Magistratura: piden que Bento sea suspendido y que se le inicie un proceso de remoción

El Juez Federal Walter Bento de Mendoza en el Consejo de la magistratura declarando 
Buenos Aires ,  Argentina
(Federico Lopez Claro)
El Juez Federal Walter Bento de Mendoza en el Consejo de la magistratura declarando Buenos Aires , Argentina (Federico Lopez Claro)

A través de un contundente dictamen, el diputado del PRO Pablo Tonelli acusó al juez mendocino de recibir coimas a cambio de beneficios judiciales y de haberse enriquecido en forma ilícita. La causa por mal desempeño será definida por los nuevos consejeros, que asumen la semana que viene.

En el límite de su mandato, que finaliza mañana, el diputado nacional del PRO Pablo Tonelli presentó finalmente este jueves un contundente dictamen contra el juez federal mendocino Walter Bento, en el cual solicitó su suspensión en el cargo y la apertura de un procedimiento de remoción ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

En el dictamen se acusa a Bento de cometer “conductas enderezadas a recibir dinero u otros bienes a cambio del dictado de resoluciones judiciales favorables a quienes han realizado dichos pagos, en su rol de jefe u organizador de una asociación ilícita”. También señala que el titular del Juzgado Federal Número 1 de Mendoza “ha experimentado un enriquecimiento patrimonial apreciable e injustificado y ha desplegado maniobras destinadas a dar apariencia de lícitos a fondos de origen ilícito”.

Tonelli lo considera además responsable de “actos de falsedad ideológica” y dice que cometió “actos de infracción al deber de un magistrado”.

El legislador señala por otro lado que “se tuvo por probado que Bento ha falseado y omitido insertar datos en sus declaraciones patrimoniales juradas integrales”, a lo que agrega que “ha incurrido en graves desórdenes de conducta personal, al intentar obstruir o impedir el desarrollo de la causa”.

Consejo de la Magistratura
Caso Walter Bento
Pablo Tonelli
Consejo de la Magistratura Caso Walter Bento Pablo Tonelli

Finalmente, lo acusa de haber incumplido “de manera reiterada, normas legales y reglamentarias vigentes, en cuanto se ha verificado el flagrante incumplimiento de las normas aplicables a procesos de concursos ante este Consejo de la Magistratura y ha tenido comportamientos contrarios al decoro y a la dignidad”.

Cómo sigue la causa

Tonelli ejercerá hasta mañana el cargo de presidente de la comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura de la Nación y ha sido el informante del caso Bento desde que se inició un proceso por mal desempeño el año pasado.

Si bien el legislador y otros integrantes de la comisión pugnaron por resolver el caso antes de dejar los cargos, no fue posible que Acusación votara el dictamen, que era el paso siguiente a su presentación.

En consecuencia, serán otros consejeros los que deberán definir el futuro del dictamen de Tonelli, ya que precisamente el diputado nacional es uno de los que no seguirá integrándolo a partir de la semana que viene.

“El dictamen queda en la comisión de Acusación y deberá ser tratado por los nuevos consejeros”, señaló Tonelli ante la consulta puntual de Los Andes.

Hay que recordar que el Consejo de la Magistratura está compuesto por jueces, académicos, abogados, un representante del Poder Ejecutivo nacional, senadores y diputados nacionales. Se trata de 20 miembros en total. Lo preside el titular de la Corte nacional, Horacio Rosatti, y la mayoría de los integrantes están confirmados, salvo por la fuerte controversia política que ha producido la designación del kirchnerista Martín Doñate, lugar que reclama Juntos por el Cambio para el senador Luis Juez.

El nuevo Consejo de la Magistratura quedaría constituido la semana que viene, pero no está claro cuándo se discutirá la causa Bento. Para que avance el dictamen de Tonelli, primero tiene que definirse quiénes serán los miembros de la comisión de Acusación, que tiene siete integrantes.

Cuando llegue el momento de votar el texto de 12 páginas que dejará el legislador, alcanzará con la mitad más uno para que avance al plenario. En ese momento, la condición para que Bento sea suspendido será que dos tercios de todos los miembros lo aprueben.

Tonelli, quien hasta esta semana siguió recibiendo planteos de la defensa del juez para dilatar su definición, acompañó la presentación de su dictamen con una reflexión sobre el estado del caso. “Luego de un año y medio de investigación y medidas de prueba, tengo la convicción de que estamos ante un claro caso de mal desempeño y de que, por ello corresponde resolver el enjuiciamiento del juez Bento”, afirmó el legislador. E hizo un pedido: “Espero que mis colegas en el Consejo de la Magistratura traten este dictamen a la brevedad y sin dilaciones, porque la gravedad de las imputaciones lo exige”.

En el cierre del comunicado, Tonelli reconoció que “se hace muy difícil explicarle a la opinión pública y especialmente a los justiciables, que un juez que, a no ser por los fueros, debería estar preso, resuelve cotidianamente los casos que tramitan en el juzgado del que es titular y decide sobre la honra, la libertad y la fortuna de quienes se ven sometidos a su jurisdicción”.

Textuales

-”Bento ha integrado, en el rol de jefe u organizador, una asociación o banda de tres o más personas destinada a recibir dinero u otros bienes a cambio del dictado de resoluciones judiciales favorables a quienes han realizados dichos pagos”.

-”Bento ha desplegado su función de miembro y jefe de la referida asociación ilícita en el dictado de distintas resoluciones o el retardo en dictar resoluciones en distintos expedientes. En cuanto a la operatoria de la organización criminal, el magistrado contaba con el rol de jefe-organizador, por cuanto sin su análisis y estudio previo del caso y su inexorable decisión judicial de otorgar el beneficio ilegítimamente pactado, nada podía hacer el resto de los miembros”.

-”No adquiere relevancia si el dictado de la medida fue evidentemente incongruente o ilegítimo, sino que podían aparecer como actos que pudieron ser dictados en forma legal, pero que, en estos casos, obedecían a un pacto ilícito previo. Es decir, el acto dictado adquirió su ilegitimidad por el pago abonado y no por el contenido de la resolución”.

-”Se pueden tener por acreditado que las erogaciones de dinero efectivo, tanto en moneda nacional como extranjera, efectuadas para la compra de inmuebles, automotores y numerosos viajes al exterior resultarían ser incongruentes con los haberes percibidos por el grupo familiar y permiten concluir que existiría un incremento apreciable e injustificado del patrimonio del magistrado Walter Ricardo Bento y su grupo familiar”.

-”Se puede arribar a la seria y fundada presunción de que las erogaciones realizadas en los viajes al exterior se han realizado con fondos no declarados o con tarjetas de crédito tampoco declaradas”.

-Surge de un informe del año pasado de la Embajada de Estados Unidos que “el magistrado y su grupo familiar registraron 221 movimientos migratorios a ese país”.

-”La presencia del magistrado Walter Ricardo Bento, rodeado de elementos suntuosos, dentro de hoteles-casinos, de renombre mundial -como lo es el Caesar’s Palace Hotel de Las Vegas-, y en la referida ciudad, resultan absolutamente contrarias al decoro y discreción con el que debe obrar un juez de la Nación”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA