Se abrió la grieta en la Corte Suprema tras la creación de una Secretaría Penal: duras acusaciones

Rosatti, Maqueda y Rosenkrantz votaron unidos y argumentaron la necesidad de “garantizar la buena administración de justicia”. Por su parte, Lorenzetti, votó en contra y lazó duras críticas.

Jueces de la corte suprema. - Foto Federico Lopez Claro
Jueces de la corte suprema. - Foto Federico Lopez Claro

La Corte Suprema de Justicia decidió crear por mayoría una nueva Secretaría Penal Especial con los votos del presidente Horacio Rosatti, el vicepresidente Carlos Rosenkrantz y el ministro Juan Carlos Maqueda, con el objetivo de “mejorar la eficiencia en la tramitación de causas penales”. Sin embargo, no hubo unanimidad y tuvo la disidencia del cuarto miembro, el ministro Ricardo Lorenzetti, quien lanzó duras críticas a sus pares.

El argumento para crear una nueva dependencia apunta a descongestionar la Secretaría Judicial N° 3, luego de haberse visto incrementada de manera considerable en la cantidad de expedientes penales en los últimos años, según indicó Noticias Argentinas.

“Es deber de este Tribunal, como cabeza de uno de los Poderes del Estado, garantizar la buena administración de justicia y adoptar las medidas necesarias para satisfacer eficientemente los crecientes planteos de los justiciables”, reza la resolución.

Para qué sirve la Secretaría Penal Especial

La nueva Secretaría Penal Especial se encargará de tramitar las causas de competencia penal que hasta ahora manejaba la Secretaría Judicial N° 3. Las mismas incluyen juicios de lesa humanidad, competencia originaria, recursos por retardo o denegatoria de justicia y habeas corpus.

Además, dicha Secretaría gestionará las contiendas de competencia en causas penales que tramitaban en la Secretaría de Relaciones de Consumo.

El personal de esta nueva secretaría estará compuesto por empleados de la Secretaría Judicial N° 3 y también por posibles refuerzos futuros según las necesidades.

Lorenzetti en desacuerdo

Por su parte, el ministro Ricardo Lorenzetti expresó su disidencia respecto a esta decisión de la Corte y argumentó que, las recientes medidas tomadas no responden a necesidades reales sino a intereses internos de poder.

Lorenzetti sostuvo que “la invocación de principios de buena administración o gestión, no logran iluminar la oscuridad de los intereses que inspiran una serie de decisiones de los últimos tiempos en materia de superintendencia de esta Corte Suprema”.

Además, el magistrado también criticó la creación de nuevas oficinas y designaciones sin concurso, debido a que para él estas prácticas contrarían las expectativas de austeridad que la sociedad argentina demanda.

“En todos los casos se designa personal con cargos de funcionarios, sin concurso, en base a la amistad o el parentesco y contrariando las expectativas de austeridad que la sociedad argentina exige”, afirmó el miembro de la Corte.

Según publicó Noticias Argentinas, en los tribunales atendieron los cuestionamientos del ministro Ricardo Lorenzetti y recordaron en off the record que “durante la presidencia del juez Lorenzetti se efectuaron diversas reorganizaciones de las secretarías de la Corte. En el ámbito judicial, se crearon las Secretaría de Juicios Ambientales (Acordada nº 8/15) y de Relaciones de Consumo (Acordada nº 36/15, a las cuales se les asignaron la tramitación de las causas sobre tales temáticas que antes tramitaban en otras Secretarías”.

Además, argumentó que la acumulación de casos en la Corte se debe a la falta de gestión en los acuerdos de ministros, y no se solucionará con la designación de nuevos funcionarios. “La redacción de sentencias es una función de los jueces, y si no se llevan al acuerdo y no se buscan los consensos necesarios, se producen estas crisis”, explicó Lorenzetti.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA