Dudas en La Libertad Avanza: uno de los diputados mendocinos resaltó la “preocupación” por las retenciones al vino

Lourdes Arrieta había señalado que la ley ómnibus de Javier Milei se votaría “sin modificaciones”, pero anoche, Facundo Correa Llano se hizo eco de la queja local por el impuesto del 8%. Contradicciones en la estrategia.

Lourdes  Arrieta, Mechi Llano y Facundo Correa Llano, diputados por Mendoza de La Libertad Avanza
 Foto: José Gutierrez / Los Andes
Lourdes Arrieta, Mechi Llano y Facundo Correa Llano, diputados por Mendoza de La Libertad Avanza Foto: José Gutierrez / Los Andes

La Libertad Avanza tiene tres diputados por Mendoza: Mercedes Llano, Facundo Correa Llano y Lourdes Arrieta. Dos pertenecen al Partido Demócrata y la tercera es libertaria pura.

La candente discusión de la ley ómnibus enviada al Congreso por Javier Milei y, más que nada, la cláusula que aplica retenciones del 8% a la exportación de vino, ha comenzado a reflejar ciertas inconsistencias o dudas.

Arrieta, que no participa del plenario de comisiones y antes de recalar en una banca tenía la más humilde aspiración de convertirse en concejal de Las Heras, fue concluyente ante la consulta de Los Andes sobre este tema. Afirmó que desde el bloque de La Libertad Avanza no presentarán modificaciones a la ley, por lo que por ende, acompañarán las retenciones si así se resuelve en comisiones.

“Por el momento, no habrá modificaciones a la ley desde nuestro bloque La Libertad Avanza”, expresó concretamente la diputada nacional.

Sin embargo, esta madrugada, su compañero de bloque Correa Llano, que sí interviene en el plenario de comisiones, tuvo un discurso diferente. Lejos de ser concluyente al respecto como Arrieta, Correa Llano le manifestó al secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Fernando Vilella, la “preocupación” por la retención del 8% que plantea la ley.

No quedó claro si esa preocupación es suya también. Dijo literalmente lo siguiente: “Bueno, yo un poco expresar la preocupación que me ha hecho llegar la industria vitivinícola, que se encuentra en una situación difícil por políticas económicas anteriores, que han llevado a la falta de insumos importados. Esas malas políticas han llevado también a una falta de inversión y competitividad”, arrancó.

Indicó que la vitivinicultura “tiene participación en 16 provincias y hay más de 500 empresas exportadoras, es un gran generador de divisas”. Y expresó sobre el final de una intervención medida, en la que no hubo preguntas ni propuestas: “Entendemos la necesidad del Gobierno para poder llegar a ese déficit cero que es tan importante, pero también vemos la importancia de esa generación de divisas”.

En tanto, lejos del comprometedor debate de las retenciones al vino, la otra diputada de LLA, Mercedes Llano, debatió en el plenario y consultó sobre otros temas. Concretamente, preguntó sobre sobre la eventual inclusión de IMPSA en el paquete de empresas a privatizar mencionadas en el proyecto.

“Todo lo que toca el Estado lo funde y lo tiñe de corrupción”, disparó Mechi Llano. Su otra afirmación tuvo como objetivo cuestionar al radicalismo mendocino y a Alfredo Cornejo en particular, una postura entendible a nivel provincial, por la pelea doméstica del PD con la UCR, pero ajena a la estrategia negociadora que parece tener el Gobierno nacional con el gobernador mendocino.

Llano pidió en este sentido que la Oficina Anticorrupción esté dirigida por alguien que no haya ocupado cargos políticos y que no esté afiliado a un partido político. Fue la plataforma para tirar el cachetazo contra la administración radical en Mendoza: “Esto lo impulsamos en Mendoza ante un proceso de concentración del poder político y un avance del Gobierno sobre la división de poderes”, aseguró la exlegisladora provincial del PD.

El lobby de Coviar por las retenciones

La Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) busca encontrar los números necesarios en el Congreso para evitar que la exportación del vino tenga retenciones, luego de conocerse que el proyecto de ley ómnibus que presentó el presidente Javier Milei, las ubica en el orden del 8%. Este martes por la mañana, convocó en el hotel porteño Savoy a diversos diputados y senadores nacionales de 18 provincias vitivinícolas, pero con la predominancia de Mendoza, San Juan, Salta y La Rioja (principales jurisdicciones del rubro); sobre quienes intentará llegar a una posición conjunta en contra de la retención, con el objetivo que se modifique el proyecto en comisiones.

En este sentido, los dirigentes de la Coviar mostraron su posición, en la cual aseguran que tendrá un “alto impacto negativo” si se lleva al 8% de derechos de exportación que pretende imponer el Gobierno Nacional sobre la actividad vitícola; y consiguieron el acompañamiento al menos de los principales legisladores mendocinos, tanto del peronismo como del radicalismo.

Rechazo radical y peronista

Uno de los que se pronunció fue el radical Lisandro Nieri, quien marcó que “las retenciones atentan contra las economías regionales, desalientan exportaciones y pone en riesgo puestos de trabajo. Legisladores nacionales de provincias vitivinícolas nos reunimos con Coviar y hablamos sobre la realidad del sector y la complejidad que significarían los derechos de exportación”.

Por el lado del peronismo, la senadora nacional, Anabel Fernández Sagasti, también participó de la reunión y se mostró en contra de las retenciones.

“NO a las retenciones al vino. Junto a legisladores de provincias productoras participamos en la reunión convocada por la Coviar y dejamos clara nuestra postura: ni el vino ni ninguna otra economía regional debe pagar permisos de exportación”, marcó.

Y avanzó, al indicar que “además de nulo e inconstitucional, el DNU de Milei perjudica y discrimina a Mendoza. La producción de vino no solo genera empleo, sino también exportaciones con valor agregado y forma parte de la cultura y la idiosincrasia de las provincias de Cuyo”.

En tanto, el diputado peronista, Adolfo Bermejo, comentó que “la entidad explicó el perjuicio que genera en la cadena de valor vitivinícola la suba de retenciones. Lxs legisladores nacionales por Mendoza, del Peronismo, manifestamos que seguiremos trabajando por ‘retenciones 0′”.

Siguiendo en el radicalismo, Pamela Verasay sostuvo que la reunión tuvo como fin “diagramar una estrategia conjunta para defender la suspensión del pago de derechos de exportación. La retención del 8% es una medida desfavorable contra la industria del vino”.

Expresó que esta medida “afecta la competitividad del sector, con riesgos de destruir puestos de trabajo, perjudica a los mercados desarrollados y origina caída de dólares que la exportaciones generan”.

Por otro lado, el legislador de la Cámara Baja, Julio Cobos, también adelantó el rechazo al aumento de retenciones al vino: “Vamos a votar en contra de cualquier aumento de impuestos, en particular retenciones, que es lo más regresivo junto con Ingresos Brutos”.

Desde el monobloque de La Unión Mendocina (LUM) pero bien cercano a los libertarios, Álvaro Martínez mostró preocupación por las retenciones al vino y dijo que debatirá en comisiones sí se trata de una medida momentánea o fija.

Volviendo al PJ, Liliana Paponet trasladó una serie de preguntas a las comisiones y en relación a la vitivinicultura señaló: “A pesar de que la actividad vitivinícola cuenta con una balanza comercial positiva ¿Por qué no se le dio el mismo tratamiento de exportación que a las mercaderías correspondientes a los siguientes complejos exportadores: olivícola, arrocero, cueros bovinos, lácteo, frutícola, hortícola, porotos, lentejas, arveja, papa, ajo, garbanzos, miel, azúcar, yerba mate, té, equinos y lana?”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA