Cosas que es necesario saber sobre el asma y su vínculo con el coronavirus

El asma no es necesariamente una patología propia de la infancia; puede manifestarse en cualquier momento de la vida, incluso en la tercera edad.
El asma no es necesariamente una patología propia de la infancia; puede manifestarse en cualquier momento de la vida, incluso en la tercera edad.

El Dr. Gabriel García, Jefe del Servicio de Neumonología del Hospital Rossi, de la Ciudad de La Plata, despeja en esta nota las dudas más frecuentes y derriba mitos en torno de esta enfermedad, que afecta a 350 millones de personas en todo el mundo.

Aunque el asma es una enfermedad generalizada (más de 350 millones de personas la padecen en todo el mundo), aún sigue existiendo cierto desconocimiento sobre sus orígenes, los tratamientos posibles y el tipo de vida al que se puede aspirar. Todavía hay personas que creen que se trata de una patología infecciosa o propia “de la infancia”, que los pacientes con asma tienen prohibida cualquier actividad física o que solo es posible controlarla con altas dosis de corticoides…

Por esto, aprovechando el reciente Día Mundial del Asma, el pasado 4 de mayo, la OMS y la Iniciativa Global por el Asma (GINA, por sus siglas en inglés) se propusieron aportar información fidedigna a la comunidad para desterrar las ideas erróneas sobre el asma. Aquí vamos…

  1. El asma es una enfermedad de la infancia”: No hay nada más alejado de la realidad. El asma puede ser una enfermedad de toda la vida y aparecer en la infancia, en la adolescencia, en la vida adulta o en la tercera edad.
  2. “Es una patología de origen infeccioso”: Falso. El origen del asma es un asunto especialmente relevante: hoy se sabe que un número importante de casos de asma y, particularmente, de los cuadros más severos, son originados por un proceso inflamatorio conocido como “inflamación de tipo 2”, relacionado con una respuesta exagerada del sistema inmunológico, que hace que se sobreexpresen determinadas proteínas en el organismo. Más allá de que pueda sonar muy técnico, es crítico descifrar el origen del asma en cada paciente, qué es lo que desencadenó en su caso la enfermedad, porque ello permite tomar mejores decisiones terapéuticas.
  3. “Solo se puede controlar con dosis altas de corticoides”. Falso también. Hoy contamos con alternativas terapéuticas que permiten disminuir el uso de corticoides manteniendo el control del asma. Un mejor entendimiento del tipo de asma de cada persona es clave para personalizar su abordaje.
  4. “Quien padece asma tiene prohibida la actividad física”: Esto tampoco es cierto. Según la Iniciativa Global contra el Asma (organismo internacional colaborador de la OMS), con un buen control del asma, cualquier persona puede realizar actividad física, inclusive de alta competencia y a nivel profesional. Hacer ejercicio no solo no está contraindicado, sino que puede formar parte del tratamiento.
  5. “Las personas con asma desarrollan cuadros más graves de Covid-19”. A partir de la evidencia científica internacional hasta el momento, tener asma, si está bien controlado, no incrementa el riesgo de infección por COVID-19 ni de desarrollar cuadros severos. La evidencia muestra que no ha habido en 2020 más exacerbaciones que en años anteriores.

Varias investigaciones han demostrado que es de gran ayuda llevar un diario donde se registren todos los episodios de exacerbaciones y su severidad: es una herramienta útil para que la persona conozca cómo se manifiesta en su organismo el asma.

Las principales metas del tratamiento del asma incluyen reducir la frecuencia y gravedad de los episodios, disminuir los síntomas y el uso de corticoesteroides orales y mejorar la función pulmonar.

Para el éxito terapéutico es vital que la persona con asma cuente con un médico de cabecera que trate la enfermedad y, por supuesto, que cumpla con las indicaciones consensuadas con el especialista en el consultorio, tanto en términos del uso de la medicación, como de estilo de vida. •

* Médico especialista en Neumonología - Jefe del Servicio de Neumonología del Hospital Rossi, La Plata. gabrielgarcia.cepir@gmail.com Contenido exclusivo de revista Rumbos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA