Vivir con esclerosis múltiple puede ser un desafío que necesita acompañamiento continuo

Este 18 de diciembre Argentina conmemoró el Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, con el objetivo de sensibilizar sobre la realidad de las personas afectadas por esta compleja enfermedad.

Argentina tiene moderada prevalencia de esclerosis múltiple en comparación con otros países del mundo. (Foto: Adobe Stock)
Argentina tiene moderada prevalencia de esclerosis múltiple en comparación con otros países del mundo. (Foto: Adobe Stock)

La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria, autoinmune y desmielinizante que afecta principalmente al sistema nervioso central, incluyendo el cerebro y la médula espinal. Cuando hablamos de desmielinizante, nos referimos a que genera lesión de la vaina de mielina que recubre y protege a las células nerviosas. Esto genera lentitud o bloqueo de la conexión normal entre el cerebro y el cuerpo.

Los síntomas que suelen manifestarse entre los 20 y 40 años, varían significativamente y dependen de la ubicación de las lesiones. “Esta enfermedad se encuentra entre las principales causantes de discapacidad en la población joven. En Argentina, la prevalencia oscila entre 23 y 48 casos por cada 100,000 habitantes, cifra moderada en comparación con otras regiones del mundo, como el norte de Europa, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda”, explica la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

Síntomas y formas de la enfermedad

Los síntomas de la EM son diversos e incluyen debilidad muscular, espasmos, hormigueo, sensibilidad al calor, alteraciones cognitivas, problemas visuales, dolor, incontinencia y dificultades en el habla o el equilibrio.

Existen distintas formas de esta enfermedad que se diferencian según la progresión de los síntomas.

  • Recurrente o remitente: significa que los síntomas aparecen y desaparecen.
  • Progresivo secundario: se refiere a los que comienzan como recurrente pero, en determinado momento los síntomas comienzan a empeorar.
  • Progresivo primario: en este caso los síntomas empeoran desde el inicio de la enfermedad, sin contar con períodos de remisión.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la EM no se basa en un método específico, sino en la combinación de la sospecha clínica y diversas pruebas que solicitará el médico tratante.

“Como en toda enfermedad, es de suma importancia el control de salud, y la consulta ante la aparición de síntomas”, detalla la profesional.

El tratamiento de esta enfermedad, depende del tipo de EM que el paciente presente. No es una enfermedad mortal en la mayoría de los casos, pero es progresiva y no siempre produce limitaciones graves en la calidad de vida. Desde el año 2023, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido medicamentos esenciales para el tratamiento de la EM, con el objetivo de retrasar o frenar su avance.

“En este Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, es fundamental hacer un llamado a la solidaridad y comprensión. Esta enfermedad no solo afecta a quienes la padecen, sino también a sus familias y comunidades. Promovamos la conciencia sobre esta enfermedad y brindemos el apoyo necesario para mejorar la calidad de vida de quienes conviven con la esclerosis múltiple”, concluye la Dra. El Haj.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA