Irrigación: el cargo pesado que Suárez deberá definir en 2022

Rodolfo Suárez y el actual superintendente de Irrigación Sergio Marinelli. Prensa Gobierno
Rodolfo Suárez y el actual superintendente de Irrigación Sergio Marinelli. Prensa Gobierno

El actual superintendente, Sergio Marinelli, quiere seguir en el cargo por cinco años más. Suenan dos actuales funcionarios del Departamento para sucederlo.

El 2022 será un año importante para el gobierno de Rodolfo Suárez no solo en términos económicos, en los que deberá surfear la crisis agravada por la pandemia del coronavirus, sino también en renovación de cargos importantes en la administración del Estado. Uno de ellos es el de Superintendente General de Irrigación, cuyo puesto lo tiene Sergio Marinelli y ya aparecen algunos nombres dentro del organismo con serias intenciones de ocupar el cargo.

Sobre este último, la fecha clave es el 27 de abril, momento en el que finalizará la gestión del radical, quien llegó al cargo propuesto por el ex gobernador Alfredo Cornejo, cuando se desempeñaba como secretario de Servicios Públicos de su gestión.

“Todavía es temprano para pensar en el sucesor”, sostienen desde Casa de Gobierno, a sabiendas que aún restan 4 meses para que termine la gestión de Marinelli y Suárez deba enviar el pliego al Senado provincial de su candidato, y de ahí comenzar el camino de audiencias públicas y acuerdo de los legisladores de la Cámara Alta.

En el Ejecutivo aseguran que el 2021 fue año intenso de elecciones y que estos temas de los nuevos puestos no han estado en agenda, más allá de la importancia que merece un cargo como el del llamado “gobernador del agua”. De hecho, otro puesto que se pone en discusión es el de la Defensoría Oficial, cargo de 5 años y que hoy está en manos de Mariana Silvestri.

Volviendo a Irrigación, las intenciones y aspiraciones de los dirigentes políticos van apareciendo, con movimientos desde las sombras para posicionarse de cara a la fecha.

Por la renovación

En primer lugar, lo que es un hecho es que Marinelli intentará lo posible para un segundo mandato. Si lo consiguiera, sería el primer superintendente con una reelección desde que se creó este cargo. Otros que también aparecen en las incipientes conversaciones son funcionarios del Departamento: el ingeniero agrónomo Alejandro Gennari, consejero del río Mendoza; así como también Gustavo Villegas, consejero del Río Atuel.

En diálogo con Los Andes, Marinelli sostuvo que es “muy pronto”, que hoy está contento en su puesto y que es parte de equipo de Rodolfo Suárez: “Estaré donde me ubiquen”. Pero quienes lo conocen indican que se ilusiona con la posibilidad de mantener la gestión que está llevando al frente del organismo.

Sergio Marinelli,  Superintendente General de Irrigación. ¿Conseguirá la nominación de Suárez para seguir cinco años más?
Sergio Marinelli, Superintendente General de Irrigación. ¿Conseguirá la nominación de Suárez para seguir cinco años más?

En Casa de Gobierno no dieron más detalles sobre el cargo a cubrir en algunos meses, aunque resaltan que hay un “buen concepto” de la gestión de Marinelli y recordaron que muchas de las actividades que llevó adelante Suárez en campaña estuvieron relacionadas con Irrigación. “Hay un reconocimiento de lo que se ha hecho en momentos en los que se lucha con la crisis hídrica, y en un contexto de fuerte crisis económica”, marcaron.

Desde el entorno del ex ministro de Gobierno de Julio Cobos, dicen que se ha dado un “cambio de paradigma” en el cual la escasez de agua “es permanente y no una emergencia año a año”, por lo que marcan que están ejecutando reformas a largo plazo.

“Se ha pasado de trabajar en base a la oferta a gestionar la demanda. Para hacer eso se tuvo que empezar a flexibilizar la forma de entregar el agua y modificar infraestructuras. Son trabajos de varios años”, explicaron.

Referentes de los inspectores de cauces tienen versiones encontradas con Marinelli. Quienes no aprueban la gestión hacen referencia a un comienzo de gestión “en el que se quiso poner en contra de los inspectores” con sus principales medidas, como por ejemplo el polémico artículo 5 del “Plan Sequía” a fines del 2018 sobre las limitaciones y restricciones al dominio de propiedades y al derecho de agua, o la Resolución 408 en la que se planteó redistribuir el agua de fincas sin cultivar; pero también sostienen que le ha faltado “diálogo” con los principales gestores y trabajadores del ámbito de Irrigación.

Otro de los puntos en los que la gestión, ha estado cuestionada, fue cuando se dio la caída del financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a la obra del acueducto ganadero Monte Comán - La Horqueta en julio del 2020. Según el organismo multilateral se violó el principio de confiabilidad en el proceso licitatorio, en un contexto de denuncias cruzadas entre empresas que argumentaron que presentaron mejores ofertas pero que Irrigación benefició a otras que estaban en peor posición en los pliegos licitatorios.

El Superintendente dio explicaciones ante los medios e incluso la Legislatura y dijo que fue culpa de las empresas el hecho de esa violación del principio de confiabilidad. También se inició una investigación administrativa en el organismo. Lo cierto es que aún esa obra no ha conseguido nuevamente el financiamiento para llevarla a cabo.

En tanto, otro sector de inspectores de cauces valora sobre todo los últimos años del Superintendente, donde “entendió su rol y planteó modificaciones importantes en base a pasar de trabajar en base a la oferta de agua, a otra que tenga en foco más la gestión de la demanda”. También indican que se realizaron una buena cantidad de obras en medio de la crisis económica.

Internos

Quien es nombrado dentro del ámbito interno, tanto por radicales como también por los pocos peronistas en Irrigación, es Alejandro Gennari. Sobre el ingeniero sostienen que es uno de los “más formados por lejos” para el puesto, y también sostienen que podría ser una buena idea que quien suceda a Marinelli haya pasado por Irrigación.

Alejandro Gennari, consejero del río Mendoza. Prensa Legislatura
Alejandro Gennari, consejero del río Mendoza. Prensa Legislatura

Gennari pasó durante la gestión de Mauricio Macri por uno de los cargos más importantes que tiene el ministerio de Agricultura, que es el de coordinador ejecutivo de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), donde también tramitó varios financiamientos de obras hídricas para Mendoza. Un dato importante: al consejero se le termina el mandato también en 2022. Una de las causas por las que no fue impulsado en 2017, según consta en noticias de aquel momento, fue que Cornejo no se iba a arriesgar a perder el cargo que tenía en Nación con el mendocino.

En el listado de nombres también aparece el consejero Villegas. El radical alvearense también fue, junto a Gennari, uno de los nombrados como candidato en 2017, en la época en la que finalmente elegirían a Marinelli.

Gustavo Villegas y el intendente de General Alvear Walther Marcolini.
Gustavo Villegas y el intendente de General Alvear Walther Marcolini.

Villegas ha sido uno de los más activos en lo que respecta a la defensa mendocina sobre el litigio con La Pampa por el río Atuel; y proviene del sector del senador nacional Cornejo. También es el actual presidente del Honorable Tribunal Administrativo (HTA) de Irrigación.

Más allá de estos nombres, será Suárez quien tendrá su oportunidad de elegir próximo Superintendente General de Irrigación, teniendo en cuenta que el Senado no será una traba para él ni tendrá la necesidad de negociar con la oposición, ya que el Poder Ejecutivo tiene mayoría de legisladores en la Cámara Alta, y tendrá aún más legisladores oficialistas a partir de mayo. Un detalle: en todos los reemplazos que decidió Suárez por bajas en su gabinente, eligió gente de la UCR de Capital, su pago chico en política.

Un dato llamativo que han marcado desde el peronismo es que también es la primera vez que tanto el Superintendente como los 5 consejeros de los cuencas hídricas de Mendoza, son todos del mismo color político. De hecho, la gestión de 5 años (diferente a la de la figura del gobernador, que son 4) se realizó para evitar la “concentración partidaria” de los puestos.

Un punto importante a tener en cuenta es que prácticamente no hay restricciones para poder acceder al cargo de superintendente, ya que se tiene en cuenta que se trata de un cargo más político que técnico. Según expresa el artículo 189 de la Constitución Provincial, el superintendente de Irrigación durará 5 años en sus funciones y podrán ser reelectos; mientras que el artículo 190 marca que, para ser superintendente o miembro del consejo, se requiere solamente “ciudadanía en ejercicio, ser mayor de 30 años y tener 5 de residencia en la Provincia”.

En este sentido, han pasado por el cargo políticos con diversas profesiones, como Lucio Duarte (licenciado en Ciencias Políticas); Eduardo Sancho y Jorge Chambouleyrón (ingenieros agrónomos); Nicolás Becerra (abogado); Carlos Abihaggle y José Luis Álvarez (contadores); o Eduardo Frigerio (ingeniero civil), quien renunciaría a fines del 2011 acosado por investigaciones en su contra por irregularidades en los otorgamientos de permisos para pozos de agua a emprendimientos privados, entre otros motivos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA