El IPV entrega casas de la Tupac pero aún hay 350 sin terminar

El IPV entrega casas de la Tupac pero aún hay 350 sin terminar
Las viviendas del B° Tupac Amaru de Lavalle, quedaron inconclusas y las obras están abandonadas. Foto: Jose Gutierrez

En febrero el organismo entregará 20 viviendas en Guaymallén que habían quedado inconclusas tras el escándalo judicial. Las de Lavalle, en tanto, siguen paralizadas

El largo conflicto político y judicial de la Tupac Amaru está lejos de resolverse en Mendoza. Por un lado, está la investigación de la Justicia por las supuestas estafas y manejos financieros que hizo la organización social de fondos públicos (ver aparte). Y por otro están las viviendas que no se terminaron de construir y que el IPV tiene en sus manos desde setiembre del 2018, cuando anunció que las finalizaría. Si bien en la segunda quincena de febrero el Instituto entregará 20 de esas casas a nuevos propietarios en Guaymallén, aún hay 350 sin terminar, la mayoría en Lavalle, donde hizo pie la organización que supo liderar Nélida Rojas.

En total, en sus años de apogeo durante el kirchnerismo la Tupac comenzó a construir 1.035 casas en Mendoza, de las cuales entregó 331 antes de la detención de Rojas por parte de la Justicia en abril del 2017.

De las 704 restantes, el IPV completó después la construcción de 350, por lo que aún hay 354 inconclusas, de las cuales 265 están en Lavalle.

María Marta Ontanilla, titular del IPV, explicó a Los Andes que hay varios procesos abiertos para terminar de construir las casas, que en su mayoría no superan el 25% de obra.

Sólo para las de Lavalle se estima que se necesitan $400 millones para dejar listas las edificaciones. Los motivos de los retrasos no son sólo económicos, ya que la gran mayoría de las construcciones tienen que ser reforzadas porque el material utilizado. según el IPV, no es de buena calidad. Y además, porque fueron levantadas por personas que en muchos casos no tenían conocimientos en materia de construcción.

En ese sentido, se firmó un convenio con la UTN para que analice las construcciones. “El Estado es responsable de asegurar la durabilidad”, manifestó la funcionaria.

Ontanilla informó que el IPV se anotó en el Programa Nacional de Reactivación y Terminación de Obras de Vivienda, Infraestructura y Hábitat, (creado por la ex ministra María Eugenia Bielsa) tanto para estas casas de Lavalle como para el centenar que hay en otros departamentos.

No obstante, dicho programa quedó en stand by tras la salida de Bielsa ,hoy el ministro es Jorge Ferraresi, por lo que seguirán el proceso con fondos provinciales.

Las casas de Guaymallén

Además de las casas en Lavalle, otro departamento en donde quedaron las que están a medio hacer fue Guaymallén. En Kilómetro 11 se ejecutaron tres etapas de 20 viviendas cada una. Las primeras 40 se entregaron entre 2013 y 2015, pero el resto quedaron inconclusas y son las que se entregarán en febrero.

“Las ultimas 20 casas que había empezado la Tupac las está continuando el IPV, tienen un avance del 85% y lo que es urbanización e infraestructura lo está haciendo el municipio por un convenio que así lo establecía”, explicó Carlos Scaglia, director de Vivienda de Guaymallén.

Otro barrio de la Tupac que espera ser terminado está en Buena Nueva, que contemplaba la construcción de 30 casas. En ese caso, según comentó el funcionario, “lo está haciendo totalmente el IPV porque ese tenía las obras de urbanización contratadas a través de otra obra pública”.

Las casas están en un 40 o 45% de avance. Está más atrasado porque hubo mucho vandalismo y tuvieron prácticamente que demoler todo y empezar desde cero”, cerró Scaglia.

Righi va en busca de fondos nacionales

Con una porción importante de las viviendas que proyectó la Tupac Amaru, consecuentemente en Lavalle la cantidad de casas a terminar es mayor que en cualquier otra comuna. Según confirmó a Los Andes el jefe comunal lavallino, Roberto Rigui, se están haciendo gestiones con el ministro de Vivienda Jorge Ferraresi para finalizarlas.

“Estamos haciendo trámites junto al IPV con Ferraresi para poder terminar esos barrios, son 250 casas más o menos. Eso lo licitó el IPV, no sé qué pasó y ahí quedó, no sé si por falta de fondos o por otros temas que no conozco del todo”, expresó.

Aprovechando que hay otra vez coincidencias políticas con la Nación, Righi es optimista. “Hay que terminar las viviendas porque la gente las está necesitando muchísimo. Las casas quedaron en un 20 o 25% porque recibieron el primer desembolso y después bajaron el programa directamente”, dijo en referencia al gobierno de Macri.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA