La importancia de poner en marcha las medidas de prevención contra el Aedes aegypti para evitar brotes de dengue

Durante el 2023, Argentina alcanzó el pico máximo de casos de dengue de la historia, así como el mayor número de muertes producidos por esta enfermedad. El pasado 26 de agosto se recordó el Día Internacional contra el Dengue.

Así luce el insecto.
Así luce el insecto.

En los últimos años, el dengue ha mostrado una creciente tendencia en el número de casos en Latinoamérica y particularmente en Argentina, que en la primera parte de este 2023 atravesó la peor epidemia de su historia.

Desde el comienzo de la temporada 2023, se registraron 128.511 casos positivos en 18 de las 24 jurisdicciones que conforman el país, un número que podría escalar hacia casi los 300.000 debido a que muchos son asintomáticos y, si bien estamos en pleno invierno, la notificación de pacientes confirmados parece no terminar.

Los casos de dengue, al igual que la propagación del Aedes Aegypti, pueden incrementar de manera repentina y en pocas semanas podemos pasar de unos pocos casos a miles de ellos. Si bien es una enfermedad que tiene una letalidad muy baja, y mayoritariamente no requiere atención médica, cuando se tienen cientos o miles de casos, esa pequeña proporción que sí la requiere es suficiente para saturar el sistema de salud.

Cuando uno mira como son las curvas de incidencia, en un momento, se puede ver que prácticamente el 50% de los casos confirmados se da en dos o tres semanas. Es decir, que en dos o tres semanas los sistemas de salud tienen que absorber la respuesta a esa cantidad brutal de pacientes en determinados momentos en algunas localidades. Y, probablemente, sea ese uno de los daños principales”, aseguró el doctor Tomás Orduna, Ex jefe del Servicio de Medicina Tropical y Medicina del Viajero en Hospital de Infecciosas F. J. Muñiz y miembro del Comité Científico de la Fundación Mundo Sano.

Hoy en día, existen estudios que muestran modelos de prevención para que podamos estar preparados a lo largo del año. De acuerdo con las temperaturas mínimas y máximas, uno puede estimar cuánto tiempo se puede prolongar la presencia del mosquito y tomar las medidas que sean necesarias. Y, con la aprobación de la vacuna el pasado abril, se agrega una nueva herramienta para una gestión integral para la prevención del dengue. Si bien el Aedes aegypties un mosquito doméstico, se encuentra tanto en el interior de las viviendas, como en sus alrededores.

Existe una gran cantidad de sitios que el mosquito aprovecha para depositar los huevos: los recipientes y objetos que pueden contener agua, al menos por una semana, se constituyen como los principales criaderos de este mosquito vector. “La vacuna es una herramienta más. Tenemos que sumarla a las acciones que hemos utilizado para intentar obtener mejores resultados. Estaría mal relajarnos con una vacuna que no tiene un 100% de protección. Las vacunas vienen para ser un instrumento más para prevenir los casos y los brotes de dengue”, finalizó Orduna. Por eso, es importante que la comunidad adopte medidas apropiadas para el manejo preventivo de estos potenciales criaderos y reducir el impacto del dengue y las demás enfermedades transmitidas por este mosquito.

La prevención empieza en nuestras casas

Las tareas de limpieza y mantenimiento en los patios y fondos de las viviendas son fundamentales. Es importante eliminar los objetos que se encuentran en desuso, para evitar que acumulen agua; vaciar y limpiar las paredes de los platos que se encuentran bajo las macetas; cambiar el agua de los bebederos de los animales y floreros; y limpiar las canaletas y cajas sanitarias de los patios y lavaderos. Y, en el caso de contar con depósitos de agua, se recomienda limpiar periódicamente sus paredes internas con una esponja con lavandina y taparlos para evitar que los mosquitos depositen sus huevos.

Por otro lado, al momento de exponerse al aire libre, se recomienda que las personas tomen precauciones durante las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, ya que son los momentos de mayor actividad del mosquito. Mientras que, para el resto del día, una forma de prevenir las picaduras es utilizando siempre ropa clara que cubra brazos y piernas, y repelentes, que tienen que ser renovados cada cuatro horas. También se recomienda instalar mosquiteros en puertas y ventanas y colocar espirales o tabletas insecticidas para el cuidado del interior de las viviendas.

Podés ver el capítulo completo en Spotify https://spoti.fi/47Ky0HA o desde YouTube https://bit.ly/3E8mIQ3

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA