Drástico descenso del dengue en Mendoza: desde el 15 de mayo no se notifican nuevos casos

Habrá que esperar dos semanas más para determinar si terminó el brote que se presentó esta temporada. Se mantendrá una estricta vigilancia en la que deberán confirmarse por laboratorio todos los casos sospechosos y se fortalecerán estrategias para disminuir riesgos de aumento de la circulación.

Drástico descenso del dengue en Mendoza: desde el 15 de mayo no se notifican nuevos casos

Tal cual se anticipaba, el dengue cede en Mendoza. La llegada de las bajas temperaturas atenúa la circulación del vector y, por ende, del virus. Tal es así que en los últimos 20 días no se han reportado nuevos casos al Ministerio de Salud de la provincia.

La curva de notificaciones muestra un marcado descenso desde el 13 de abril, luego del pico registrado entre el 17 de marzo y esa fecha, lo que corresponde al periodo entre las semanas epidemiológicas 12 a 15. De continuar este escenario, podría darse por concluido el brote, aseguró a Los Andes la directora de Epidemiología de la provincia, Andrea Falaschi, en una temporada que transcurre de agosto a agosto y que este año fue la que tuvo más notificaciones en décadas. Es que se transita un brote en toda la región que ha impactado fuerte en Argentina, incluso en zonas que antes no tenían casos, como Mendoza.

El último caso confirmado por laboratorio lo tenemos el 12 de mayo, y el último confirmado por criterio clínico-epidemiológico lo tenemos el 15 de mayo. De ahí en adelante empezamos a investigar todo por laboratorio y no hemos tenido más casos positivos”, explicó la funcionaria.

Efectivamente la estrategia determinada por la cartera es que todo caso sospechoso se confirme por laboratorio para tener certezas sobre la circulación del virus.

Tendríamos que esperar cuatro semanas, porque el periodo de incubación de la enfermedad son 14 días, o sea, dos periodos de incubación para declarar que el primer brote está concluido en Mendoza. Y ahí empieza el periodo interbrote”, agregó.

Respecto del periodo interbrote destacó que es importante mantener la vigilancia activa para detectar cuándo empieza a circular nuevamente el virus.

 Argentina quedó segunda en la región en cuanto a cantidad de notificaciones y defunciones por dengue en 2024
Argentina quedó segunda en la región en cuanto a cantidad de notificaciones y defunciones por dengue en 2024

Es que si bien se trata de una enfermedad que suele tener circulación mayormente en la temporada estival, el año pasado en varias zonas del país, se mantuvo la circulación, aunque en menor medida durante el invierno. Se trata de una época en la que por las bajas temperaturas el mosquito aedes aegypti reduce su actividad pero teniendo en cuenta el escenario, se espera reforzar toda estrategia que implique una buena vigilancia y la prevención de cara al próximo repunte. Es que las larvas pertenecientes a algún mosquito con el virus permanecerán hasta la próxima primavera y estarán infectadas, lo que colabora con la diseminación y un nuevo repunte.

Respecto de lo que podría suceder en el invierno, Falaschi consideró: “Nosotros como no somos una provincia con enfermedad endémica, tenemos brote interepidémico, esperamos tener este periodo interbrote, no como ha pasado en otros lugares del país donde han tenido circulación durante todo el año. Nosotros por las condiciones climáticas y por las condiciones de la enfermedad y por ser la primera temporada en el cual hay circulación viral activa en la provincia, esperamos un comportamiento como una zona con periodos interbrotes”.

Situación local

Según datos de Epidemiología, en el actual período 23-24, hasta el 18 de mayo, que corresponde a la SE20/2024, se reportaron 8.395 casos, con 4.672 casos confirmados, la mayoría del tipo Den-2.

Desde la semana 15 empieza un drástico y marcado descenso para terminar en un amesetamiento. En el período 23/24, se han internado por esta patología 716 pacientes (351 confirmados). Al 18 de mayo, es decir la semana 20, se registran cuatro casos fallecidos por la enfermedad en Mendoza mientras que la tasa de letalidad en la provincia es de 0,087%.

El área expresa que al 15 de mayo hay un claro descenso de los casos notificados y confirmados en todo el territorio. Por este motivo, recomienda estudiar por laboratorio a todos los casos sospechosos y también advierte que se debe estar atento dado que la situación es dinámica y por lo cual mantendrán información actualizada.

El pico fue la semana 13 (del 24 al 30 de marzo) cuando hubo 1.565 casos notificados y 621 confirmados. En tanto, la semana 15 hubo 1.402 notificados y 1.017 confirmados. Guaymallén, Las Heras, Capital y Godoy Cruz fueron los departamentos con más notificaciones.

Entre el miércoles 20 de marzo y el 13 de abril, los casos de dengue en Mendoza se incrementaron 300%. En ese lapso de tres semanas y media (24 días) los casos notificados en lo que iba de la temporada, que se inició en agosto, pasaron de 1.536 a 6.404. Esto implica que en ese período se notificaron 4.868 casos más (+316.93%). Se trata de la totalidad de las notificaciones aunque el Ministerio de Salud informó que 325 fueron descartados o invalidados.

En alerta

El asunto es que si bien en la región los casos vienen en descenso, en Centroamérica ocurre lo contrario lo que impide relajarse. Es que el movimiento de personas podría implicar trasladar el virus. Justamente la Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una alerta al respecto para convocar a los gobiernos a sostener la vigilancia y las acciones.

“Los casos de dengue registrados hasta la semana epidemiológica (SE) 19 de 2024 en la Región de las Américas está superando al registro histórico de casos notificados, principalmente en la subregión del Cono Sur. Si bien en las últimas semanas epidemiológicas se ha registrado un descenso de casos de dengue en las subregiones del Cono Sur y la Andina; las subregiones del Istmo Centroamericano y México, y la subregión del Caribe, están ingresando al periodo de mayor circulación del dengue, pudiéndose aumentar de forma significativa el registro de casos en la Región durante el segundo semestre de 2024″, advirtió.

Andrea Falaschi, directora de Epidemiología de Mendoza.
Andrea Falaschi, directora de Epidemiología de Mendoza.

A modo de balance detalló que en la Región de las Américas, desde la SE 1 hasta la SE 19 del 2024, se reportaron 8.140.210 casos sospechosos de dengue, representando un aumento del 226% con relación al mismo periodo del 2023 y un incremento de 416% con respecto al promedio de los últimos cinco años. Del total de casos reportados, 7.983 corresponden a dengue grave, representando aproximadamente el 0,1% de los casos notificados.

Además, Argentina quedó segunda en la región en cuanto a cantidad de notificaciones y defunciones por esta causa en 2024. De acuerdo a los datos de la OPS hasta la semana 19 (del 5 al 11 de mayo), los países de la Región de las Américas con mayor número de notificaciones de dengue hasta y que concentran el 98% de los casos son: Brasil con 6.803.727 (83%) casos, Argentina con 475.743 (6,0%) y Paraguay con 266.816 (3.3%). Para el mismo periodo, los países de la Región que concentran el 98% de las defunciones notificadas son: Brasil con 2.897 defunciones (79,4%) y Argentina con 325 (9,0%).

En este marco, Falschi explicó que los movimientos migratorios son parte de la dinámica de las infecciones de este tipo de transmisión vectorial. “Viene mucha gente enferma, entonces, por eso es importante también en el periodo de interbrote tener una vigilancia más activa sobre los viajeros y un mayor grado de sospecha (...) si detectamos que hay movimientos migratorios de un lugar de donde las personas pueden venir infectadas, el antecedente de viaje vuelve a ser muy importante para ser recabado durante la sospecha, por eso las definiciones de los casos se van sensibilizando con estas cosas epidemiológicas”, señaló.

Tal cual tanto se ha anticipado, se sostendrán en este periodo las estrategias preventivas a nivel territorial, en lo cual mucho también tiene que ver el compromiso de la comunidad para reducir los criaderos.

En ese sentido, la profesional destacó que se mantendrá la vigilancia activa de casos con determinación por laboratorio. Las acciones territoriales apuntan al control vectorial y se sostienen: los casos sospechosos se abordan y se hace el bloqueo, además se busca la situación entomológica de la vivienda del paciente y de las viviendas aledañas. Además, se coordina con los municipios para mantener el saneamiento ambiental con acciones como descacharrado, poda de los árboles y desmalezado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA