sábado 23 de enero de 2021

Salud

Nueva campaña para promover un mejor manejo, control y tratamiento del asma

Un tercio de los argentinos con asma utiliza broncodilatadores de acción corta como único tratamiento para su enfermedad sin abordar adecuadamente la inflamación, exponiendo a los pacientes a ataques de asma más frecuentes e intensos.

  • Redacción LA
  • martes, 10 de noviembre de 2020

Durante décadas, el tratamiento del asma ha implicado dos tipos diferentes de inhaladores: un inhalador “controlador” que contiene un medicamento anti-inflamatorio, y un inhalador de “alivio de los síntomas”, que contiene un SABA (broncodilatador de acción corta). A nivel mundial, los pacientes con asma con frecuencia subutilizan la terapia de mantenimiento anti-inflamatorio y, en cambio, confían en exceso en la terapia de alivio de SABA ya que proporciona un alivio rápido y transitorio. La Argentina no es la excepción.

El vínculo entre el uso excesivo de broncodilatadores SABA y un mayor riesgo de ataques de asma ha llevado recientemente a recomendaciones actualizadas de la Iniciativa Global para el Asma (GINA) que busca evitar el patrón de dependencia de SABA. GINA ya no recomienda al SABA como la terapia de alivio preferida. En su lugar, actualmente recomienda el rescate anti-inflamatorio (con corticosteroides inhalados de dosis baja asociados a un broncodilatador de acción rápida), basándose en la naturaleza inflamatoria y variable de la enfermedad. Estas recomendaciones globales actualizadas representan el cambio más significativo en el manejo del asma en más de 30 años.

Dadas las actualizaciones recientes de las recomendaciones globales para el manejo del asma respaldadas por la opinión de los principales expertos a nivel mundial, desde el programa integral Asma Zero -que reúne a asociaciones médicas, profesionales de la salud y al laboratorio AstraZeneca- se lanzó la campaña de salud pública “Medí tu Dependencia”, para informar y concientizar a los pacientes, profesionales de la salud y decisores de política de salud sobre los peligros potenciales de la dependencia excesiva de SABA.

La campaña proporciona una herramienta digital basada en evidencia, el Test de Dependencia del rescatador, para evaluar el uso y el nivel de dependencia de un paciente en su inhalador SABA. El cuestionario de cinco ítems es una adaptación del Cuestionario de Riesgo SABA validado. Es la primera herramienta de este tipo y tiene como objetivo concientizar y ayudar a los pacientes a realizar consultas con los profesionales de la salud sobre cómo controlar mejor su asma.

En el contexto de la pandemia de Covid-19, los pacientes con asma son más conscientes y cuidadosos con su enfermedad, requieren información y contención. Sin embargo, tienen algunas limitaciones para visitar a los profesionales de la salud. A través de Medí tu Dependencia encontrarán asistencia para poder autoevaluar su riesgo de exacerbaciones. Asimismo, desde Medí tu Dependencia se ofrecen recursos educativos elaborados y respaldados por médicos especialistas para informar, acompañar y contener a los pacientes asmáticos con la información que necesitan.

Para obtener más información sobre la campaña y para realizar el test de dependencia: https://www.asmazero.com.ar/

Asma en Argentina

El asma es una enfermedad inflamatoria y crónica del aparato respiratorio que afecta la calidad de vida de los pacientes, incluso con riesgo de vida, ya que ocasiona hasta 400 muertes al año en Argentina que podrían ser evitadas con diagnóstico, control y tratamiento adecuados.

Afecta a personas de ambos sexos, se puede manifestar desde la niñez y alcanza a alrededor de 4 millones de personas (el 10% de la población) de nuestro país. De esa cifra, el 50% ignora que padece asma, no cuenta con un diagnóstico y, por lo tanto, carece de control médico y tratamiento1. De los 2 millones de personas que sí están diagnosticadas y bajo tratamiento1, el 70% aproximadamente no cuenta con plan de acción, lo que aumenta hasta 4 veces las probabilidades de ser internado por asma. Y un tercio dependen excesivamente de sus broncodilatadores de acción corta (rescatadores SABA, con uso de 3 o más aerosoles al año) en todas las severidades del asma, una realidad cuyas consecuencias comienzan a conocerse: riesgo de duplicar exacerbaciones severas y mortalidad (inclusive en el asma leve), así como un mayor uso de recursos de atención en salud.

Asesoró: AstraZeneca