Cecilia Bolocco cayó de nuevo en replicar un chiste obsceno de un seguidor: su graciosa reacción

La exesposa de Carlos Menem causó gracia con su vivo de Instagram
La exesposa de Carlos Menem causó gracia con su vivo de Instagram

La diseñadora de moda grababa un vivo para Instagram cuando reprodujo el nombre chistoso de un usuario. Ya le había pasado lo mismo el año pasado.

Cecilia Bolocco, durante un vivo de Instagram, estaba hablando de un tema serio sobre la Fundación Care y cayó en una broma obscena de uno de sus seguidores, con una graciosa reacción.

Bolocco en su cuenta de Instagram tiene un millón de seguidores, en donde ayer estaba haciendo un live para hablar sobre la Fundación Care, que ella preside y que se dedica a la lucha contra el cáncer.

Uno de los usuarios conectados le jugó una mala pasada. Ella agradecía los saludos de la gente y, en voz alta, leyó: “Hola, te mando saludos. Ana Lisa Melano”.

Apenas lo dijo, se dio cuenta de la broma en la que la habían hecho caer. “¡Ayyyyy tontaaaa! ¡Caí de nuevo! Estaba hablando de cosas importantes. ¿Quién fue?”, dijo entre risas.

“Volví a caer, ¿podés creer? Qué tonta leyendo la cuestión. Es que no era el nombre de la persona, sino que era el mensaje. Me lo puso así, taca, taca, taca y yo lo leí”, admitió.

En el mismo vivo, Cecilia contó que está atravesando el covid y por eso no pudo estar presente físicamente en el seminario.

“Lo he pasado tan mal...no se lo imaginan, y eso que tengo cuatro vacunas. Pero ya me estoy sintiendo mejor. Tenía 39 de fiebre, la cabeza se me iba a explotar, me empecé como a ahogar”, explicó.

Cecilia Bolocco ya había caído en chistes obscenos

No es la primera vez que Cecilia cae en este tipo de bromas. A mediados de 2021, a la exmodelo le ocurrió una situación similar en una trasmisión de Instagram.

Cecilia Bolocco
Cecilia Bolocco

“Saludos desde Lomas Turbas…”, leyó el saludo. Y su hijo Máximo fue quien le advirtió. “Yo no sé dónde queda Lomas Turbas”, había expresado, sin todavía darse cuenta.

El adolescente comenzó a gritarle desde atrás de cámara, y se pudo observar cómo Máximo se tomaba la cara y se reía. “Ay, mamá. Es lo masturbas”, le dijo. “¡Ay, qué estúpida soy!”, cerró ella.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA