martes 26 de enero de 2021

Preocupación en la CGT por el proyecto del Gobierno que retocaría obras sociales sindicales (Fernando De la Orden)
Política

Tras la amenaza de Cristina Fernández, la CGT llama fortalecer el sistema de obras sociales

Después de la reunión convocada hoy en la sede de UPCN, los dirigentes cegetistas difundieron un comunicado que defiende a una de las partes principales del sistema de salud argentino.

Preocupación en la CGT por el proyecto del Gobierno que retocaría obras sociales sindicales (Fernando De la Orden)

Las declaraciones de Cristina Fernández de Kirchner para reformular el sistema de salud e impulsar uno “integrado” en el que confluya “lo público, lo privado y las obras sociales”, generaron preocupación en la CGT. Los dirigentes cegetistas se reunieron este lunes en la sede de UPCN y debatieron al respecto por más de dos horas. El resultado fue un comunicado que reivindica la administración gremial durante la pandemia e invita a “consolidar y fortalecer” a las obras sociales para adecuarlas a “los actuales y futuros desafíos”.

Frente al proyecto del Gobierno que retocaría el formato actual de las obras sociales sindicales, la CGT aseguró en este documento que la pandemia demostró “la solidez y el nivel de cobertura de uno de los sistemas de salud más solidarios del mundo y también la necesidad de dotarlo de suficientes fondos para garantizar la salud del conjunto”.

La convocatoria de la mesa chica del sindicato en el mes de enero, surgió por una serie de hechos y dichos que alertaron a la CGT. Por un lado, las declaraciones de CFK a reformular el sistema de salud y luego el rechazo del Gobierno nacional al aumento de las prepagas. Otro tema que trascendió fue el posible regreso de Liliana Korenfeld a la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), quien es de extrema confianza de la vicepresidenta.

El sistema nacional de obras sociales continuó brindando cobertura integral de salud a millones de trabajadores y a su grupo familiar a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, sin límites de cobertura ni costos adicionales asegurando el acceso en tiempo y forma a todo lo necesario para hacer frente a la contingencia y adaptando rápidamente sus estructuras para dar respuestas eficientes”, sostuvo la CGT luego de la reunión en la que participaron Andrés Rodríguez (UPCN), Héctor Daer (Sanidad), Gerardo Martínez (UOCRA), Antonio Caló (UOM) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), entre otros referentes sindicales.

Otro de los puntos a destacar fueron los costos durante la pandemia y la baja de los ingresos por la caída del poder adquisitivo de los salarios en los últimos años. Al respecto, en el comunicado explicaron que los egresos “crecieron en forma desproporcionada” lo cual afectó directamente a los precios de los medicamentos, prácticas médicas, estudios y técnicas de diagnóstico. “Como nunca antes en nuestra historia la salud fue el foco principal de atención y la necesidad de ampliar el financiamiento genuino que garantice una atención adecuada fue por demás evidente”, expresaron.

“Los derechos inalienables como la salud deben ser defendidos sin banderías políticas para que cada ciudadano y ciudadana pueda seguir accediendo en tiempo y forma a un sistema que es modelo en el mundo”, sostuvieron en el final del texto.

Opiniones dispares en otros sindicatos

En declaraciones a El Destape Radio, el secretario general del Sindicato de Canillitas, Omar Plaini, opinó que los dirigentes gremiales “tienen que estar dispuestos a discutir una nueva propuesta sanitaria”. También defendió el rol “solidario” de las obras sociales sindicales y valoró la propuesta de la vicepresidenta para debatir “un nuevo esquema sanitario en el país”.

“Yo estuve en el Estadio Único (de La Plata) cuando Cristina (Fernández de Kirchner) dijo que teníamos que ir a un sistema integrado de salud y creo que el sindicalismo tiene que estar dispuesto a discutir a futuro la propuesta sanitaria de Cristina”, sostuvo Plaini.

Sin embargo, el titular de la UOM, Antonio Caló manifestó su desacuerdo con la propuesta esbozada por la vicepresidenta. Al respecto, aseguró que no están enfrentados al Gobierno nacional y que avalan la figura de Alberto Fernández.

“Yo estoy de acuerdo con el presidente, las opiniones son distintas. El que manda, el que tiene el bastón de mando es el presidente y yo lo avalo; la señora vicepresidenta, (a la) que le tengo el mayor de los respetos, tendrá que hacer la función legislativa”, sostuvo Caló.

Caló, al ser consultado sobre el posible regreso de Liliana Korenfeld a la Superintendencia de Servicios de Salud, dijo que ya habían trabajado con ella y no era algo que les inquietara. “A mi no me preocupa quien esté, sino que funcione la Superintendencia”, concluyó el dirigente.

Desde la puerta de la UOM, Caló añadió: “Desde 1970 las obras sociales están manejadas por los gremios y hemos dado muestras. Damos salud a 17 millones de habitantes”, expresó y exhortó al Gobierno nacional a trabajar sobre el “desfinanciamiento” que hay con las obras sociales.