FMI: Alberto Fernández logró destrabar el conflicto con los gobernadores de Juntos por el Cambio

Martín Guzman junto Alberto Fernández y  en Casa rosada durante un acto . Foto Federico Lopez Claro

Martin Guzmán 
Alberto Fernandez
Martín Guzman junto Alberto Fernández y en Casa rosada durante un acto . Foto Federico Lopez Claro Martin Guzmán Alberto Fernandez

Tras un contacto directo con el jujeño Gerardo Morales, acordó que Martín Guzmán se reúna la semana próxima con mandatarios provinciales y jefes de bloque en el Congreso.

Tras una gestión de último momento, el Gobierno logró destrabar el conflicto con gobernadores de Juntos por el Cambio y este miércoles dará una señal de unidad política más amplia al Fondo Monetario Internacional (FMI) en el tramo final de la negociación por la deuda contraída durante la gestión anterior.

El presidente Alberto Fernández consiguió que los mandatarios radicales envíen funcionarios al encuentro citado para las 17 en el Museo del Bicentenario, donde el ministro de Economía, Martín Guzmán, brindará detalles por primera vez sobre las tratativas para refinanciar la deuda de 45.000 millones de dólares.

El acuerdo se logró tras un contacto que Fernández mantuvo con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, uno de los representantes del ala dialoguista de Juntos por el Cambio. Morales pidió a Fernández que Guzmán reciba a los gobernadores y jefes de bloque de esa fuerza política la semana que viene, y el presidente dio el aval final.

La condición que puso el mandatario jujeño -que habló en nombre de todos los gobernadores de Juntos por el Cambio- fue que la reunión se realice en el Congreso, por ser el ámbito de discusión institucional donde están representadas todas las fuerzas políticas. De este modo, solo resta definir fecha y hora.

Como contrapartida, tanto Morales como Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes) aceptaron enviar representantes al acto de este miércoles. Los nombres de los funcionarios se definían a última hora. En cambio, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quedó en soledad y no mandará a nadie.

“Nuestro compromiso está como Juntos por el Cambio, y por eso aprobamos las leyes que pidió el Gobierno. Pero esta es una reunión de carácter político. No se trata de un trabajo serio e institucional”, había argumentado Rodríguez Larreta antes del acuerdo al que se llegó con el Gobierno.

Tampoco concurrirá al evento (por “razones de agenda”) el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien enviará en su reemplazo a Oscar González, presidente provisorio de la Legislatura provincial.

Esfuerzos de último momento

Con el fin de destrabar el acuerdo, Fernández había ofrecido relegar a empresarios y sindicalistas -que también habían sido convocados- a una segunda ronda. Hasta última hora de la tarde -cuando se produjo el contacto con Morales-, esa decisión no había alterado los planes de los gobernadores opositores, que volvieron a dialogar por Zoom.

El propio Fernández había cuestionado la postura de Juntos por el Cambio al compartir un tuit de Antonio Aracre, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

“Si un político dice que no va a una reunión con empresarios y sindicalistas para discutir la coyuntura difícil que transitamos porque ‘sería una reunión política’, ¿estaría reconociendo que su profesión dejó de ser una herramienta transformadora de la realidad? ¿A qué se dedican?”, se preguntó Aracre.

El mensaje que critica a Juntos por el Cambio y fue retuiteado por Alberto Fernández
El mensaje que critica a Juntos por el Cambio y fue retuiteado por Alberto Fernández

A su vez, la portavoz Gabriela Cerruti había apuntado directamente contra Larreta. “El jefe político de la oposición, referente político de su distrito hace diez años y líder de un partido político distingue algo político de algo serio. No entendimos”, había expresado la funcionaria a través de Twitter.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, intercambió algunos llamados con el jefe del bloque radical, Mario Negri, y había encarado sus propias gestiones para que Guzmán asistiera al Congreso la semana que viene, después de que el ministro ofreciera un mano a mano con los jefes de bloque en el Palacio de Hacienda.

Esa última opción no convencía a los líderes opositores, que insistían en reunirse en el Parlamento. “Así como está planteada la reunión informativa se asemeja a una reunión política más que a una reunión institucional de trabajo”, habían advertido los gobernadores en el comunicado difundido este lunes.

Con el acuerdo sellado, Guzmán se reunirá primero con Juntos por el Cambio y luego lo haría con las restantes fuerzas opositoras. “Nosotros no vamos a ir atrás de la irresponsabilidad de los que gobernaron, pero tampoco vamos a ir atrás de la falta de seriedad del Gobierno”, señalaron en el Interbloque Federal, que incluye al schiarettismo.

La hoja de ruta oficial continuará con el tratamiento del Plan Plurianual en el Congreso y, finalmente, con el debate del acuerdo con el staff del FMI. Para ello, se espera que Fernández convoque la próxima semana a sesiones extraordinarias.

El Gobierno también apura las gestiones para sumar apoyos en el plano internacional. “Es muy importante seguir construyendo entendimientos con la comunidad internacional. Pensemos que estamos negociando con el resto de los países del mundo.”, señaló Guzmán en recientes declaraciones a la agencia Télam.

Alcanzar un acuerdo con el Fondo es una misión urgente: el cronograma de pagos vigente indica que este año habrá que pagar un total de 19.142 millones de dólares, y la primera cuota será de 731 millones de dólares en enero.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA