La oposición salió al cruce de Suárez por el pedido de roll over: “Implora porque Mendoza está en una situación crítica”

El gobernador de Mendoza Rodolfo Suárez.
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
El gobernador de Mendoza Rodolfo Suárez. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Tras las declaraciones del Gobernador, quien sostuvo que insistirá con la reprogramación de vencimientos para el 2023, el peronismo, PD y Partido Verde criticaron la situación económica y están de acuerdo con aceptar el pedido.

El gobernador Rodolfo Suárez activó hoy el debate con la oposición para volver a hablar de la deuda de Mendoza y la necesidad de recibir la autorización legislativa para poder “reprogramar” los vencimientos que tendrá la provincia en el 2023. En medio de la fuerte crisis económica que transita el país, el mandatario expresó que “implorará” a la oposición para acceder a la autorización de roll over.

Le voy a implorar a la oposición que nos dé la herramienta del roll over”, sostuvo el Gobernador a radio Nihuil. En ese sentido dijo que necesitan “insistir con ese planteo y que la oposición lo entienda”.

Suárez agregó incluso que los bonos por $3.900 millones que se anunciaron en un decreto del Boletín Oficial ”también son para rollear deuda”.

Esos títulos son para abrir el paraguas ante lo que pueda venir. Es conveniente y es una previsión frente a escenarios que, prima facie, no serán beneficiosos para nadie”, agregó.

La idea, según el oficialismo, es tomar crédito en pesos a buenas tasas para saldar obligaciones en dólares que vencen en 2023.

Desde Cambia Mendoza habló con Los Andes el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, quien opinó que el tema del roll over “debería ser automático”, y acotó que Mendoza “es una de las pocas provincias que necesita autorizacion para reprogramar vencimientos, pero no a cualquier costo, sino cumpliendo una serie de condiciones, como por ejemplo el mejoramiento de las tasas, reducción del capital o mayores plazos de vencimiento”.

Además, indicó que si bien no tiene información sobre cómo se podría comportar la oposición, comentó que “se han negado siempre a tratar este tema, pero en algún momento van a tener que allanarse para discutirlo”.

El presidente del bloque de senadores de Cambia Mendoza, Martín Kerchner dijo por su parte que “estamos pidiendo las mismas herramientas que tuvo Cristina Fernández de Kirchner, la misma que tiene Alberto Fernández; la tienen todas las provincias de la Argentina. Es la misma herramienta que tuvo Celso Jaque y Paco Pérez, la que tienen las familias cuando refinancian la deuda de la tarjeta; la usamos todos los administradores para aprovechar momentos en los que conviene refinanciar una deuda y usar el dinero en cosas más productivas y, por qué no, en los salarios públicos”.

La oposición cierra la puerta

No obstante, desde el Frente de Todos no pareciera que fueran a dar el brazo a torcer y que, por consiguiente, mantendrán su dura posición, que muestra a las claras la falta de diálogo y puntos en común que actualmente hay entre el oficialismo y la oposición.

“Más que implorar el gobernador Suárez se tiene que poner a trabajar. Tenemos un gobernador que trabaja muy poco y que cuando se ven problemas se desespera”, acusó de forma dura el jefe de bloque del Frente de Todos, Lucas Ilardo.

Es cierto que el oficialismo, si bien tiene mayoría en ambas cámaras, no llega a los dos tercios de los miembros ni en Diputados ni en Senadores; por lo que necesita del acompañamiento del peronismo tanto para la eventual autorización de deuda, así como también una eventual reforma de la Constitución, que no está de más decir que está también trabada en la Legislatura.

Sobre esto, y teniendo en cuenta que el peronismo tiene en este punto su “bala de plata” en la Legislatura, por el momento no se advierte algún avance en una negociación que comenzará en el momento en el que Suárez envíe su proyecto de Presupuesto 2023 a la Casa de las Leyes.

En sus declaraciones, Ilardo consideró que el diálogo “no se implora, se ejercita”, y disparó munición pesada con críticas al Gobierno: “Tenemos un Gobernador que prohíbe la visita de los ministros a la Legislatura: (Víctor) Ibañez para hablar de (Héctor) Bonarrico y (Raúl) Levrino para hablar de inseguridad, y después implora diálogo con la oposición. La generación del diálogo debe ser permanente, no cuando el agua llega al cuello”, acotó.

Particularmente sobre el rollover, el senador provincial comentó que Suárez implora el roll over públicamente porque Mendoza está en una situación crítica y se contradice con el discurso de orden que presenta permanentemente”.

Ante estas declaraciones, expresó que el Gobernador “tendrá que explicar, si Mendoza está ordenada como él dice, por qué implora tomar deuda para sostener lo mínimo; por qué tenemos el nivel de obra pública más bajo de los últimos años; los salarios más bajos del país; o los niveles de pobreza, indigencia y desocupación más altos del país”. Y finalizó: “El Gobernador se contradice”.

Kerchner respondió: “no entendemos por qué el no por el no. La legislatura es el espacio de diálogo. Esperemos que este sea un tema en el que haya reflexión por parte de la oposición. Ilardo dice que hay que ejercitar el diálogo. Hemos respondido todos los pedidos de informes, todas las preguntas han sido respondidas en tiempo y en forma. Nosotros defendemos el diálogo y hemos aceptado propuestas como en el caso de la ley de emergencia en anestesiólogos”.

Asimismo, la diputada del Partido Demócrata, Mercedes Llano, tampoco se mostró visible a aprobar un eventual pedido de roll over. “En lugar de seguir endeudando a la provincia, el Gobierno debería reducir el gasto y dejar de jugar a hacerse el empresario, por ejemplo, derrochando en publicidad oficial, pago de subsidios para comprar a dirigentes, nombrar discrecionalmente a parientes, estatizar y fundir IMPSA o expropiar y abandonar Penitentes”, entre otros.

También dijo que se “sigue comprometiendo a futuras generaciones con más deuda y concesiones por medio siglo, destinadas a beneficiar a dinastías de ‘empresarios’ amigos, o quizás socios, del poder”. Además, consideró que “el foco debería estar puesto en la austeridad fiscal y en mejorar la calidad de los servicios relativos a las funciones estatales que sí son esenciales, como lo son la seguridad, la educación y la salud”.

Otro de los legisladores que dialogó con este medio fue Emanuel Fugazzotto, del Partido Verde. El diputado tampoco dio pistas claras de cómo votará, pero argumentó que la situación nacional “complica seriamente la fiesta de la deuda en dólares que tomó Mendoza y que está presionado por los vencimientos próximos”.

Mendoza no está ordenada, sólo pateó sus problemas para adelante durante la gestión de Alfredo Cornejo y ahora Suárez no quiere quedar como el responsable del quiebre economico. Ni la Nación ni la Provincia tienen rumbo pero Suárez ante este escenario puede esconder la realidad provincial debajo del paraguas de la tormenta nacional”, cerró.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA