El Tribunal decidió prohibirle el uso de celulares y computadoras al exjuez Bento

La juezas le dieron lugar a una solicitud del director de la U32 sobre riesgos de comunicación al exterior que pueda tener el exmagistrado durante el debate.

Megajuicio al ex juez federal Walter Bento. Comisario Gabriel Moschetti 
Foto:  Orlando Pelichotti
Megajuicio al ex juez federal Walter Bento. Comisario Gabriel Moschetti Foto: Orlando Pelichotti

La última audiencia del año en el juicio al exjuez federal Walter Bento comenzó con una decisión importante del Tribunal Oral Federal N° 2, presidido por la magistrada Gretel Diamante. Tomaron la determinación de prohibirle el uso de celular y computadoras en la sala de debate, a raíz de un pedido del director de la Unidad Penitenciaria 32, Julio Lalanda.

Al inicio de la audiencia, la jueza Eliana Rattá Rivas, quién encabeza la audiencia presencialmente porque las otras dos magistradas no pudieron viajar a Mendoza dio lectura del dictamen al respecto. En el pedido del jefe de la seguridad en Tribunales, se hizo referencia puntualmente al uso de dispositivos electrónicos del destituido juez Bento y también del excomisario Gabriel Moschetti.

El motivo de la solicitud fue “velar por la seguridad de los imputados, de los funcionarios del Tribunal y del público”, indicó la misiva de Lalanda. Y agregó: “Considero que el uso de los dispositivos electrónicos durante las audiencias representa un riesgo en la seguridad de los involucrados. En ese orden de idea los imputados podrían utilizar los mismos para comunicarse con el exterior y tener acceso a información confidencial, realizar todo tipo de transacciones, cometer y/o organizar actos de violencia

“En segunda instancia los funcionarios del Tribunal y el personal a mi cargo tendrían que vigilar de cerca que el uso de dispositivos para asegurar que no se utilice para ilícitos, lo que podría dificular la atención a otros aspectos del proceso. Por ello el uso de dispositivos electrónicos podría inferir en el desarrollo del debate”, sostuvo.

Entonces, Rattá Rivas leyó la respuesta del Tribunal, qué definió: “El Tribunal permitirá el acceso y empleo de computadoras y celulares en la sala de debates a los detenidos que se encuentren bajo la órbita del Servicio Penitenciario Federal, solamente en aquellos casos en que los abogados defensores invoquen y justifiquen la necesidad de visualizar por parte de sus defendidos, actuaciones y/o documentación que no estuviese en soporte papel”.

Y agregó que se permitirá el uso de celular en caso que el imputado “no se encuentre en la sala de juicio por razones justificadas” y necesite comunicarse con su defensor, con previa autorización del Tribunal. “A esos fines se le proveerá al letrado el número de teléfono de Secretaría. Cualquier llamado de otra índole deberá ser peticionado por la defensa y autorizado por el Tribunal”, sostuvo la magistrada.

Denuncias en bloque

Este mediodía los abogados defensores denunciaron en conjunto que durante el juicio se están cometiendo irregularidades tales como “amenazas, grabaciones ilegales, manipulación informativa y violación del derecho a la defensa”. En ese marco, el representante legal de Bento, Mariano Fragueiro Frías lanzó sobre la decisión del Tribunal: “Se le prohibió a mi defendido el uso de dispositivos móviles y computadoras  ¿Cómo va a responder? Sí la mayoría de los expedientes están digitalizados y las audiencias están grabadas. Vamos a analizarlo, pero está claro que detrás de esto está el Dr. Vega y su animadversión hacia el Dr. Bento. Limitar su derecho de defensa desafía los parámetros del debido proceso.”

Y añadió en relación a los testimonios de los imputados arrepentidos: “Lo que ocurrió ayer fue grave. Ayer no compareció ninguna persona a declarar aquí; eso es falso”. Entonces sostuvo que el Ministerio Público “construye un relato” y “se dice que se revelaron cuestiones nuevas, lo cual es falso. Estos testimonios se grabaron hace dos años bajo amenazas. Buscan tergiversar la información para influir negativamente en esta causa y en Bento. Esto se aclarará”.

Por su parte, el abogado Pablo Cazabán, defensor de su colega Martin Rios, denunció que sufrieron la grabación de una charla privada entre ellos. “Hicieron lo que hizo Patricia Bullrich, intentar grabar conversaciones. En ese sentido, nosotros vamos a exigir nuevamente que se dé a conocer esa grabación. El tribunal usa de pretexto garantizar la integridad o confidencialidad de esa charla y se ha negado a retransmitirlo. Pero esa confidencialidad ya fue violada, flagrantemente, por el juez de instrucción”, sostuvo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA