Democracia y la vergonzosa clase política mendocina

Aunque a la clase política no le importe, tratemos de valorar el sistema, pensemos en ver cómo nos involucramos más en la cosa pública, no hay nada peor para un político y les molesta enormemente.

Santiago Llaver asumió como gobernador de Mendoza en 1983 iniciando los 40 años de democracia ininterrumpidos en la Provincia.
Santiago Llaver asumió como gobernador de Mendoza en 1983 iniciando los 40 años de democracia ininterrumpidos en la Provincia.

Muchos miembros de la corporación política le deben demasiado, mucho más que cualquier ciudadano, a la democracia. Son varios los que han logrado ventajas, privilegios, salvarse patrimonialmente y ubicar a sus hijos, favores a empresarios y vinculaciones de todo tipo.

Todo esto lo hicieron porque se dedicaron a la política debido a que hay un sistema democrático que hace que elijamos autoridades con el voto.

También algunos tomaron buenas decisiones y lograron mejorar algunas realidades de la provincia, muchos trabajan bien, conocen el Estado y saben cómo hacer más eficiente las cosas.

Pero a ningún político mendocino, oficialista u opositor, se le ocurrió hacer algo por los 40 años de democracia que vamos a cumplir en la provincia. Una foto de todos los ex gobernadores juntos, charlas, debates, libros. Hubo algunos movimientos pequeños aislados, pero nada institucional, esto claramente refleja la penosa dirigencia política que tenemos. La UNCuyo también falló, repartir unos títulos Honoris Causa sirve para salvar la ropa de lo políticamente correcto pero no alcanza. Cuánto se la extraña a Gómez de Erice, nadie después logró estar a su altura. Tampoco hicieron nada otras universidades privadas como la UCA, la Aconcagua y la Maza. Las entidades profesionales y empresarias brillaron por su ausencia y las organizaciones de la sociedad civil igual.

Parece que no les importan los cambios que se están dando en el sistema democrático ni qué modificaciones está pidiendo la gente, se siguen moviendo con la dinámica del “qué me llevo”. Además claro, justo tocaba definir si se hacía algo por los 40 años de democracia, cuando había que pensar con que puestito se quedaban ¿no?, la democracia y sus 40 años que se vayan a la c… Eso sí, dan asco como muestran por redes sociales los puestos que van a ocupar, simplemente patético. Es claro que no es un tema popular, pero es un logro enorme e histórico. Una vez más los políticos mendocinos no estuvieron a la altura de los acontecimientos.

La verdad, como mendocino me da mucha vergüenza lo que ha pasado, está es la famosa clase política diferente a la del país, como les gusta decir a los que lo único que hacen es defender una institucionalidad que no existe.

Una vez más, seguiremos bregando por la defensa del debate libre de opiniones, por más que los funcionarios desacrediten los puntos de vista opuestos que se les formulan con datos reales y comprobables.

Lo he dicho y es necesario recalcarlo, Los Andes no hace operaciones, quedó demostrado en la última campaña electoral para gobernador. Vienen tiempos interesantes a nivel provincial en el que determinados empresarios irán por todo lo que puedan, ya vienen consiguiendo bastante en estos últimos 8 años. Antes también lo hacían.

La prensa estará cumpliendo su rol de ir contando lo que va pasando, una de las tantas funciones básicas de nuestra profesión de periodista y que muy relacionada está con el sistema democrático.

Aunque a la clase política no le importe, tratemos de valorar el sistema, pensemos en ver cómo nos involucramos más en la cosa pública, no hay nada peor para un político y les molesta enormemente. Su ego no admite compartir puntos de vista con nadie. Recitemos el preámbulo de la constitución solos o en familia como un homenaje a la gente que hizo posible que lleguemos a cumplir 40 años. Sé que cuesta y que no han sido fáciles los años que llevamos de democracia, pero también son varios los avances hemos tenido. Que los 50 años nos encuentren mejor, es una tarea de la sociedad civil también.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA