Efecto Grabois: en Mendoza fueron a pedir comida a un supermercado y hay “alerta” del Gobierno

Juan Grabois en la marcha piquetera del Puente Pueyrredón que se realizó ayer. Allí lanzó la amenaza de que podría haber saqueos. (Clarín)
Juan Grabois en la marcha piquetera del Puente Pueyrredón que se realizó ayer. Allí lanzó la amenaza de que podría haber saqueos. (Clarín)

Las organizaciones sociales no vislumbran un estallido en el horizonte cercano pero el Ministerio de Seguridad se mantiene expectante, en contacto con supermercados.

La dura advertencia que lanzó el dirigente social Juan Grabois al Gobierno nacional encendió las alarmas de los organismos de Seguridad a nivel nacional. Es que el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), ayer deslizó en una entrevista que podría haber saqueos pronto como respuesta a la crisis económica que atraviesa el país.

Prefiero decir estas cosas ahora y no lamentarme cuando empiecen los saqueos”, sostuvo y alertó que para “que haya estabilidad política tiene que haber estabilidad económica y para que haya estabilidad económica tiene que haber estabilidad social”.

En Mendoza, las organizaciones sociales creen que, todavía, no hay clima de estallido, pero desde el Gobierno de Mendoza se indica que están en estado de alerta y aseguran que algunos piqueteros locales que responden a Grabois, se presentaron en un supermercado para pedir comida, pero no fue una manifestación violenta.

EL EVITA MANTIENE LA CAUTELA

El secretario general del Movimiento Evita y ex legislador provincial, Luis Böhm, sostuvo que en más de cien merenderos que gestiona su organización en los barrios populares de Mendoza, no ha advertido indicios de una revuelta social que incluya saquear supermercados.

En Mendoza por ahora no veo ninguna posibilidad concreta”, afirmó el dirigente peronista y explicó: “Mi percepción es que la gente está angustiada y preocupada por hacerse el mango pero no visualizo y no tengo reportes en 122 merenderos en barrios populares de Mendoza, de algún tipo de situación de enojo en que los vecinos empiezan a proponer de ir a pedir (a supermercados) y si no les dan, termina en saqueo”, explicó.

En ese sentido comentó que observa que hay “expresiones contenidas en organizaciones y fuerzas políticas” pero “no hay clima de saqueo anárquico e insurrección social”. “No tengo ningún indicio de algo así, hoy”, aclaró.

Y graficó con la metáfora: “La pradera está seca y cualquier rayo puede generar un incendio, pero no veo a nadie con los fósforos”.

Sobre la tarea que lleva adelante el Movimiento Evita, Böhm dijo que están abocados a “colaborar” con el gobierno nacional “siendo un puente con los sectores más carenciados” de los 5 mil barrios populares que hay en el país.

“Con los planes Potenciar Trabajo y organizados en unidades productivas y de gestión, tratamos de que la gente tenga una changa, un oficio, un ingreso. Esa es nuestra principal dedicación cotidiana en el territorio”, sostuvo y lamentó que “hay más trabajo, pero la plata no rinde, no alcanza a los precios”.

LA “SITUACIÓN INTOLERABLE” DEL POLO OBRERO

Por el lado del Polo Obrero, el encargado de hablar fue su dirigente Martín Rodríguez. Para él existe un cuadro de situación social que se ha profundizado en el último tiempo con datos alarmantes, como la inflación, la desocupación y la cifra de personas que viven por debajo de la línea de la pobreza en el Gran Mendoza.

“Nosotros venimos desde hace mucho tiempo organizándonos y haciendo reclamos al Gobierno que expresan el cuadro de situación social que hay en los barrios, en función de una crisis muy fuerte, que está golpeando principalmente con el problema del ingreso y la falta de trabajo. Esto se ha profundizado en el último tiempo porque hay datos que son muy alarmantes cómo, por ejemplo, la inflación, que en Mendoza siempre está por arriba de la media nacional”, manifestó Rodríguez.

Y añadió: “El tendal de desocupados y subocupados que hay en la Provincia supera las 130 mil personas. Más de 600 mil personas en el Gran Mendoza que están por debajo de línea de la pobreza. Frente a esto no hay ninguna respuesta concreta que pueda apalear la situación y la falta de perspectiva que tiene todo un sector de trabajadores en la Provincia”.

En ese contexto, Rodríguez señaló que desconoce cual habrá sido el “objetivo” de Grabois con su declaración, pero advirtió que “hay una situación intolerable para el conjunto de los trabajadores y la población”.

“Las centrales sindicales, inclusive organizaciones ligadas a Cristina Kirchner como las de él, por mucho tiempo no han movido un pelo y han sido funcionales al ajuste”, arremetió el referente piquetero y agregó con tono de duda: “Que exista la posibilidad de un estallido o no, es muy difícil precisarlo. Lo cierto es que los trabajadores necesitan recomponer sus ingresos y es muy importante que exista un plan de creación de trabajo genuino; que la gente pueda comer en su casa y no en un comedor popular”.

Por otro lado, anticipó que la próxima semana habrá nuevas manifestaciones en reclamo por un bono de $20 mil de refuerzo inmediato y la actualización de los planes sociales. También le reclaman al gobierno provincial mayores provisiones para los comedores, ya que asegura que también están yendo jubilados a alimentarse.

LA PROVINCIA SE MANTIENE EN ALERTA

El subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad de la Provincia, Néstor Majul, aseguró estar al tanto de las declaraciones de Grabois y dijo que se mantienen alertas, en contacto permanente con los supermercados y la subsecretaría de Desarrollo Social.

Estamos en alerta, trabajando en comunicación permanente con la gente de seguridad de los hipermercados y los shoppings. Por ahora no se vislumbra eso”, dijo en relación a los saqueos.

Y comentó que “acá en Mendoza, Grabois no tiene muchos adherentes. Lo máximo que han hecho es ir a pedir comida, pero no han entrado de prepotentes”.

Lamentablemente la política irresponsable de ‘este muchacho’ nos pone en alerta. Todo el gobierno está atento”, añadió Majul y dijo que también mantiene comunicación con el subsecretario de Desarrollo Social, Alejandro Verón, porque él trabaja con muchas organizaciones civiles que “son atendidos permanente”.

De este modo, el gobierno provincial no baja la guardia ante un escenario de ebullición social y apunta a que el Estado dé respuestas a los reclamos que se presenten.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA