Esclerosis Múltiple: la enfermedad que afecta a 30 de cada 100.000 argentinos

Cada 30 de mayo se celebra mundialmente el Día de la Esclerosis Múltiple, enfermedad autoinmune causada por la alteración dentro del sistema inmunológico. Esto se origina por consecuencia del daño en la mielina, la capa que protege las fibras del sistema nervioso central, es decir, al cerebro, médula espinal y los nervios ópticos.

La prevalencia estimada de esta patología crónica hoy en día, en la Argentina, es de 30 cada 100.000 habitantes. “A la mayoría de las personas se les diagnostica Esclerosis Múltiple entre los 20 y los 40 años, y es más habitual entre las mujeres. En cuanto a los niños y adultos mayores, esta enfermedad es muy poco frecuente, pero cabe remarcar que es una de las principales causas de discapacidad en los jóvenes”, explicó el neurólogo Andrés Barboza (MP 7286).

La causa de esta enfermedad tiene predisposición en la existencia de factores genéticos, además de la exposición a determinados factores ambientales que hacen que el sistema inmunológico no funcione correctamente. “Lo estudiado hasta el momento indica que la exposición al virus de Epstein-Barr aumenta significativamente el riesgo de presentar esclerosis múltiple en personas ya predispuestas”, enfatizó Barboza. Además, el neurólogo reconoció que existen otros factores como el consumo excesivo de sal, obesidad y déficit de vitamina D.

Los síntomas de la esclerosis múltiple son casi tan variados como las funciones que puede tener el sistema nervioso central, es por eso que se la denomina “la enfermedad de las mil caras”. Según el Dr. Barboza algunos de los signos a tener en cuenta son: disminución brusca de la visión en un ojo, inestabilidad para caminar, vértigo, falta de fuerza en los brazos y piernas, trastornos para orinar, hasta incluso fatiga y falta de concentración.

El neurólogo señaló que el diagnóstico precoz y el inicio de tratamiento son claves para esta enfermedad: “Como bien sabemos, el tiempo es cerebro: mientras menos tiempo se demore en empezar un tratamiento, mejor se va a preservar el tejido cerebral sano y funcionante”.

En este sentido, es importante remarcar que la esclerosis múltiple no tiene cura. “Sin embargo, en la actualidad, los tratamientos inyectables, orales y/o anticuerpos monoclonales ayudan a cambiar el curso de la enfermedad y, a su vez, controlar los síntomas” resaltó el Dr. Andrés Barboza.

En relación a esto, cabe destacar que existen medicamentos que se utilizan para prevenir las recaídas y retrasar el empeoramiento de la discapacidad, disminuyendo la acción de las células inmunes que pueden causar daño a los nervios.

Para finalizar, esta fecha sirve para difundir acerca de esta enfermedad neurológica autoinmune, crónica y degenerativa que afecta a más de 2 millones de personas en todo el mundo.

Asesoró: Laboratorio Varifarma

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA