Dos ex gobernadores peronistas le brindaron un apoyo “pleno” a Cornejo

Celso Jaque y José Octavio Bordón se sumaron a la asamblea legislativa. Los consejos de quienes pasaron por el cargo.

El ex gobernador participó de la asunción del nuevo gobernador.
El ex gobernador participó de la asunción del nuevo gobernador.

Dos ex gobernadores de la provincia asistieron a la asamblea legislativa que oficializó a Alfredo Cornejo y Hebe casado como el tándem encargado de dirigir las riendas del pueblo mendocino por los próximos cuatro años. José Octavio Bordón y Celso Jaque, ambos del peronismo y con una larga trayectoria política, expresaron ante la prensa su apoyo a la nueva gestión, destacando la importancia de brindar confianza para implementar mejoras en la provincia, especialmente en un contexto marcado por la política económica nacional del presidente electo, Javier Milei

Hablaron ante la prensa y explicaron la razón de la presencia y el apoyo a la asunción de un gobernador de otro color. Ambos dirigentes, casi con una coincidencia textual, le brindaron al flamante gobernador entrante la confianza y el apoyo necesario para llevar a cabo, lo que ellos consideran, las mejoras que tiene que tener la provincia de cara a los próximos cuatro años de gobierno, que van a estar marcados por la política económica nacional que pueda llevar a cabo el presidente electo, Javier Milei.

Celso Jaque, en diálogo con Los Andes, aseguró que el desafío que tienen todos los gobernantes de la Provincia es el “diálogo y el consenso”. En esto coincide plenamente con el discurso del nuevo gobernador mendocino quien mencionó estas dos palabras reiteradas veces en su discurso ante la asamblea legislativa.

El ex gobernador estuvo en la asunción de Cornejo.
El ex gobernador estuvo en la asunción de Cornejo.

“Con Alfredo Cornejo, y los demás intendentes, tenemos que trabajar en la salud mental, la incorporación de tecnología en la educación, cuidar mejor el agua y el tema que necesitamos de alguna forma terminar de sistematizar es el de los ríos que tiene Mendoza”, explicó Jaque con respecto a los desafíos que tiene la segunda era cornejista y el resto de los intendentes electos que acompañarán la gestión desde sus municipios.

Se refirió al aprovechamiento íntegro del Río Grande como una de las deudas pendientes que viene arrastrando Mendoza, incluso desde su gestión, y que necesariamente la tiene que solucionar el nuevo gobernador oriundo del departamento de San Carlos.

Aunque admitió que no cree ser la persona capaz para darle un consejo, si contó que hablan periódicamente con el gobernador entrante y aseguró que “Cornejo es mi gobernador”, continuando el diálogo dijo que lo va a “apoyar en todo lo que signifique cambios positivos para Mendoza y Malargüe”.

Sin embargo, dijo que este apoyo no es incondicional y que tampoco es un cheque en blanco: “Tendré la firmeza suficiente para poder discutir aquellas cosas que entendemos que necesitamos los malarguinos y que vamos a hacer respetar ante el gobernador Cornejo”.

El ex gobernador mendocino comentó que tuvieron una única reunión formal días antes de enviar el presupuesto a la legislatura. Aunque, aseveró que prontamente se van a reunir para afinar temas de gestión, con el gobernador entrante y con su equipo técnico.

El siguiente en hablar fue José Octavio “Pilo” Bordón, el histórico dirigente ligado a las filas del justicialismo, quien fue hasta la Legislatura para brindarle un gesto de cariño y apoyo a quien inicia hoy, 9 de diciembre, su segundo mandato como gobernador de Mendoza. Algo histórico y valioso porque “Pilo” fue el segundo gobernador de Mendoza desde el retorno a la democracia.

“El gobernador sabe y tiene que estar tranquilo, que los seis exgobernadores estamos a plena disposición, como yo recibí la colaboración de la oposición en mis años de gobierno. Lo más importante es Mendoza y que le vaya bien”, dijo Bordón en referencia a los ex gobernadores vivos que tiene Mendoza: Rodolfo Gabrielli (1991-1995), Arturo Lafalla (1995-1999), Julio Cobos (2003-2007), Jaque y Francisco Pérez (2011-2015).

El ex gobernador de Mendoza y ex embajador en Estados Unidos y Chile, aseguró que Cornejo es un gobernador “probado” con aciertos y dificultades.

Se refirió a la interna y la reconfiguración que debe llevar a cabo el justicialismo en Mendoza. Aseguró que no es algo exclusivamente provincial, sino que hay otros factores que influyen en el armado provincial; el dirigente peronista considera que a nivel nacional también debería someterse a un “proceso de reorganización”, pero como muchos otros, coincide con el análisis de que, hoy por hoy, no hay ningún dirigente capaz de llevar la cabeza del peronismo y conducirlo.

“Yo creo que hay un tema fundamental, que lo he hablado con afecto y con respeto con los dirigentes del justicialismo. Cuando uno sufre esta derrota tiene que preguntarse por qué y de ahí reorganizarse. Al revés no, al revés es un diálogo entre sordos y entre los que pensamos igual o tenemos intereses de corto plazo”, cerró el histórico dirigente político mendocino que comenzó su carrera con el retorno a los comicios libres en 1983, cuando fue electo diputado nacional.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA