Hay más de 35 partidos con ambiciones electorales: cómo se conforman las alianzas a días del cierre de listas

Hay más de 35 partidos con ambiciones electorales: cómo se conforman las alianzas a días del cierre de listas
El mapa político local refleja que hay más de 35 partidos que, por el momento, confluyen en hasta ocho espacios distintos con aspiraciones de competir en los comicios de este año. / Foto: Los Andes

Descontento, nuevos discursos y fragmentación en la representación son la marca de la época. Vienen días clave para las alianzas.

A poco más de dos semanas para la inscripción de frentes para las elecciones legislativas 2021, las negociaciones, los acuerdos, las divisiones, las amenazas de ruptura y el surgimiento de nuevas fuerzas marcan el día a día de una política mendocina que está en ebullición.

El mapa político local refleja que hay más de 35 partidos, protopartidos o agrupaciones que, por el momento, confluyen en hasta ocho espacios distintos con aspiraciones de competir en los comicios de este año.

Para los analistas, el fenómeno de la aparición de nuevos jugadores en la arena electoral no es algo atípico. Coinciden en que las elecciones de medio término son propicias para multiplicar la oferta y que los ciudadanos son más propensos a votar terceras fuerzas, pero también advierten que existe un cambio de identidades políticas y la aparición de nuevos discursos.

Este desordenado panorama comenzará a tener algo de claridad luego del 14 de julio, fecha en la que vence el plazo para inscribir los frentes electorales. Pero adquirirá una mayor definición el 24 de julio, cuando presenten sus listas de precandidatos y quede armada la oferta electoral para las PASO del 12 de setiembre.

Desde hace semanas los dirigentes políticos locales se encuentran abocados a la búsqueda de aliados y las charlas y negociaciones para intentar cerrar acuerdos son cotidianas.

La UCR apuesta a consolidar el frente Cambia Mendoza, que triunfó en todos los procesos electorales desde que se creó en 2015, y está garantizada la continuidad de Libres del Sur, Partido Socialista, Coalición CívicaAri, Partido Renovador Federal y Partido Fe. Las negociaciones con el Pro son tensas por estos días, pero confían en que no hay riesgo de división y que habrá una lista de unidad.

Sin embargo, el espacio oficialista ya sufrió una baja importante con la salida del Partido Demócrata (PD). Pero ésta no sería la única salida, ya que Unión Popular, el espacio de los sancarlinos Jorge Difonso y Rolando Scanio, baraja la posibilidad de presentar una lista propia para los comicios.

Por eso están avanzando en suplir las ausencias sumando a Republicanos Unidos y el Partido Demócrata Progresista (PDP), quienes recientemente conformaron “Liberales por Mendoza” y quieren ir a primarias dentro de la coalición oficialista. Asimismo, también hay chances de incorporar al partido Masfe, del senador provincial Héctor Bonarrico, que podría dar pelea solo en las PASO.

Por el lado del Frente de Todos, el Partido Justicialista (PJ) apunta a prolongar la estadía de los partidos Solidario, Comunista, Intransigente, PTP, Proyecto Sur, Nuevo Encuentro y Unidad Popular, además de incorporar un nuevo espacio massista. En tanto, Compromiso Federal, la fuerza de Alberto Rodríguez Saá, todavía no decide si irá por dentro o por fuera.

La atención en los próximos días estará puesta en las negociaciones con Protectora, el partido del diputado nacional José Luis Ramón, que se convirtió en un aliado del peronismo en el Congreso, y se especula con un posible pacto electoral. El próximo viernes habrá una asamblea de esa fuerza para definir la política de alianzas y podría haber novedades.

Por otro lado, el Frente de Izquierda (FIT) buscará retornar al lugar de tercera fuerza que supo ocupar de la mano del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS), Partido Obrero (PO), Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y Podemos con la izquierda.

El PD fue uno de los partidos que más movimiento ha tenido en el “mercado de pases” local. Tras su salida del oficialismo, sumó como aliados a Éxito, formado por los dirigentes del Mendoexit, y los partidos Libertario, Unir, Uni2 y Servir. Ninguna de esas fuerzas cuenta con personería política, por lo que no conformarán un frente en términos formales, sino que irán con el sello demócrata.

En tanto, el Partido Federal volverá a competir en unos comicios y llevará como candidato al dirigente rural Carlos Iannizzotto. Contará con la adhesión de dos agrupaciones peronistas distanciadas de la conducción actual del PJ como Plataforma Mendoza y el Grupo Olascoaga, del ex gobernador Arturo Lafalla.

El martes, presentarán su alianza para las PASO el Partido Verde, que se fue del Frente de Todos, junto a Ciudadanos por Mendoza, el espacio integrado por los ex protectora: Mario Vadillo y Marcelo Romano.

Frentes y alianzas políticas posibles.

Fragmentación e identidades

El politólogo Julio Aguirre explicó que la aparición de varias fuerzas se debe, por un lado, a que “es bastante fácil hacer partidos políticos en Argentina” porque la legislación es permisiva, pero consideró que hay dos factores que influyen en el contexto actual. “Hay un gran descontento ciudadano con el desempeño político a nivel nacional de las principales fuerzas políticas y, por otro lado, están cambiando las identidades políticas, están apareciendo nuevos discursos que hace unos años no existían. Entonces es un marco propicio para que empiecen a aparecer nuevas fuerzas”.

Advierte que “la dinámica bipartidista fuerte se empezó a agotar a fines de los ’90 y desde entonces tenemos esa fragmentación donde lo que aparecen son dinámicas más de tipo coalicional que partidarias clásicas. Están cambiando las representaciones políticas”.

En este sentido, Aguirre remarcó que los actuales frentes “son altamente frágiles e inestables” y “está costando construir identidades políticas que vayan más allá de ciertas poses o ciertos liderazgos”. Sostiene que en Mendoza se está viendo que por las peleas y las grietas internas de las dos principales fuerzas “empieza a aparecer la posibilidad estratégica de muchos actores de decir que hay espacio para hacer algo alternativo”.

Por su parte, Martha Reale, directora de Reale Dalla Torre Consultores, manifestó que “no es atípico” en las elecciones de medio término que haya más oferta electoral. No obstante, destacó que si bien las legislativas “siempre fueron más laxas en términos de compromiso de la gente”, los sondeos actuales muestran una ciudadanía más polarizada y eso podría traducirse en un “voto estratégico” que distinga a estos comicios.

“Están todos los espacios políticos en ebullición, lo cual no significa que después vayan a ir fragmentados. Habrá que ver cómo se ordenan”, dijo la consultora de confianza del gobernador, Rodolfo Suárez.

Reale destacó que “en la política hay fragmentación en cuanto a algunas miradas, pero se termina imponiendo el sentido común o algún eje que termina actuando como aglutinador”.

El encuestador Elbio Rodríguez explicó que hasta 1999 Mendoza tuvo tres partidos bien identificados (demócratas, radicales y peronistas) y que desde 2003 se da una fragmentación de estos espacios y, a la vez, empezó a disolverse la tercera fuerza.

“Posteriormente salieron terceras fuerzas de individuos que tenían cierto reconocimiento y en un contexto determinado pueden llegar a los 15 o 18 puntos como máximo”, subrayó.

Rodríguez consideró que es fundamental, para los espacios que aspiran a ese lugar, tener una propuesta o un discurso que los distinga, pero entiende que hoy “es difícil ubicarse a un costado de la grieta”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA