lunes 21 de junio de2021

Rodríguez Larreta cargó contra Alberto Fernández y va a la Corte contra la suspensión de las clases presenciales
Rodríguez Larreta. Foto / Clarín
Política

Rodríguez Larreta cargó contra Alberto Fernández y va a la Corte contra la suspensión de las clases presenciales

“El gobierno nacional está tomando medidas restrictivas porque no cumplió con el plan de vacunación”, dijo el Jefe de Gobierno.

Rodríguez Larreta cargó contra Alberto Fernández y va a la Corte contra la suspensión de las clases presenciales
Rodríguez Larreta. Foto / Clarín

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, manifestó duras críticas este jueves contra el presidente Alberto Fernández, aseguró que “el gobierno nacional está tomando medidas restrictivas porque no cumplió con el plan de vacunación” y adelantó que reclamará ante la Corte Suprema contra la suspensión de las clases presenciales.

“El gobierno nacional está tomando medidas restrictivas porque no cumplió con el plan de vacunación y la cantidad de vacunas que se comprometió a fin del año pasado. Y ahora que no pueden cumplir, decidieron cambiar la estrategia”, advirtió el mandatario porteño.

Rodríguez Larreta realizó esas declaraciones al encabezar una conferencia de prensa para cuestionar la decisión del presidente Fernández de suspender las clases presenciales y endurecer las restricciones a la circulación en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Al respecto, el referente del PRO consideró que es “inexplicable” el anuncio que realizó en la víspera Alberto Fernández porque, advirtió,  “esta situación no se resuelve con medidas sorpresivas e intempestivas”.

Incluso, el mandatario porteño alertó que así se “rompió esa forma de trabajo” que el gobierno porteño mantuvo con la Nación para coordinar acciones contra el coronavirus.

“Esta situación tan difícil no se resuelve tomando decisiones sorpresivas e intempestivas, sino fortaleciendo el sistema de salud”, lamentó.

Seguido, agregó que la situación tampoco se resuelve “con decisiones sorpresivas e inconsultas, sino fortaleciendo todo el sistema de testeo” y “teniendo un plan de vacunación rápido y transparente, donde se vacune rigurosamente según el orden de riesgo que tenga cada uno, sin privilegios”.

Y luego de rechazar las suspensión de las clases, remarcó: “Mi convicción es que los chicos de la Ciudad el lunes tienen que estar en las aulas y vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para lograr que así sea”.

“En este contexto epidemiológico, la decisión de ayer del gobierno nacional es totalmente inadecuada. Porque además venimos haciendo un gran esfuerzo todas las familias, los docentes, toda la comunidad educativa, los expertos y habíamos llegado al consenso de que lo último que había que cerrar eran las escuelas”, planteó.

Recordó que horas antes del anuncio del Presidente, los integrantes del Consejo Federal de Educación ratificaron esa convicción ante la presencia del ministro de Educación Nicolás Trotta. “No sé qué cambió en tan pocas horas. Porque además no hay razones sanitarias que lo justifiquen”, cuestionó.

“Tenemos tres o cuatro días para retomar el diálogo que el gobierno nacional cortó. Por eso le pido al Presidente si nos podemos reunir hoy mismo, esta tarde, para, siempre en base a la evidencia y con la opinión que hemos escuchado de todo el mundo hagamos todo lo posible para garantizar que el lunes los chicos estén en las aulas”, pidió.

Paralelamente, dijo que el gobierno porteño presentará un “amparo ante la Corte Suprema de Justicia para que se trate de manera urgente”. “Tengo la responsabilidad de hacer todo lo que tenga a mi alcance por garantizar las clases de los chicos y nosotros no hacemos con esto una especulación política”, aclaró.

Rodríguez Larreta remarcó que así buscará que se revea la decisión del Presidente de suspender la presencialidad en las escuelas, a partir del próximo lunes y hasta el próximo 30 de abril. Por lo pronto, la medida se aplicará solamente en el Área Metropotalitana de Buenos Aires (AMBA) que volvió a convertirse en la zona más crítica ante el impacto de la segunda ola del coronavirus.