Minería metalífera: el intendente Ojeda afina el proyecto para que se exceptúe a Malargüe de la 7722

Intendente del Departamento de Malargüe Lic. Juan Manuel Ojeda 
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Intendente del Departamento de Malargüe Lic. Juan Manuel Ojeda Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

En julio presentará el proyecto en la Legislatura, y espera “un gran debate” que pueda habilitar la actividad en el departamento sureño, donde asegura que hay licencia social. Pide “autonomía municipal” y repasa algunos ejes que tendrá la iniciativa.

El intendente de Malargüe, Juan Ojeda, prepara para los próximos días la presentación de un proyecto que pueda habilitar la minería metalífera en el departamento sureño. Con el fresco recuerdo de la fallida modificación de la ley 7722 a fines del 2019, el jefe comunal radical asegura que la situación y la percepción en la provincia “está cambiando” y pide autonomía municipal para que cada departamento pueda decidir cómo enfocar su economía “respetando y cuidando el ambiente”.

Si bien la iniciativa está lista desde hace varias semanas, aún hay algunos puntos en discusión y aguardan en la comuna malargüina una serie de informes con los cuales presentar el proyecto terminado a la Legislatura de la provincia. No obstante, Ojeda se dispone -y espera- a un debate “con toda la comunidad científica” que busque perfeccionar una futura ley, si así lo decide el cuerpo de diputados y senadores de Mendoza.

En las generalidades del proyecto, se propone que se exceptúe a Malargüe de la vigencia de la ley 7722, que es la que restringe la minería metalífera en Mendoza. En tanto, la letra chica también distingue algunas zonas del departamento en las cuales no se podría realizar minería a gran escala, y ahí habría plena participación de la ley, también llamada por empresarios del sector como “antiminera”.

Ante esto, Ojeda expresó a Los Andes que están terminando un “mapeo de cuencas y zonas de reserva” del departamento que se establecerán en el cuerpo de la ley.

Para el intendente radical, Mendoza “no es la misma que diciembre del 2019″ y señala con optimismo que más temprano que tarde Malargüe “va a tener la posibilidad y oportunidad para poder hacer minería”.

“Es nuestro escenario óptimo. Lo que queremos es reabrir el debate y que salga con legitimidad”, comentó, y marcó la importancia de que, a futuro, sea fortalecida tanto la secretaría de Minería como así también la de Ambiente.

En este sentido, reforzó sus argumentos al considerar que “cada vez hay más vecinos a favor de que Malargüe haga minería. Al menos es lo que nos han hecho llegar sectores que anteriormente por algunos motivos estaban comprometidos a favor de la 7722, y ahora nos dan el ‘ok’ para trabajar”, acotó.

Lo cierto es que Ojeda hace números, pero también especula de acuerdo a cuándo es el mejor momento para tratar de reinstalar un tema que ha causado sin dudas controversia en la provincia, y que mantiene aún recuerdos no positivos para el gobierno de Rodolfo Suárez, quien debió pedir a la Legislatura la derogación del primer proyecto que envió en su gestión como gobernador, tras la presión social y masivas manifestaciones de grupos ambientalistas y autoconvocados.

Las últimas declaraciones de Suárez sobre la posibilidad de que haya minería metalífera en Malargüe fueron el 11 de mayo, en una actividad en Luján de Cuyo. “No es un intento que dependa de mi”, afirmó. No obstante, aceptó la idea de la licencia social en el departamento: “Siempre dijimos que para que haya minería, tiene que haber consenso social. Obviamente en Malargüe hay consenso social, pero es un debate que hay que darlo en la Legislatura. No depende de este Gobernador”, indicó.

También agregó que Malargüe “está insistiendo mucho en ese sentido”, y que “veremos y estaremos atentos a lo que suceda”.

¿Cuestión de autonomía?

En tiempos en los que el radicalismo intenta replantear la reforma de la Constitución, también Ojeda hace referencia a uno de los ejes de la propuesta, que trata de la “autonomía municipal”, de la cual sostiene que debería primar en todo el territorio mendocino.

Soy un ferviente defensor de los gobiernos locales y de sus autonomías. Así como pido que dejen a los malargüinos elegir hacer minería con todos los recaudos, porque acá existe licencia social, también apoyaré a todas las comunas que digan que no”, comentó.

En este sentido, expresó que Malargüe “puede ser el lugar donde avanzar con la actividad”, y luego ampliar, si así lo desean, con el resto de los departamentos que se plieguen.

El Gobernador dijo públicamente que la Legislatura es el espacio donde se tienen que discutir los grandes proyectos. Hoy el tema de la minería para Malargüe lo está impulsando el departamento, pero somos conscientes, y esperamos que haya un gran debate y tenga un amplio respaldo”, consideró Ojeda, que también quedó a disposición a futuro de posibles modificaciones que puedan realizarse en el proyecto que presentarán.

También afirmó que ha tenido varias conversaciones con legisladores, tanto del oficialismo como de la oposición, y si bien prefirió no nombrarlos, manifestó que tiene la esperanza que el proyecto pueda tener tratamiento en comisiones y también el recinto, más allá que Suárez haya dicho que al menos desde el Poder Ejecutivo no impulsarían nuevamente una reforma de la 7722.

Y agregó al respecto: “No nos cerramos a ninguna idea ni cambios. Los organismos científicos deben participar del tema, y queremos que así sea”, añadió.

Participación de todos

Entre los pormenores del proyecto que tiene en reserva el intendente de Malargüe, propone una comisión o “mesa” en la que puedan participar el resto de los intendentes de la provincia o representantes de las mismas, para que puedan seguir los pormenores de la aplicación de la ley, así como también trabajar como una especie “fiscalizadores”.

Además, en otro de los puntos que prevé presentar el Intendente, incluye un aporte por fuera de las regalías mineras, que obliga a las empresas mineras a aportar a la provincia un 1,5% de lo que corresponde a la extracción del mineral. De ese total, un 50% se prevé para el uso de la comuna de Malargüe, mientras que el otro 50% se repartirá al resto de los departamentos, o al Departamento General de Irrigación, para obras hídricas.

“Ese dinero, que podría ser debatido incluso en el porcentaje en la Legislatura, podría servir para obras hídricas u otros trabajos que beneficien a todos los departamentos. Esto se puede establecer por ley, y lo tiene San Juan y Santa Cruz, aunque en otro tipo de formatos”, aclaró Ojeda.

El intendente cree que podría ser una de las cartas importantes para que “futuros beneficios” de la comuna puedan ser repartidas al resto de la provincia. “Más allá que digan que no a la minería, y así lo respeto, en San Carlos podrían llegar recursos para obras, al igual que al resto del Valle de Uco o incluso General Alvear”, aclaró el Intendente radical.

“Vamos a llegar a la Legislatura siempre pensando en lo mejor para Mendoza. Los vecinos de Malargüe tienen derecho a hacer minería de forma responsable y cuidadndo el ambiente. Es momento de dar nuevamente el debate”, finalizó Ojeda, por lo que se espera que en los próximos días el texto esté en manos de los legisladores.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA