La Suprema Corte llegó a un acuerdo: cuáles son las principales reformas al proyecto

La Suprema Corte llegó a un acuerdo sobre el proyecto que modifica su funcionamiento interno. Ignacio Blanco / Los Andes
La Suprema Corte llegó a un acuerdo sobre el proyecto que modifica su funcionamiento interno. Ignacio Blanco / Los Andes

Los ministros se dirigieron en bloque a la Legislatura y entregaron las modificaciones al texto original en la Legislatura. Se votará el miércoles que viene en la Cámara Baja.

Luego de horas de negociaciones internas, la Suprema Corte de Justicia coincidió en puntos de consenso sobre el proyecto que modificará el funcionamiento interno del máximo tribunal de Justicia, y que tendrá su aprobación en la Legislatura en cuestión de días. Los ministros entregaron este miércoles en la Casa de las Leyes la redacción de los ejes con las modificaciones que se realizaron a la iniciativa que había formalizado días atrás el gobernador Rodolfo Suárez, a través de una propuesta discutida y redactada con acuerdo de sus miembros.

El proyecto, si bien se especuló en tratarlo en la sesión de hoy, se terminará votando el miércoles que viene en la Cámara Baja, aunque consiguió el despacho en comisiones tal como llegó desde Tribunales. Desde el Gobierno valoraron la propuesta, sobre la que marcaron que “no alteran en la sustancia del proyecto”. También hubo una celebración por parte del peronismo, donde destacaron que “primó la institucionalidad”.

En lo que correspondió a un mensaje de institucionalidad y diálogo político, que no abunda a nivel nacional, seis de los siete ministros de la Corte -faltó Julio Gómez porque está de licencia-, entre quienes tienen importantes diferencias ideológicas, se presentaron este miércoles por la mañana ante la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) para entregar en mano las sugerencias con los cambios que discutieron hasta cerca de la medianoche de este martes. Junto a los supremos, estuvieron el vicegobernador, Mario Abed; la presidenta provisional del Senado, Natacha Eisenchlas; y el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, entre otros.

El proyecto, que fue votado en LAC con 12 votos positivos (Cambia Mendoza y Frente de Todos) y solo uno negativo (Mercedes Llano, del PD), mantiene puntos sustanciales del texto original, que promueve el sorteo de las causas que llegan al máximo tribunal y una paulatina eliminación de las salas 1 y 2, con el objetivo de evitar el Forum Shopping y que el proceso sea más transparente.

También otorga funciones jurisdiccionales al presidente de la Corte, establece cambios en los modos en los que se eligen las autoridades dentro del máximo tribunal, y las posibilidades para llamar a plenario, entre otros puntos importantes. Además, se plantea una resolución en pleno (los 7 miembros) en casos de acciones de inconstitucionalidad de leyes o los derechos colectivos.

La Suprema Corte llegó a un acuerdo sobre el proyecto que modifica su funcionamiento interno. Ignacio Blanco / Los Andes
La Suprema Corte llegó a un acuerdo sobre el proyecto que modifica su funcionamiento interno. Ignacio Blanco / Los Andes

Los principales cambios

Con relación a las modificaciones a la propuesta original, una de las más importantes se da en el último artículo, que es el 14. El mismo establece una serie de disposiciones transitorias en las cuales irá de forma gradual la eliminación de las salas 1 (Civil y Comercial) y 2 (Penal y Laboral) tal como las conocemos y rige actualmente.

En primer lugar, marca que se mantendrán los mandatos ya elegidos en este año calendario, que tienen a Dalmiro Garay como su presidente; y a Julio Gómez y Omar Palermo como presidentes de las salas 1 y 2 respectivamente a partir de noviembre.

También marca una aplicación “progresiva” en materia jurisdiccional del colegio de jueces, de la cual indica que, en primer lugar, desde que entre en vigencia la ley, las causas contencioso administrativas se sortearán, mientras que las acciones de inconstitucionalidad irán todas a fallo plenario, por lo que se terminará con el llamado “Forum Shopping”.

En tanto, a partir del 1 de julio del año que viene se “eliminarán” las salas 1 y 2, para pasar a un sorteo entre los siete ministros, “previa decisión fundada del pleno de la Suprema Corte de Justicia –adoptada por dos tercios de la totalidad de sus miembros-”. No obstante, en caso de que no haya acuerdo, entrará en vigencia este sistema de sorteos el 31 de diciembre del 2023.

Otro de los cambios reside en el método de elección del presidente de la Corte y los vicepresidentes primero y segundo, que están establecidos en el artículo 2. En vez de mayoría simple, se exigirá con mayoría especial (5 de 7 votos). Si no hay acuerdo, habrá una segunda votación similar. Si persiste la falta de acuerdo, se realizará por mayoría simple.

En tanto, para garantizar que las minorías de la Corte ocupen espacios de poder en esa sala Administrativa, la novedad es que el vicepresidente primero se elegirá por mayoría simple, pero excluyendo de esa selección a quien salió elegido presidente, salvo empate. Lo mismo la elección del segundo vicepresidente segundo, ya que no podrán participar los elegidos presidente y vicepresidente primero.

El otro cambio está en el artículo 5, que establece las competencias del tribunal en pleno, así como también sus llamados y resoluciones. En el despacho original, el presidente de la Corte, si lo creía necesario y de forma fundada, podía llamar a una resolución en pleno en una causa particular. No obstante, en el texto modificado no tiene esta competencia, y sólo se podrá llamar a pleno a través del pedido de dos miembros de la sala sorteada o por tres ministros de la Suprema Corte.

Otros artículos, como el 6 y el 10, reordenaron las competencias y obligaciones de parte del tribunal en pleno y de la sala administrativa, dotando de mayor poder a las decisiones en pleno, es decir con los siete ministros, y a su vez quitando algunas competencias a esa sala, como por ejemplo las selecciones de conjueces.

Al respecto de este punto; y también sobre la elección del presidente y vices, en términos generales, se pronunció el juez Mario Adaro, quien señaló a radio Mitre Mendoza que el proyecto “reafirma lo que tiene que ver con la gestión o el gobierno en el Poder Judicial, reafirma el poder del pleno en las cuestiones más estratégicas y en fijar los planes estratégicos y el rumbo del Poder Judicial”.

Buen final

Según consideró el presidente de la Corte, Dalmiro Garay, el texto remitido “es una modificación que hemos pensado a varios artículos del proyecto y que están vinculados no solo al gobierno de la Corte, sino a la función jurisdiccional y a la implementación del esquema de colegio de jueces por sorteo. También hemos propuesto un orden metodológico que nos parecía que mejoraba la técnica legislativa”, consideró.

También expresó ante los legisladores que si bien “no ha sido fácil, para nosotros es grato avanzar en estos consensos porque es lo que nos está pidiendo el ciudadano. Los ministros hemos estado muchas horas trabajando en esto, y en ese documento está plasmado ese trabajo”, manifestó.

En tanto, Adaro agradeció “a la Legislatura por el ámbito de debate que se dio, es el lugar donde en los disensos pueden construirse consensos en todos los ámbitos institucionales, y también el esfuerzo para podernos convocar dio sus frutos”. También agradeció “a las mayorías porque tuvieron la oportunidad de ser permeables, construir y reconocer en las minorías sus perspectivas. Es el camino, nos vamos con el compromiso de tratar de mejorar el servicio de justicia en el tiempo y en la transparencia. Creo que hemos estado a la altura de la historia de Mendoza”, acotó.

Del lado del Poder Ejecutivo, el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, consideró que “los aportes que han sido presentados, son aspectos que no alteran en la sustancia del proyecto del Gobernador en cuanto al funcionamiento de la Corte. El proyecto, en búsqueda de una mayor transparencia, de abandonar el fórum shopping y de darle una modalidad de funcionamiento a la altura de los tiempos de la Corte han sido absolutamente respetados por los aportes que han hecho los ministros de la Corte”.

También destacó el trabajo de Suárez con esta iniciativa y la “institucionalidad” de Mendoza: “Esto es trabajar y cuidar la institucuionalidad de la provincia. Es presentar un proyecto, que haya debate en la Legislatura y que intervenga con aportes desde el Poder Judicial”.

Por último, desde el Frente de Todos, Germán Gómez, jefe de bloque en Diputados, marcó que hoy “hemos arribado a un salto de calidad en la institucionalidad de Mendoza. Desde nuestra fuerza política logramos sentar a todos los Poderes del Estado a debatir y a buscar los acuerdos necesarios en post de una reforma que hoy, no es la ideal, pero es la posible. Esto debería primar siempre en todos los debates”.

No obstante, también dejó un mensaje al radicalismo: “Estuvimos por encima de la soberbia y el capricho del oficialismo expresando una evidente diferencia en los métodos políticos llevados adelante, articulando consensos sobre la prepotencia”.

El proyecto

OTROS PROYECTOS EN LA MIRA

Según comentaron desde Tribunales a Los Andes, el hecho de postergar el sorteo de las causas de todos los fueros se dio en parte para poder establecer las condiciones de forma interna para estar preparados para las reformas, pero también en vistas de que la Legislatura se apreste a debatir otras dos reformas.

Una de ellas es el llamado “Doble Conforme” en el fuero Penal, cuyo proyecto fue presentado en la Legislatura por la misma Corte hace más de 2 años ; y por otro lado la segunda instancia en el fuero Laboral, con una iniciativa que presentó el lunes el diputado del Pro, Gustavo Cairo; aunque Garay adelantó que si se decide avanzar, enviarán ellos mismos una iniciativa propia.

El objetivo será bajar la cantidad de causas que hoy llegan a la Suprema Corte de estos dos fueros. Entre 2018 y Junio de 2022, por ejemplo, de 7.174 causas que llegaron a la Suprema Corte, 3.941 fueron causas laborales.

“El tema del doble conforme es un proyecto que venimos planteando desde hace más de 2 años con un proyecto que planteamos desde la COrte. Y en el tema laboral vamos a sentarnos a discutirlo pero va a darse dentro del fuero. Nos parece importante que los camaristas puedan opinar y desde esa opinión decidir cuál es el mejor sistema. Si se decide eso, la Corte mandará un proyecto”, adelantó el Presidente de la Corte.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA