Política en Off: transfuguismo involuntario, el atentado del monopatín y el funcionario hinchado de orgullo

Lo que se dice y lo que no, lo que se habla y lo que no. Y todo lo que pasa en el detrás de escena de la política mendocina.

Transfuguismo involuntario de legisladores

El salto de un partido a otro, conocido como transfuguismo, es una práctica recurrente en la política argentina. Al revisar diarios o registros oficiales antiguos uno se puede llevar más de una sorpresa sobre los posicionamientos de dirigentes que siguen en actividad y que vistos con el prisma de la coyuntura actual parecerían surgidos de la literatura fantástica.

No obstante, al observar el “Listado Histórico” sobre los senadores provinciales publicado en la página web de la Legislatura de Mendoza (https://www.legislaturamendoza.gov.ar/senadores/senadores-listado-historico/), la sorpresa pasa a un desconcierto ya que en el período 2001-2010 varios dirigentes tienen asignada una pertenencia partidaria que nunca existió, al parecer, producto de una equivocación en la carga.

Es así que históricos dirigentes peronistas como Rubén Montemayor (ex intendente de Godoy Cruz entre 1991 y 1999 por el PJ), Rodolfo Lafalla y Oscar Demuru figuran como integrantes del bloque Demócrata. En tanto, otra justicialista como Patricia Fadel aparece consignada en el bloque de la Alianza.

Por otro lado, radicales como Ernesto Sanz y Alfredo Cornejo también están inscriptos en las filas demócratas. Mientras que “gansos” como Marcos Niven y Oscar Sagás se hallan bajo el sello del Partido Justicialista en estos registros. También Elio Parés, hermano de Néstor (actual titular del Tribunal de Cuentas) aparece cambiado: lo consignan como demócrata, cuando es radical.

Este desfasaje en los datos oficiales generó un error en esta sección en la edición del pasado 23 de agosto de 2021 del Diario Los Andes. Allí se consignó que el actual precandidato a senador nacional por Dignidad Popular, Emilio Martínez, había sido senador provincial por el Partido Demócrata (PD), algo que nunca fue así, siendo que el ex legislador nunca formó parte de las filas de ese espacio.

El atentado del monopatín

José Luis Ramón es conocido en Mendoza no solamente por su participación política, sino también por su histrionismo tanto a la hora de hacer política, como también de sus maneras de impactar en los medios. Uno de sus principales gustos es llegar a los lugares con diferentes movilidades. Lo hizo en la Legislatura con la conocida “Ramocleta” y también en Casa Rosada con su monopatín eléctrico (que también se lo escondieron los peronistas a modo de chiste en una reunión de cierre de listas).

Esta semana su monopatín le jugó una mala pasada, ya que se accidentó mientras se dirigía a un medio de comunicación. Ramón contó que se resbaló, se cayó y producto del impacto se cortó el tendón de Aquiles. “Soy un pendeviejo y la llevo bastante bien, pero nunca pensé que me iba a pasar esto. Fue que anduve con zapatos de suela”, se lamentó Ramón, quien debió ser intervenido quirúrgicamente.

El accidente provocó que tenga que estar por lo menos 40 días con yeso, pero destacó que de ninguna manera afectará a su campaña. “Empecé con muletas y silla de ruedas. Un soldado no abandona nunca”, finalizó.

Preguntas molestas a Guzmán

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, llegó el último viernes a Mendoza para participar activamente de la campaña del Frente de Todos hacia las elecciones PASO del Frente de Todos. En una de las variadas actividades que llevó adelante durante su visita, el funcionario brindó una conferencia de prensa para medios mendocinos, en donde se vivió un incómodo momento.

Sobre el final de la escueta conferencia, que se limitó a 5 preguntas, una asesora del ministro se acercó a los periodistas presentes y solicitó que se cambiara el eje de las consultas. La integrante de la comitiva proveniente de Buenos Aires pidió que las preguntas fueran más generales.

El insólito planteo evidenció un clara molestia de la colaboradora de Guzmán con los interrogantes realizados. La incomodidad se generó cuando se le preguntó al ministro sobre los rumores que deslizan una eventual salida suya del gabinete de Alberto Fernández a fin de año.

El titular de la cartera de Economía se limitó a responder que “son preguntas que no tienen asidero, gracias”. Instantes después de eso llegó la impulsiva sugerencia de la asesora, por lo que la última de las consignas estuvo dirigida a la precandidata a senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, quien junto al postulante a diputado Adolfo Bermejo, acompañaban a Guzmán.

El orgulloso Marcelo

El viernes hubo un encuentro del Foro Federal de Consejos de la Magistratura y Jurados de Enjuiciamiento de la República Argentina. La cita fue en la Ciudad de Córdoba, en el coqueto Museo Evita-Palacio Ferreyra.

En general, los representantes de cada provincia en ese foro son presidentes de los tribunales superiores de justicia de cada jurisdicción. En el caso de Mendoza, como el titular de la Suprema Corte Dalmiro Garay, no es parte del Consejo de la Magistratura de Mendoza, el representante es el subsecretario de Justicia Marcelo D’Agostino.

En el encuentro participaron de manera presencial representantes de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, San Luis, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Tucumán. En tanto, se conectaron a través de la plataforma Zoom participantes de las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Formosa, Jujuy, Río Negro, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

Como se dijo, el funcionario, participó de manera presencial de las deliberaciones. Hubo una de esas deliberaciones que le hicieron tocar el cielo con las manos. Es que hubo elección de autoridades del Foro Federal de Consejos de la Magistratura y D’Agostino quedó vicepresidente primero; la titular de ese organismo es también presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba María Marta Cáceres de Bollati; y la vicepresidenta segunda es la ministra de la Corte Suprema de Tucumán, Eleonora Rodríguez Campos.

D’Agostino es subsecretario de Justicia de dos gobiernos radicales (Alfredo Cornejo y Rodolfo Suárez). Ahora sumó un galardoncito más, que le comunicó a todos los allegados como si hubiera hecho un gol en la final del mundial.

La bondad postpandemia

En la entrevista a Adolfo Bermejo, publicada en la edición domingo de diario Los Andes, hubo detalles que quedaron fuera, como comentarios que en general se hacen en momentos relajados. Durante uno de esos momentos, el senador provincial y precandidato a diputado nacional del Frente de Todos, se quejaba amargamente de la candidatura del gobernador Rodolfo Suárez a senador nacional suplente por Cambia Mendoza.

“Me parece innecesario que Suárez vaya de candidato. Igual podía salir en la foto. Lo han hecho ellos antes y lo hemos hechos nosotros”, decía Bermejo, señalando que si el oficialismo mendocino quería “plesbicitar la gestión” del Gobernador, podían ponerlo en las imágenes de la campaña.

Pero, a renglón siguiente, vino la aclaración acerca de la actitud de su espacio frente a la candidatura: “Fijate no hicimos ninguna impugnación. Nada”. Alguien podría decir que salir a pelearse por la candidatura de Suárez es una contradicción al slogan de campaña del Frente de Todos, “buenos acuerdos”: no queda bien ensañarse con el Gobernador cuando ya lo hace otra fuerza política, Vamos Mendocinos, dónde revistan los enojados demócratas, quienes dieron un furibundo portazo al salir de Cambia Mendoza.

“Parecen Heidi”, le respondió el periodista de Los Andes. Bermejo retrucó sonriendo: “Nos estamos volviendo buenos. La pandemia nos pegó por ese lado”.

Los mareos de Mario

La que pasó fue una semana un poco difícil para el vicegobernador Mario Abed. En medio de las actividades de campaña, Abed tuvo algunos mareos y pérdida de estabilidad. Al parecer, padeció un problema en un oído.

El diagnóstico fue “vértigo periférico” y el vice tuvo que hacerse estudios en el hospital de San Martín (Perrupato) y el Central.

Sin embargo, desde el comando de campaña aclararon que no hubo internación, apenas unas horas de reposo, y que los primeros estudios que le hicieron salieron bien.

Eso no le impidió hacer algunas actividades, como las que tuvo el sábado en Santa Rosa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA