lunes 10 de mayo de2021

Mendoza se prepara para la segunda ola: estas son las restricciones que volverían después de Semana Santa
Este fin de semana habrá más operativos policiales y de Salud. El esquema on-off sigue en la mente del Gobernador. Foto: Orlando Pelichotti
Política

Mendoza se prepara para la segunda ola: estas son las restricciones que volverían después de Semana Santa

Durante este fin de semana XXL habrá más controles y postas de testeo rápido.

Mendoza se prepara para la segunda ola: estas son las restricciones que volverían después de Semana Santa
Este fin de semana habrá más operativos policiales y de Salud. El esquema on-off sigue en la mente del Gobernador. Foto: Orlando Pelichotti

El gobierno provincial analiza con atención la evolución de los casos de coronavirus en Mendoza, teniendo en cuenta que en todo el país se han dado picos de contagios en estos días, con números que no se tenían desde hace por lo menos 5 meses. Si bien esta Semana Santa no habrá restricciones, se seguirán de cerca los datos suministrados por el Ministerio de Salud y si persisten los aumentos, no descartan medidas restrictivas para tratar de mitigar el impacto de la inevitable segunda ola.

En Casa de Gobierno aseguran que la situación que se dio este martes con los 314 casos de coronavirus, cuando se venía de un promedio de entre 150 y 250 casos, fue un “pico a nivel nacional”, como ha solido ocurrir también en 2020, por lo que no es un problema en el que solamente esté la provincia.

No obstante, con los números en aumento semana a semana, el hecho que siga Mendoza sin restricciones, no quiere decir que no se puedan toman algunas medidas para el corto plazo, e incluso para luego de Semana Santa. Lo prioritario en la gestión de Rodolfo Suárez es establecer un equilibrio entre salud y economía, y más teniendo en cuenta el negro 2020 con destrucción de miles de empleos, aumento de la pobreza y caída de la actividad económica, entre otros.

Se sabe que la situación en pandemia es dinámica, y que el Gobierno asegura estar preparado para tomar cualquier medida, tal como se ha insistido desde el comienzo de la pandemia con el “sistema On/Off”. No obstante, para cuidar la economía, está descartado por el momento algún tipo de Fase 1 y se evitará siempre y cuando la situación no llegue a un nivel crítico, sobre todo en la ocupación de camas de terapia intensiva.

En tanto, para este fin de semana largo, se prevé no solamente un trabajo de seguridad en algunas zonas concurridas de Mendoza, sino también la ampliación del operativo sanitario, con postas de testeos rápidos en algunos lugares, como el Parque General San Martín, y también otros lugares turísticos de la provincia.

Restricciones y economía

Por otro lado, dos medidas que han dado resultados son las salidas según la terminación del DNI, así como también las restricciones horarias en la noche. Si bien no hay ninguna opción en mente hasta el momento, éstas no complicarían a priori la apertura de la economía, y son las que se tiene “a mano” a la hora de establecer acciones para bajar los casos.

Con relación a la alerta sanitario nocturno, fue utilizada durante bastante tiempo en Mendoza, y funcionó para “desalentar” sobre todo las fiestas clandestinas, sin complicar la economía (salvo con el horario de cierre de restaurantes).

De hecho, en varias oportunidades el Gobernador sostuvo que estas fiestas eran las que más incrementaban los contagios, sobre todo teniendo en cuenta que los jóvenes en esa situación dejan de lado -o al menos la mayoría – los tres cuidados imprescindibles para evitar el contagio: uso del tapabocas, distanciamiento social e higiene de manos.

La salida por documento también fue una de las herramientas de las que se valió Mendoza el año pasado y que propició una disminución de la circulación sobre todo en los grandes centros urbanos (con Capital como epicentro).

Sin embargo, en el Gobierno no tienen por ahora a la circulación de la gente como un problema, sino al relajamiento en el cuidado que se ha notado en los últimos meses, sobre todo desde que comenzaron a bajar la cantidad de contagios diarios.

De acuerdo a esto, se ha estado trabajando en actualizar campañas de concientización, como por ejemplo “Seguimos confiando en vos, para que Mendoza siga abierta”, apuntando también a las bajas temperaturas que se vienen en otoño e invierno y los riesgos de contagios en los espacios cerrados, pero sobre todo a “no relajarse” con las medidas que apelen a la conducta social, pero sobre todo individual para evitar contagios.

Afianzar la salud

Por otro lado, en el Poder Ejecutivo entienden también que destinar inversiones en el sector sanitario es clave para mantener la economía abierta, así como también seguir avanzando con la vacunación sobre todo a la población de riesgo para bajar la probabilidad de complicaciones que puedan tener las personas si se contagian.

En los próximos días se habilitarán 32 nuevas camas de Terapia Intensiva (UTI) en el hospital Central, para engrosar la chance de internación para la llegada de la segunda ola.

Si bien el aumento sostenido de los casos ha incrementado en un 16,4% la ocupación de camas UTI, en el Gobierno entienden que la situación “no es crítica”, teniendo en cuenta no sólo la suma de más plazas de terapia intensiva en los hospitales, sino que el porcentaje de ocupación es de un 62,24%, según el último informe del coronavirus.

Lo cierto es que la franja más crítica en lo que respecta a los contagios es la de 30-39 años, que representa al 24,3% del total de infectados. De acuerdo a esto, en el ministerio de Salud se trabaja para conocer en primer lugar dónde se contagian para tratar de mitigar el ritmo.

No obstante, entienden también que esta franja es la que suele estar más expuesta porque son quienes circulan más que el resto, sobre todo por trabajo. No obstante, no está de más decir que no son los que más riesgo de muerte tienen, sino la franja de 70 años en adelante, que concentra el 8% de los contagiados y donde está la prioridad de vacunación en un operativo que es lento por la escasez de vacunas, y al cual no se llegará a la tan ansiada “inmunidad de rebaño”, al menos en este año.

“La vacuna es escasa y no hay nada que haga pensar que llegará la cantidad de dosis para lograrlo”, remarcó la ministra de Salud, Ana Nadal, a Los Andes en la edición del 21 de marzo.