Fondo Anticíclico: el Gobierno mendocino busca la fórmula para recuperar el ahorro perdido

El gobierno busca generar un fondo anticíclico nuevamente
Foto:  Jose Gutierrez / Los Andes
El gobierno busca generar un fondo anticíclico nuevamente Foto: Jose Gutierrez / Los Andes

Fue creado por la ley de Responsabilidad Fiscal en 2004. La Provincia debía tener en el colchón al menos una nómina salarial y el monto máximo era 2% del Producto Bruto Geográfico. En su época de esplendor llegó a tener apenas 0,5% del PBG. Hoy prácticamente no existe.

Poco se habla del Fondo Anticíclico, una disposición olvidada de la ley 7314 de Responsabilidad Fiscal, sancionada en 2004. En el artículo 10 de esa norma se establecía que desde 2005, había que empezar a armar un colchón de fondos para poder enfrentar “los cambios en el ciclo económico u otras circunstancias que tiendan a provocar desequilibrios en las finanzas provinciales”. Es decir, un ahorro para enfrentar las épocas de vacas flacas.

Según el artículo 11 de esa ley, el Fondo Anticíclico debían contar “con una integración mínima equivalente a una nómina salarial”. Pero en pocos años ese ahorro dejó de existir y también se dejó de juntar la plata.

Ahora el Gobierno de Rodolfo Suárez estudia una modificación de la ley de Responsabilidad Fiscal, para volver a juntar el ahorro. “Lo que está no sirve. La prueba está en que en los últimos 15 presupuestos no se ha constituido el fondo. Es mucho mejor tener parámetros razonables y cumplibles, a tener parámetros que no se pueden cumplir y estar eximiendo a la Provincia del cumplimiento”, explica el ministro de Hacienda y Finanzas Víctor Fayad.

La propuesta que se está barajando en Hacienda es constituirlo ahorrando el equivalente a una masa salarial mensual cada año. Sin embargo hay dudas. El principal problema para poner el moño al paquete es saber cuánta plata anual destinar a la constitución del Fondo Anticíclico y cómo juntarla. Es que con el nivel inflacionario que vive la Argentina, es difícil saber cuánta de la recaudación es realmente plata excedente respecto del gasto.

Historia del colchón perdido

El artículo 10 de la 7314, dice que también que el Fondo Anticíclico “se constituirá con un mínimo del cincuenta por ciento (50%) del excedente de recursos corrientes” respecto de los ingresos previstos en el Presupuesto anual. En el artículo 12 se indica que hay que juntar plata “hasta alcanzar el dos por ciento (2%) del Producto Bruto Geográfico (PBG)”. Cuando se llega a ese umbral máximo, el 50% de excedente de recaudación, “serán aplicados a la cancelación de deuda pública consolidada y/o a inversión en obra pública”.

En mayo de 2020, Los Andes informaba que en 2007, Julio Cobos dejaba un colchón. Hubo debate acerca de si dejó dos nóminas salariales o poco menos de una nómina, pero el ahorro efectivo fue de entre 150 y 165 millones de pesos.

Ya en el presupuesto 2008, el primero de Celso Jaque, ese colchón empezó a perder relleno. Además, se dejó de inyectar recursos al fondo, por sucesivas excepciones a la Ley de Responsabilidad Fiscal, votadas en cada presupuesto anual. En aquella publicación de Los Andes, de hace dos años, el ex ministro de Hacienda Adrián Cerroni, decía: “desde 2009 no se aportó más dinero al Fondo Anticíclico... El quiebre se produjo ahí porque el acceso al mercado de crédito era carísimo. Entonces se echó mano al fondo. La recaudación no crecía y los gastos sí. Incluso con la gripe A el Gobierno pagó hasta salarios privados de hoteles y restaurantes”.

Según el Ministerio de Hacienda, el Fondo Anticíclico llegó a tener 0,5% del PBG en 2007, que hoy equivalen a unos 12.000 millones a pesos a plata actual (aclaración que todos saben: por efecto de la inflación, hay que actualizar el valor de la moneda para comparar), luego el ahorro se diluyó en los 8 millones de pesos con que cerró el 2021.

Un dato de la matriz productiva agotada de la provincia: desde 2007 a esta parte, el PBG mendocino ha ido decayendo año a año, sin prisa, pero sin pausa. Por eso, si hoy se contara con el mismo equivalente del Producto Bruto que dejó Cobos (0,5%) el Fondo Anticíclico sería de algo más de 10 mil millones de pesos, aproximadamente.

Si Mendoza contara con el 2% del PBG (año 2021) que obliga la ley a tener en el colchón, entonces el Fondo Anticíclico debería tener casi 38.000 millones de pesos. Otro dato de matriz productiva en declinación: en 2007, el 2% del PBG equivalía a casi 47.000 millones de pesos (moneda a valor 2021).

La suma parece inalcanzable, sobre todo en el contexto actual. Por eso es que en Hacienda estiman prudente constituir el Fondo Anticíclico sumando cada año una masa salarial promedio, que a valores de 2021, serían $14.633 millones anuales (hoy todavía no se sabe la cuenta final con las actualizaciones salariales en marcha permanente).

Además, también propondrían eliminar el monto máximo del fondo de 2% del PBG.

El colchón y el fantasma del roll over

Víctor Fayad dice que la norma se redactó y votó sin la inflación galopante de estos tiempos. “Con inflación, la mayor recaudación es moneda corriente. Hace 12 años que venimos con inflación. Nación nos miente con la inflación, nosotros tenemos que tomar esa mentira y cada de peso de más que recaudamos, la mitad debería mandarse al fondo anticíclico”.

Luego explica que en esos tiempos “se proyectaba una inflación y mas o menos le acertábamos y si se recaudaba más, era porque realmente entraba más plata. Hoy si recaudamos más es porque hay una diferencia entre la inflación del presupuesto y la real”.

Entonces recuerda que la inflación prevista para el ejercicio 2022, era 33%, la misma pauta inflacionaria que preveía el Gobierno nacional para todo este año. Claramente la previsión se quedó muy corta.

El impacto inflacionario en la recaudación es analizado por el Ministerio en un informe elaborado para el Consejo Tributario provincial. “se debería haber constituido el Fondo Anticíclico en todos los años analizados, menos en 2012, 2014 y 2020 ya que, en estos, los recursos corrientes de rentas generales ejecutados fueron menores a los presupuestados. En la mayoría de los años se dio la situación opuesta, ya que para la confección de los presupuestos provinciales deben utilizarse las pautas macroeconómicas definidas por la Nación, que, generalmente, subestiman la verdadera variación de los precios”, dice el informe.

Efectivamente los recursos recaudados fueron mayores a los presupuestados, salvo en 2012, 2014 y 2020, pero eso no evitó que en la mayoría de los años hubiera déficit fiscal frente al crecimiento real de los gastos, también producto de la inflación. Este es el problema en la redacción de la ley, comparar recursos sin tener en cuenta el gasto.

Por eso es que Fayad señaña que, para constituir el Fondo “hemos tratado de redefinir variaciones en términos reales de recaudación, indicadores de actividad de más corto plazo, parámetros de recaudación tanto de los momentos de constituir y de usar también”.

Entonces Fayad mete en los argumentos el reclamo por la refinanciación de los vencimientos del año que viene. “La razón por la que todavía no definimos la magnitud es básicamente porque parte de los fondos que teníamos pensado dedicar al fondo anticíclico, existe la contingencia de que lo tengamos que usar para pagar la deuda”.

La velada queja responde a que, si la refinanciación que lanzará el Gobierno en los próximos 15 días, llega a ser cuestionada en la Suprema Corte y el fallo es adverso, la Provincia deberá pagar con plata propia los vencimientos de 2023.

En la edición de ayer, Los Andes informaba que el Gobierno avanzará con el roll over, sin contar con una ley votada con los dos tercios de las dos cámaras legislativas, una norma que el Frente de Todos-PJ rechaza más de lo que admite. Desde que asumió Alfredo Cornejo hasta ahora, en siete presupuestos aprobaron la refinanciación en los años 2.016, 2.018 y 2.021.

Volviendo al Fondo Anticíclico, Fayad dice “desde la redacción de la ley de Responsabilidad Fiscal, la constitución del fondo es más importante que pagar deuda. Porque exige primer constituir el fondo y después, permite pagar deuda con los excedentes”.

-¿Usted sugiere que la constitución del Fondo Anticíclico tiene relación con el roll over?

-Claro que existe relación. Los ahorros de la Provincia, o bien se utilizan para conformar el fondo anticíclico o se usan para cancelar deuda- dice el ministro.

Volviento al colchón, Fayad dice que todavía no pueden presentar el nuevo proyecto porque “estamos recalculando la magnitud. Tenemos muy claro como redactar los momentos en los que se tiene que reconstituir el fondo anticíclico y cuando usarlo. No estamos inventando la rueda. ¡Cómo la vamos a juntar?¿Por tercios? ¿Por mitades? Tenemos que recalcular, no solo por el pago de la deuda, sino por la potencial realidad económica que va a venir el año que viene”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA