-; falló en contra de los imputados.

El Caso Próvolo tuvo repercusión mundial por los múltiples abusos cometidos por dos curas y dos ex empleados.

Este primer fallo derivó en la apelación, la primera, por parte de los curas; quienes solicitaron que la Corte mendocina revise la sentencia. Fue la sala penal del tribunal supremo de la Justicia mendocina quien revisó este primer fallo y, lejos de hacer lugar a los reclamos de los condenados; ratificó el fallo por completo. Así las cosas, la defensora de los condenados recurrió a la tercera instancia, la última que le queda dentro del país; y lo hizo elevando el caso a la Corte nacional por medio del mencionado recurso.

Aquí las decisiones que puede tomar el órgano máximo de la Justicia argentina son tres. Por un lado, puede confirmar la sentencia de la Corte mendocina; lo que significaría un tercer fallo adverso en la causa para Corradi y Corbacho. También existe la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación anule la condena vigente al hacer lugar a las irregularidades que plantea Arlotta; mientras que una tercera posibilidad es que ordene que el juicio se celebre nuevamente.

En caso de que la Corte nacional confirme la condena provincial, a lo curas les quedaría una nueva instancia más: la Corte Interamericana.

Siguen detenidos

Mientras que Corbacho continúa purgando su condena en el pabellón 5 de la cárcel de Boulogne Sur Mer, en este mismo complejo penitenciario permanece Gómez-; Corradi, en tanto, con 85 años cumple su condena en la modalidad de prisión domiciliaria en una residencia para mayores y con pulsera electrónica.

Hoy podés ser parte de Los Andes y acceder a todos los beneficios

Convertite hoy en suscriptor de Los Andes y accedé a todas las noticias en forma ilimitada, contenido exclusivo, newsletter y podés comentar las notas. También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en más de 500 marcas.

Quiero ver las promociones vigentes