Desconfianza en la oposición por el proyecto K para apartar a jueces por motivos de género

La senadora Anabel Fernández Sagasti es la autora del proyecto (Foto: Comunicación Senado)
La senadora Anabel Fernández Sagasti es la autora del proyecto (Foto: Comunicación Senado)

El Senado tratará en comisión una iniciativa que habilita a recusar a magistrados que no apliquen la perspectiva de género. Cuestionamientos desde Juntos por el Cambio.

Un proyecto de ley del kirchnerismo que permitiría apartar de una causa a aquellos jueces que dicten sentencias sin perspectiva de género provocó desconfianza en la oposición, que advierte que las causales propuestas son imprecisas y que podría esconderse un intento de beneficiar a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La iniciativa fue presentada el año pasado por la senadora camporista Anabel Fernández Sagasti, quien decidió reflotarla a casi un mes de finalizar el año, en el contexto del enfrentamiento creciente de Cristina con el Poder Judicial.

El debate se dará este martes en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, que preside el ultrakirchnerista Oscar Parrilli. Allí el oficialismo tiene mayoría propia (10 de los 17 integrantes) para firmar sin problemas el dictamen favorable, aunque en el recinto debería recurrir a aliados, ya que Juntos por el Cambio duda en acompañar.

El proyecto habilita a apartar a un juez o jueza que dicte una sentencia sin aplicar la perspectiva de género. Para eso se busca modificar el Código Procesal Penal de la Nación, el Código Procesal Penal Federal y la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

La iniciativa establece que el juez deberá inhibirse o podrá ser recusado del caso “si manifiesta judicial o extrajudicialmente una posición contraria a la perspectiva de géneros, hostilidad hacia las mujeres y población LGBTIQ+, utiliza discursos de odio, o no respeta y hace respetar la ley de identidad de género”.

Además, incorpora para las mujeres y diversidades el derecho “a ser juzgadas con perspectiva de género y sin discriminación, contando con juzgadores y juzgadoras imparciales”.

Juntos por el Cambio todavía no definió su voto, pero la redacción que propone Sagasti abrió sospechas. “Lo estamos estudiando. Una vez más, es un buen título que esconde muchas cosas”, comentó a este medio un senador del interbloque opositor.

Fuentes de la bancada explicaron que “las causales para la inhibición y excusación deben ser muy precisas, expresas y comprobadas en la causa, porque de lo contrario es muy peligroso”. “¿Quién define qué es un discurso de odio? La enumeración de causales es muy vaga. El apartamiento de jueces debe ser muy objetivo”, alertaron.

Otro aspecto que observan en la oposición es que el proyecto no se mete en el fuero Civil y Comercial. Según entienden en Juntos por el Cambio, esto podría significar “una causal más para apartar a jueces relacionados a las causas de Cristina”.

Recientemente, la vicepresidenta pidió recusar a la jueza María Eugenia Capuchetti en la causa por el atentado contra su vida, y los abogados de la querella utilizaron el término “discursos de odio”. El planteo fue rechazado luego por la Cámara Federal porteña.

Tiempo atrás, cuando la Cámara de Diputados debatía el texto de repudio al intento de magnicidio contra Cristina, el Frente de Todos también quiso incluir ese concepto en la declaración, pero la oposición se resistió y debieron dar marcha atrás.

Ahora, en la previa del debate, Sagasti defendió su proyecto. “Esto no es la solución, pero es una herramienta más para que las mujeres nos podamos sentir protegidas. La mujer tiene que sentirse segura de la ecuanimidad de ese juez y de que aplique las leyes que hay a nivel nacional que tienen que ver con la perspectiva de género”, indicó.

“Sentimos que esta pandemia que es la violencia contra las mujeres no ha sido receptada por la Justicia”, insistió Sagasti en declaraciones a la prensa en Mendoza.

La senadora mencionó como “caso paradigmático” de su provincia el del ministro de la Corte Suprema José Valerio, promovido por el exgobernador y actual senador Alfredo Cornejo. Valerio recibió cientos de impugnaciones a su candidatura por fallos que fueron tildados de “misóginos” y “homofóbicos”.

Otro caso que tuvo repercusión a nivel nacional fue el de los jueces del Tribunal Oral Criminal Nro. 1 de Mar del Plata que absolvieron a los acusados del abuso sexual y femicidio de Lucía Pérez, cometido en 2016 en la ciudad balnearia. El asesinato de la joven de 16 años fue uno de los hitos del movimiento “Ni una menos”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA