Tras consultas con “la mesa chica”, el Presidente anuncia este domingo el reemplazante de Guzmán

El ahora ex ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente Alberto Fernández. Archivo
El ahora ex ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente Alberto Fernández. Archivo

Además, se habla de una reestructuración en todo el Gabinete. Mañana será un día de fuertes anuncios.

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, renunció este sábado en medio de una crisis que disparó los tipos de cambio paralelos y la inflación, tras meses de críticas de parte de la vicepresidenta Cristina Kirchner y sus allegados.

Guzmán presentó su renuncia con una larga carta al presidente Alberto Fernández, publicada en su cuenta de Twitter, en la cual enumera los desafíos y logros de su gestión sin enunciar los motivos de su dimisión.

Tras el portazo que terminó por blanquear una profunda crisis política y una gran grieta entre el Presidente y su vice. El desafío de Alberto Fernández ahora es intentar parar la sangría que afecta su liderazgo con un Ministro de Economía que inyecte confianza y solidez.

Según fuentes cercanas al Presidente, Fernández comunicó que mañana definirá al sucesor de Martín Guzmán.

El Presidente armó una rápida reunión de emergencia con su mesa chica: el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el canciller Santiago Cafiero; y la portavoz Gabriela Cerrutti y sumó, vía chat, la opinión del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, según pudo confirmar La Nación.

Las primeras versiones indicaban que Massa estaba también en Olivos, pero esto fue rápidamente desmentido por sus colaboradores. El presidente de la Cámara de Diputados fue a ver un partido de Tigre y luego se instaló en su casa.

La crisis política además parece ir más allá del ministerio de Economía y se habla de una reestructuración en todo el Gabinete. El Jefe de Gabinete, Juan Manzur, hombre de confianza de Cristina Kirchner es uno de los que dejaría su puesto.

El ministro que más duró con Cristina Kirchner

De 39 años y considerado un brillante alumno del Nobel de Economía Joseph Stiglitz, en sus dos años y medio de gestión Guzmán logró renogociar una deuda de 66.000 millones de dólares con bonistas extranjeros y también la de 44.500 millones con el Fondo Monetario Internacional. Pero esos logros -que evitaron la caída de Argentina en default- no fueron necesarios para devolver la confianza a una economía que registra una inflación anualizada del 60%, de las más altas del mundo, y que pese a un estricto control de cambios no consigue estabilizar sus reservas internacionales ni el precio del dólar.

Martín Guzmán resistió. Todo lo que pudo. Hasta convertirse en el ministro de Economía que más duro en un gobierno en el que Cristina Kirchner ocupó el Poder Ejecutivo. Llevaba, hasta este sábado cuando presentó su renuncia, 935 días al frente de la cartera.

“La hora necesita que quien usted disponga de mí las riendas del Ministerio que hasta hoy tuve el honor de conducir”, dijo Guzmán en su carta al presidente.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA