El peronismo analizará la propuesta hídrica del Gobierno y podría aprobar el endeudamiento

Esta jornada se reunieron los intendentes del Gran Mendoza, con el gobernador Rodolfo Suárez, para anailzar el tratamiento de uso del agua
 José Matías Stevanato , intendente de Maipú
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Esta jornada se reunieron los intendentes del Gran Mendoza, con el gobernador Rodolfo Suárez, para anailzar el tratamiento de uso del agua José Matías Stevanato , intendente de Maipú Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Los intendentes de Maipú, Matías Stevanato, y de Lavalle, Roberto Righi, formaron parte de la reunión que encabezó este mediodía Rodolfo Suárez. Ambos pretenden tomarse tiempo para el análisis de la propuesta. Luján puso condiciones para acompañar el proyecto.

El gobernador Rodolfo Suárez convocó a los intendentes del Gran Mendoza y Lavalle, para explicarles con detalle en qué consiste el plan hídrico que impulsa junto a Agua y Saneamiento (Aysam).

Había dos jefes comunales del Frente de Todos-PJ, Matías Stevanato (Maipú) y Roberto Righi (Lavalle). Si bien hubo buena recepción de los dos opositores y se mostraron permeables a la negociación, ambos no se mostraron en sintonía con las urgencias que tienen Suárez y Cambia Mendoza. Stevanato y Righi plantearon el encuentro como un inicio de diálogo que debería estirarse en el tiempo, mientras que el oficialismo presentó la propuesta para sumar los votos necesarios para autorizar el endeudamiento de $200 millones, necesario para financiar las obras. Ese aval para tomar deuda está incluido en la ley de presupuesto 2023.

El proyecto consiste en la construcción de una nueva planta potabilizadora en Álvarez Condarco (Luján) y varios acueductos, la instalación de medidores de agua en los principales departamentos y mejoras en una planta potabilizadora de Maipú.

Cautela de Stevanato

Stevanato se mostró cauto y dijo que “es una buena iniciativa, pero no es un plan. Es solo una idea. Nosotros nos comprometimos con Alejandro Gallego (titular de Aysam), que vamos a hacer una contrapropuesta para ver cuáles son las obras que necesitan los maipucinos”.

“Todos sabemos que en el mes de enero vamos a enfrentar una crisis hídrica muy importante en nuestra provincia. Se va a sentir en el Gran Mendoza y tenemos que ver como encaramos entre todos esta situación”, consideró el intendente.

Sobre la propuesta de Aysam, afirmó que ellos hablaron de “una planta” que sería mejorada, pero “no especificaron cual era”, ya que el municipio cuenta con cuatro plantas potabilizadoras y 56 pozos. En ese sentido cuestionó el endeudamiento: “Nosotros en los 200 millones no encontramos las obras para Maipú. Solamente nos especificaron que había una planta. La verdad que es una buena idea, pero hay que ir a los detalles más finos. Cuando los encontremos, después vamos a avanzar en los otros puntos”, afirmó.

Y sostuvo que “esto es a largo plazo. Primero se tiene que elaborar la propuesta y luego hay que conseguir la autorización de la Legislatura, buscar esos fondos y después hay que licitar. Estamos hablando de mucho tiempo el que va a pasar”.

Por otro lado, comentó que la realidad de Maipú y de Luján es muy parecida. “Los dos prestan el servicio, financiando las obras con fondos municipales y obviamente, lo que le planteamos es que nos ayude en esa situación. Entendimos que hay una apertura al diálogo y es una mesa interesante porque había intendentes de todos los partidos”.

Optimismo de Righi

Por su parte, Righi fue más optimista y al referirse al endeudamiento, comentó: “Se habló del financiamiento en un principio. Si tenemos un buen sistema, tenemos que tratar de acompañar. Lavalle es prácticamente el más perjudicado porque estamos aguas hacia bajo de la cuenca del Río Mendoza y por lo tanto, tenemos que ponernos de acuerdo en qué consiste el proyecto. Hoy tenemos una idea inicial que me parece importante. Posteriormente se deben reunir los técnicos de cada municipio y de ahí, ver cómo se puede ir trabajando en esas propuestas que la sociedad mendocina está esperando desde la política y las instituciones”.

“Creo que es un buen comienzo, que podamos sentarnos a hablar de agua. Es importante porque tenemos problemas desde hace muchísimos años y se van agudizado con el tiempo”, añadió el lavallino.

Y cuestionó que haya faltado Irrigación a la reunión. “Tenemos que trabajar sobre un sistema integral, no solamente de consumo. El tema del tema de riego para los productores es importante. Como podemos bajar la infiltración, porque si nosotros estamos utilizando agua para consumo humano y sumamos mayor cantidad de caudal, tenemos que ver como lo reemplazamos para que los productores puedan seguir produciendo”, sostuvo.

Y completó: “Hablamos de como insertar el líquido a los canales naturales de riego que tiene Irrigación. Hay un sin número de situaciones que tenemos que abordar de forma integral. Me parece importante que nos podamos sentar a trabajar en este sistema que realmente es estratégico para el crecimiento de Mendoza. Tenemos que proyectar un sistema para los próximos 40 años”.

Las condiciones que impone Luján

El intendente de Luján, Sebastián Bragagnolo, se mostró a favor de “pensar una solución integral para el agua potable en el Gran Mendoza” pero le presentó dos condicionantes al gobierno provincial para respaldar el proyecto. Hay que destacar que el jefe comunal pertenece al PRO, juega en sintonía con Omar de Marchi, otro macrista que tiene una tensa relación con el radicalismo, y tiene representantes propios en ambas cámaras legislativas.

En primer lugar, pidió que haya abastecimiento de agua con sus redes para el distrito Vertiente del Pedemonte, ya que es un área que le pertenece a Aysam. “Sus vecinos merecen la conexión de agua. Es un área servida por Aysam, así que les dejamos la tarea y quedaron en darnos una propuesta”, dijo Bragagnolo.

Y la segunda condición fue que del fondo de $200 millones haya obras para Aguas Luján, ya que abastecen al 80% del departamento. “Entendemos que la integralidad de los fondos que se terminen dando, tienen que contemplar a los otros grandes prestadores como Aguas Luján. Un plan integral no requiere pensar en qué gana uno o pierde el otro, si no todos los habitantes del Gran Mendoza”, defendió el intendente.

Sobre la crisis hídrica, comentó: “Nosotros estamos calculando que va a haber un déficit de 400 litros/segundos. Hoy Luján tiene dos plantas y entre las dos abastece 750 litros/segundos y aparte tiene 25 pozos, de los cuales 10 se han incorporando en los últimos cuatro años. Gracias a eso tenemos cada vez menos problemas de agua en Luján”.

Es un departamento donde muchos mendocinos eligen irse vivir. Hemos hecho un estudio integral, que se lo hemos presentado a la Provincia, en el que planteamos cual va a ser la demanda en base a la densidad poblacional con la que nos vamos a encontrar en la próxima década”, completó Bragagnolo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA