Video: la cuidadora de un cementerio ‘filmó’ el fantasma de un bebé

Una cuidadora de un cementerio asegura haber visto el fantasma de un bebé. Clarín.
Una cuidadora de un cementerio asegura haber visto el fantasma de un bebé. Clarín.

La trabajadora asegura que se aparece con frecuencia en el lugar y compartió imágenes en TikTok para confirmar su experiencia.

Cada comunidad, pueblo o ciudad tiene sus leyendas, mitos y fenómenos inexplicables’, que son parte de relatos compartidos y constituyen la identidad de dichas sociedades. Recientemente se viralizó el caso de un presunto espectro que se aparece a cuidadores y visitantes en el cementerio de Ezpeleta, Buenos Aires.

Son varios los testimonios que afirman haber visto el fantasma de un bebé deambular por la zona: “No lo vi yo sola, lo vieron varias personas”, afirmó Angélica, cuidadora del cementerio ubicado en el municipio de Quilmes.

Ella fue quien aportó ‘pruebas’ al compartir en TikTok el video de la supuesta aparición que alcanzó a filmar cuando se encontraba en el lugar: “Hay una estatua de un ángel, y se va moviendo, pero no la movemos nosotros. Ese angelito se mueve por sí solo”, afirmó la mujer.

“Nunca se puede definir bien porque es una imagen distorsionada”, detalló la cuidadora a la vez que en ocasiones algunas partes de su cuerpo pueden verse con más nitidez.

“A veces se ve un poco mejor y te confunde. Y muchos me preguntan qué ropa tiene, pero no tiene ropa”, agregó la mujer, quien da por hecho que la mayoría de los empleados del cementerio de Ezpeleta presenció al menos una vez a este “Ángel”.

“No tiene una zona en sí, puede aparecer en cualquier lugar. Por ahí vas caminando y pasás por al lado de una nichera con vidrio, y se refleja caminando al lado tuyo”, acotó Angélica.

La historia del fantasma

En un intento de rastrear los orígenes del espectro, los trabajadores del cementerio afirman que todo se originó tras la muerte de un bebé hace casi 100 años. “Creo que fue en una guerrilla en Quilmes, y la criatura terminó ahí. Pero su tumba no está más, la levantaron hace rato”, detalló Angélica.

Sus padres, según afirman los cuidadores, fallecieron por la misma razón y fueron enterrados en el mismo cementerio: “Parece que el bebé todavía no se encuentra en la tierra de los muertos y casi siempre aparece en el mismo lugar, en una nichera donde, aparentemente, están sus padres”.

“Es un almita que ya vive ahí, no molesta a nadie, sale a jugar y después desaparece. Es un compañero para todos”, cerró la mujer.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA