Un diputado propone instalar mingitorios “secos” para ahorrar agua

Legislatura Provincial trató pedido de informe de policías en las escuelas en paros docentes.

La Cámara de Diputados elevó un pedido de informe sobre la presencia policial en los establecimientos educativos en las jornadas de paros y reclamos salariales de los docentes.
Diputados José María Videla y Josefina Canale
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Legislatura Provincial trató pedido de informe de policías en las escuelas en paros docentes. La Cámara de Diputados elevó un pedido de informe sobre la presencia policial en los establecimientos educativos en las jornadas de paros y reclamos salariales de los docentes. Diputados José María Videla y Josefina Canale Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

La iniciativa presentada por José María Videla Sáenz (Partido Renovador Federal) dice que se podría evitar el consumo de 150.000 litros al año por unidad. Los artefactos cuestan entre 170.000 y 220.000 pesos.

Un diputado provincial presentó un proyecto de ley que propone el reemplazo de todos los urinarios comunes de los edificios públicos y privados por artefactos de tipo “seco”, con el objetivo de atender el problema de la escasez hídrica. Según sostuvo el autor, José María Videla Sáenz (Partido Renovador Federal), con esta medida, de acuerdo con los datos de los fabricantes, se podrían ahorrar hasta 150.000 litros de agua al año por unidad.

Un mingitorio seco o ecológico tiene una función similar a la de un mingitorio tradicional, con la diferencia de que no se utiliza agua para desechar los restos de orina. Su costo arranca de los 110.000 pesos, aportó Videla Sáenz.

El ahorro también depende del modelo de mingitorio con agua que reemplace, ya que los más antiguos descargan líquido luego de un lapso de tiempo, mientas que los más nuevos lo hacen cuando el usuario presiona el botón de descarga. Por eso puede variar la cantidad de líquido, partiendo de los 70 mil litros anuales, aproximadamente, indicó Videla.

Los mingitorios tradicionales o “por arrastre” gastan entre 4 y 12 litros de agua por tirada. Esa cantidad disminuye a cero con los ecológicos, que tienen otros beneficios adicionales.

Por ejemplo, reducen las emisiones de CO2, porque no producen depósitos de calcio y salitre, los cuales son generados por el uso del agua en el arrastre.

Otras virtudes destacadas por los que fomentan el uso del mingitorio seco es que son completamente libres de olores, se adaptan a los desagües existentes y llevan un cartucho que recién se cambia cada 7.000 usos.

CONTRASTES CON EL BID

El legislador conoció los mingitorios secos en Estados Unidos, durante una visita a la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington. “Ahí los vi y me pareció importante que el Estado provincial empiece a ahorrar y exigir este tipo de baños, que van a ayudar”, expresó.

Desde entonces presta atención a los baños públicos y ha detectado, por ejemplo, que los del anexo legislativo donde se están desarrollando las reuniones de comisiones para discutir el Presupuesto 2023 pierden agua.

No tiene una cifra de cuántos baños con agua hay en Mendoza, pero indica que “en el edificio en el que estoy yo solamente hay 12, si se cambian se puede ahorrar mucho”, expresó.

“La situación del uso del agua subsume de alguna forma lo económico, porque por más que se logren los acuerdos necesarios para aumentar la matriz productiva provincial y puedan obtenerse inversiones, creando nuevos puestos de trabajo, nada de esto tendrá viabilidad si no se enfrenta el problema de la falta de agua”, plantea el proyecto de Videla Sáenz, quien además considera que la compra de mingitorios secos representaría “una inversión acertada de alto impacto social”.

En sus artículos, además del reemplazo de los urinarios en las dependencias mencionadas, el diputado aliado de la coalición Cambia Mendoza propone que se modifique “cualquier normativa vigente establecida en el Código de Construcción de Mendoza en lo que a este tipo de obra se refiera”. Dicha ley debería instrumentarse a través del ministerio de Hacienda y Finanzas, con el correspondiente llamado a licitación.

A su vez, establece que en forma paralela se realice un programa de concientización sobre la importancia y beneficios del uso de este tipo de sanitarios, dirigido al público en general. “Es razonable pensar y buscar de manera práctica ahorrar agua en el uso cotidiano. Las obras grandes servirían de poco si no se comienza por los pequeños detalles”, destacó Videla en su proyecto.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA