Un Presidente que necesita sumar, pero sólo resta

Asamblea Legislativa en el Congreso de la Nación
Alberto Fernández Cristina Kirchner
Cámara de Diputados
Foto Federico Lopez Claro
Asamblea Legislativa en el Congreso de la Nación Alberto Fernández Cristina Kirchner Cámara de Diputados Foto Federico Lopez Claro

Alberto Fernández no convenció con su discurso a la tropa propia ni a la oposición. Cornejo sentenció la puja en pleno recinto con un pragmatismo despiadado: “No tenés los votos, Alberto”.

Máximo no fue, Cristina dijo “ni” con la cara y una parte de la oposición cuyo apoyo hace mucha falta se levantó del recinto. Peores datos para un Presidente que necesita un consenso amplio para terminar de cerrar la angustiante novela del FMI no se consiguen.

Alberto Fernández, en el medio de este drama, trató de lucir calmo y controlado en el Congreso. Ensayó su estrategia: le habló más que nada al que ni siquiera se dignó a asistir a la asamblea legislativa a escucharlo y trató de convencer al resto de que levantar el muerto del fondo no será tan difícil.

No le salió casi nada. Arrancó con recriminaciones poco directas a la oposición y un diagnóstico sobrado de optimismo sobre la coyuntura económica, en la pospandemia. Nada que no se pudiera esperar.

Pero quemó las naves hacia la mitad del discurso, cuando volvió a insistir con la judicialización de la deuda de Mauricio Macri. Entonces, todo se complicó de repente.

Tenga o no la verdad en sus alegatos sobre la fuga de capitales y el estado del país que dejó su predecesor, no se entendió la estrategia, en el marco de las necesidades reales de este presidente débil políticamente.

El kirchnerismo nunca ha dejado de mirarlo de costado en medio de la gran pulseada por el aumento de las tarifas que producirá el acuerdo. Y el polémico portazo del PRO en plena sesión acaba de dificultar más la búsqueda de votos afuera del círculo estricto y crítico que manejan la Vicepresidenta y su hijo.

En este escenario, la sentencia en contra de Alberto salió de boca de uno de los políticos más pragmáticos, Alfredo Cornejo, quien en medio de la sesión hizo su juego con una afirmación despiadada. “Alberto, no tenés los votos”, gritó el mendocino para la cámara.

Aún si se pudiera creer que no habrá que atravesar ningún trance y que saldremos del pozo sin tarifazos, ni reformas previsionales, ni casi ningún otro mal para los argentinos, como dice Fernández; si fuera cierto incluso que toda la maldad está en la otra vereda política; con todo esto y más, seducir a propios y extraños igual seguirá siendo lo que más necesita.

Sencillamente, no tiene los votos el Presidente, y hoy nadie puede decir que sumó algún poroto.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA