La nueva vida de Matías Alé: lejos de los medios y dedicado al rubro gastronómico

El actor se instaló en Villa Carlos Paz y dio un cambio total a su actividad laboral.

La nueva vida de Matías Alé: lejos de los medios y dedicado al rubro gastronómico

Matías Alé fue una de las personas más mediáticas del espectáculo: sus idas y vueltas amorosas ocupaban los títulos de los sitios de noticias y él no tenía problema en declararle su amor a una pareja o pelearse frente a cámara. Sin embargo, tras el brote psicótico que tuvo hace siete años, el actor bajó su perfil y aunque aparece esporádicamente en televisión, ya no se expone como antes.

El ex de Graciela Alfano fue invitado al ciclo PH, Podemos Hablar, y allí habló sobre su presente y sorprendió al contar que tiene un restaurante en Villa Carlos Paz. “Me puse un local de sushi, está en frente del Lago San Roque. Lo puse con Ariel Blanco, Tati, Maxi y toda una gente linda que está esperando que yo vaya para hacer el lanzamiento. Empezamos a hacer delivery y va muy bien. Así que estoy muy contento”, sorprendió.

El actor se instaló en Carlos Paz
El actor se instaló en Carlos Paz

Se trata de una cadena de sushi que tiene varias sucursales en todo Córdoba y él, junto conun grupo de socios, están a cargo de la que está en la plaza teatral.

Lo cierto es que hace un tiempo, en Intrusos adelantaron sobre el deseo de Alé. “Tenía reparos primero, pero se va a instalar de manera definitiva en Córdoba. Dijo que siempre tenía ganas de quedarse en Carlos Paz, poner un café, tener un programa de radio y, cuando sea la temporada, estar para alguna obra”, explicaron en ese momento.

Los cordobeses me hacen sentir como que todo sigue tal cual estaba en mi última temporada aquí en la ciudad. Hace cinco o seis años de la última vez que vine y parece que no pasó el tiempo por la forma en que me hace sentir la gente. Estoy súper agradecido a esas muestras de cariño y es una ciudad en la que pienso que me voy a venir un tiempito a vivir”,contó Matías a Diario Alfil, de Córdoba en el verano.

Este sábado, Matías se mostró triste con el recuerdo de su padre, quien falleció cuando él tenía 19 años. “Mi viejo se me fue hace muchos años, allá por el ‘97. No me vio haciendo lo que hago. En ese momento la que tomó la posta fue mi vieja, que se la bancó solita. Se murió en el cementerio jugando un partido de fútbol. Nosotros jugábamos todos los lunes con mi hermano, porque había un campito que estaba destinado ahí para jugar”, contó.

El día que falleció el papá de Matías Alé

En la época en que falleció el papá de Matías Alé, sus padres se habían separado hacía poco y a él y a su hermano Elías les tocaba irse de vacaciones con su papá. Por la mañana, Matías llevó a su madre a Ezeiza, porque se iba a pasar unos días sola a Brasil, y al volver recibió un llamado de su padre para invitarlo a jugar el partido, pero se negó. “Tengo la casa sola, vos no estás, mamá tampoco, y mañana nos vamos 15 días de vacaciones. Dejame que haga un asado con mis amigos, si total mañana nos vemos”, le había dicho para convencerlo.

Matías Alé junto a su madre.
Matías Alé junto a su madre.

Mientras compartía el asado en la noche previa a salir de viaje, se le acercó un amigo de su padre con la noticia que nunca pensó que iba a escuchar. “Tu papá tuvo una descompensación y lo están llevando a una clínica”, le dijeron. “Y se me murió ahí, porque el servicio médico no le alcanzó para el infarto que él tuvo. Salieron los médicos tipo película para decirme: ‘No pudimos hacer nada’. Además tenía 44 años mi viejo; yo 19, mi hermano 15, imagináte lo que era eso

En ese momento tuvo que llamar a su mamá y contarle. Desde ese entonces, según su relato, ella se transformó en su “sendero y lucero”: “Fue la persona que me ayudó a salir de toda mi enfermedad”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA