lunes 30 de noviembre de 2020

Sólo suscriptores
Suárez en China, hace casi un año, cuando se reunió con representantes de la empresa Shanghai Potash, interesada en Potasio Rio Colorado.
Política

De dónde saldrán los U$S 200 millones para “revivir” el proyecto de potasio en Malargüe

Tras el acuerdo con Vale, el Gobierno trabaja para buscar inversores chinos. Empresarios opinan que hoy, con el valor del mineral a la baja más las condiciones macroeconómicas negativas, será difícil atraer dólares para retomar el proyecto.

Suárez en China, hace casi un año, cuando se reunió con representantes de la empresa Shanghai Potash, interesada en Potasio Rio Colorado.
Sólo suscriptores

Con el anuncio del Gobierno provincial de la recuperación de la mina de Potasio Río Colorado de manos de la minera brasileña Vale, comenzaron a aparecer dudas y expectativas respecto a la inversión de U$S 200 millones que se necesitarán para esta nueva reingeniería que planea el Poder Ejecutivo.

Por un lado, el Gobierno de Suárez, una vez que firme con la minera brasileña el traspaso de la mina con sus activos, necesitará buscar un inversor que ponga los recursos y así trabajar en su reconstrucción para la explotación.

Según platea el Gobierno, hay interés sobre todo de empresas chinas, como la Shanghai Potash; pero aclararon que no es la única y que además ofrecerán el proyecto “a cualquier empresa del mundo”, con el objetivo de generar riqueza y sobre todo empleo.

No obstante, desde el sector privado de la provincia miran con prudencia la estrategia del oficialismo, y dudan de lo rentable que podría ser el proyecto de extracción de 200.000 toneladas por año, sobre todo porque el cloruro de potasio –que es un commodity- tiene un valor actualmente muy depreciado que años anteriores; pero también aclaran que hay incertidumbre respecto de las condiciones macroeconómicas por las que atraviesa actualmente el país.

Las dudas de los empresarios

Julio Totero, titular de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (Asinmet), expresó que “la sensación es que el proyecto es inviable, tanto desde el punto de vista de la explotación de sales de potasio, como también de la instalación de la planta de soda solvay”.

El empresario indicó que “ojalá el Gobierno tenga razón y se pueda concretar en un proyecto viable y que se pueda desarrollar en el estado que sea”, pero marcó sus dudas en base a las acciones que está tomando la gestión de Suárez.

¿Es factible avanzar con un proyecto? Hoy creo que no. El valor del potasio está en U$S 202 la tonelada; y con estimaciones, se tardarían 20 años para recuperar todo el dinero invertido”, declaró. Además, sostuvo que en caso que las empresas argentinas paguen un poco más la tonelada, “hoy no serían más de U$S 290 la tonelada, un precio que además no se sabe si seguirá bajando o subirá”.

Totero agregó que en el caso de la soda solvay – mineral que es utilizado para fabricar vidrio, entre otras cosas- “hace 40 años se pensaba porque no había producción en el país. Hoy tendríamos que competir en el mercado interno”.

“Si Vale, que es la minera más grande del mundo, no consiguió un inversor con la capacidad de negociación que tiene, ¿que nos hace pensar que Mendoza lo conseguirá?”, se preguntó.

Con más prudencia se mostró Raúl Rodríguez, titular de la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros (Camem). Al igual que Totero, destacó que espera que se den las condiciones para la reactivación de la mina ubicada al sur de Malargüe.

“Siempre es buena cualquier medida si la finalidad es poder desarrollarlo. Si este es el vehículo para destrabarlo, estoy de acuerdo y el sector también”, comentó.

Pero también dijo que hay dudas “dadas las condiciones macroeconómicas del país y el valor del potasio, hay que ver si realmente se puede conseguir inversores para el proyecto tal cual está pensado”.

“Hoy con estos números (valor bajo del potasio) es una realidad y se ajusta a los problemas. Habría que ver a futuro, si sube o baja el precio, por eso es tan riesgosa la actividad minera, por eso goza de tantos beneficios, por eso la legislación es amigable con las inversiones minera. Si no creamos condiciones, no vienen las inversiones”, insistió.

Optimismo oficial

Por el lado del Gobierno la visión es otra, ya que aseguran que en el país se llega a pagar el doble de lo que está el valor de la commodity, teniendo en cuenta que no se compra en grandes cantidades, por lo que no se puede “negociar” ese precio.

Asimismo, aclararon que “en contacto con potenciales inversores, el modelo de proyecto que sostienen que es factible para retomar la explotación de la mina es este que vamos a impulsar, con uno que busque vender de manera regional, con menor inversión que la que se tenía en cuenta anteriormente, y con un mayor precio de venta”.

De hecho, Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía, indicó a Los Andes en la edición de este domingo que “Argentina está comprando a un precio –U$S 450 la tonelada- de casi el doble de lo que negocia China y Brasil –U$S 295 la tonelada-, principales importadores de potasio en el mundo, por lo que bajar el proyecto y encontrar mercado regional implica inversiones menores y precios mejores”.