Hace 40 años que no se construye una planta potabilizadora en Mendoza

Alejandro Gallego, presidente de AySAM presentó el plan para mejorar la oferta de agua potable junto al  gobernador Rodolfo Suárez, Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Alejandro Gallego, presidente de AySAM presentó el plan para mejorar la oferta de agua potable junto al gobernador Rodolfo Suárez, Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Hay cinco en la actualidad, las cuales no alcanzan para abastecer la demanda de agua potable. La nueva se ubicaría en Luján. Detalles del proyecto del Gobierno, que quiere invertir 200 millones de dólares

El recurso hídrico es cada vez más escaso. Según datos de Aguas Mendocinas, entre 1995 y el 2022, la cantidad de usuarios de Aysam creció 78%, mientras que la producción de agua potable subió solamente 28%. En este contexto, la cuenca del Gran Mendoza es la más comprometida por el consumo humano.

Alejandro Gallego, titular de la empresa estatal, propone un plan de U$S 200 millones para mejorar el sistema, con una planta potabilizadora nueva, 120 kilómetros de red y la compra de 150.000 medidores.

La última planta potabilizadora que se construyó de cero en el Gran Mendoza data de 1982 y está ubicada en Luján. Es decir que hace 40 años que no se crean estructuras de este tipo, aunque sí se han hecho inversiones para ampliar la producción de agua potable en las 5 plantas actuales: Potrerillos, Alto Godoy, Benegas, Luján I y II. Actualmente, estas plantas producen en total 7,4 m3 por segundo.

“Si no hacemos nada, en unos años vamos a tener que sacar más agua del río para satisfacer la demanda”, explicó Gallego a Los Andes. El funcionario despliega el Plan Director de optimización y expansión de la provisión de agua potable en el Gran Mendoza sobre su escritorio. Y asegura que si no se hace un salto en inversiones, la situación se complicará a futuro. “Hay una decisión política del gobernador Rodolfo Suárez de hacerlo”, resaltó.

Estado de las redes de agua en Mendoza. Gustavo Guevara
Estado de las redes de agua en Mendoza. Gustavo Guevara

El diagnóstico que exhibe en Aysam habla por un lado del incremento en la cantidad de usuarios. En 27 años, subió de 148.857 a 265.578. La producción de agua potable no acompañó este crecimiento, a pesar de las inversiones realizadas en las plantas actuales.

La nueva planta que, de aprobarse dentro del plan que analiza la Legislatura por el pedido de endeudamiento en U$S 200 millones, se construirá en la zona de Álvarez Condarco, en Luján de Cuyo, y absorberá la producción que se hace a través de los pozos de Aysam. La producción proyectada es de 1 m3/s, cuando todos estos pozos producen 1,3 m3. Además, con el resto del financiamiento, se hará nueva red y una fuerte inversión en medidores.

Del río a los hogares

De acuerdo a los datos de Aysam, cada usuario demanda la producción de 650 litros por día de agua potable para que pueda disponer de 350 litros. La diferencia, que ronda el 48%, se pierde entre las cañerías en mal estado y los problemas de pérdidas que hay en las casas. Con un detalle: el almacenamiento de agua es de sólo cuatro horas. Si hay contingencias de algún tipo, el margen de resolución en muy bajo.

El diagnóstico advierte que el Gran Mendoza tiene 500 kilómetros de caños en mal estado. Sólo la Ciudad de Mendoza tiene 192 kilómetros en situación de recambio, y a medida que se extiende el territorio, alcanza a otros departamentos. Esta mejora se realiza con lo que se recauda del 10% de la tarifa que este año alcanzará para 48 kilómetros y el año que viene, para 60.

Por otro lado, Gallego resalta la necesidad de la instalación de medidores. Ya se realizó una compra de 20 mil medidores que se colocarán en la zona de Benegas, previo a la instalación de telemedición para observar el comportamiento del consumo a través de un sistema.

Allí entra una parte del crédito que va en busca de 150 mil medidores para casas que no lo tengan. Los nuevos usuarios (con casas nuevas) deberán pagar el medidor, que entre la compra más la colocación cuesta U$S 420 dólares. Los que ya son usuarios no, por lo cual lo que se ha presupuestado en el endeudamiento irá a hogares que ya sean usuarios con anterioridad a la reglamentación que los exige.

“¿Dónde podemos trabajar para utilizar menos agua? En disminuir las pérdidas de la red y mejorar el consumo en las casas. Con el mismo recurso, hacer más cosas. Esta es la variable que queremos mejorar en el tiempo. Es la manera para no tomar más agua del río y pensar en un mejor servicio y recuperar el que tenemos”, destacó el funcionario.

La nueva planta

En la zona de la nueva planta, habrá que acordar con la empresa que tiene la central hidroeléctrica allí para realizar la toma del río. La producción de agua potable que tendrá (1 m3/s) será similar a la de una de las planta de Luján.

El dato que resaltan en Aysam es que esta producción de agua potable que hará la nueva planta, reemplazará a lo que hoy producen los 40 pozos que existen, porque el sistema no alcanza a satisfacer la demanda. “Gastamos 800 millones por año en energía eléctrica por el bombeo de pozos, eso disminuirá mucho con la planta nueva”, indicó Gallego.

Además, el funcionario advierte que estos pozos que se usan para agua potable compiten con el uso agrícola, por lo tanto, también se aliviaría la demanda. En caso de estar operativa, una de las beneficiarias sería la planta de Alto Godoy, que tendría mayor capacidad para abastecer a la zona oeste en Las Heras, Capital, y llegaría hasta Lavalle.

Las otras plantas también tendrían más margen para llegar a otras zonas. Y para esto será necesario construir 120 kilómetros de red nueva, que es la otra parte del proyecto desarrollado por Aysam. Las obras complementarias incluyen principalmente acueductos para la distribución del agua.

A futuro, los pozos servirán como back up, pero dejarán de utilizarse para el consumo de agua potable. “Hay zonas en donde no podemos dar factibilidad porque no llegamos con el servicio, esto mejoraría el sistema”, resaltó el funcionario provincial.

Si el proyecto es acompañado por el peronismo, el Gobierno provincial quedará en condiciones de salir a buscar financiamiento a organismos multilaterales, como bien podría ser el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA