Cristina Kirchner pidió un bono para trabajadores, insinuó su candidatura y criticó al Pro y al Poder Judicial

Cristina Kirchner en el acto que organizó la Unión de Obreros Metalúrgicos. / Foto: Clarín
Cristina Kirchner en el acto que organizó la Unión de Obreros Metalúrgicos. / Foto: Clarín

La vicepresidenta reclamo al gobierno nacional que defina el pago de una “suma fija” para trabajadores. También le reclamó que actúe ante los mercados concentrados para garantizar la “distribución del ingreso”.

Cristina Kirchner reapareció públicamente con nuevas críticas al presidente Alberto Fernández, a quien ahora le reclamo que defina el pago de una “suma fija” para que los trabajadores recuperen algo de terreno frente a la indómita inflación.

Regresó fiel a su estilo, con un enérgico discurso en el que no sólo volvió a diferenciarse del gobierno nacional, sino que apuntó contra el PRO por el intento de magnicidio que la tuvo como blanco y hasta alimentó las esperanzas de aquellos que la proclaman para el 2023 con sugerentes frases.

“Es necesario una suma fija que vuelva a darle capacidad al salario de los trabajadores”, lanzó la Vicepresidenta al cerrar el plenario de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que conduce su aliado Abel Furlán.

Así, hizo propia la demanda que tomó fuerza en las últimas semanas a pesar de los reparos que puso el presidente Fernández y algunos integrantes de la mesa chica de la Confederación General del Trabajo (CGT), como Héctor Daer, quién advirtió que el plus salarial le “quita dinámica a las paritarias”.

La Vicepresidenta rechazó cualquier cuestionamiento. Aseguró que la medida “no va en detrimento” de las negociaciones salariales: “¿Cómo vamos a ir en detrimento de las paritarias justamente nosotros, que fuimos los que volvimos a introducir la cuestión paritaria en la cuestión económica”, indagó?

Cristina Kirchner alertó nuevamente sobre la situación económica, sobre todo, por la carrera de los precios y el impacto en el poder adquisitivo. Recurrió a números para graficar la crisis pero también para contrastar y ponderar los resultados de su segundo mandato al frente de la Casa Rosada (2011-2015).

“En 2015 el salario en la Argentina era el más alto en dólares. Lo recordaba recién Abel, el de los metalúrgicos era de 2.400 dólares por mes”, dijo para rememorar que en aquella época el “problema de los trabajadores” era el Impuesto a las Ganancias. Seguido, Cristina Kirchner indicó que, en la actualidad, hay 17 puntos de diferencia entre la evolución de la productividad y la del salario en el sector privado.

Para reforzar su comparación, advirtió que “nunca ha habido una participación tan baja de los trabajadores en el Producto Bruto Interno como la que estamos teniendo hoy, absolutamente regresiva”.

La titular del Senado también respaldó las acciones del gobierno nacional, que ahora instrumenta el ministro de Economía, Sergio Massa, para regular los precios. “Estamos ante mercados absolutamente concentrados con cadenas de valor que hacen valer su poder en la distribución del ingreso y en esto es el gobierno el que tiene que terciar en la distribución del ingreso, como lo hacíamos durante nuestros gobiernos”, subrayó.

En el microestadio municipal de Pilar, donde se realizó el acto, la escuchaban delegados de la UOM, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, el diputado Máximo Kirchner, y otras figuras del amplio arco oficialista como el cosecretario de la CGT Pablo Moyano, entre otros.

El evento volvió a exponer el operativo clamor para que la líder del Frente de Todos se sume a la pelea electoral para volver a la Casa Rosada en 2023. “Hay que recordar que cuando Cristina dejó su gobierno lo dejó con apenas el 23% (de inflación) y con el poder adquisitivo jamás visto por nosotros”, dijo Furlán.

Cristina Kirchner convalidó las expectativas. “Voy a ser lo que tenga que hacer para lograr que nuestro pueblo, nuestra sociedad pueda organizarse en un proyecto de país, que vuelva a recuperar la ilusión, la fuerza y la alegría de nuestra gente”, prometió.

“En el año 2012 duplicamos la clase media en la Argentina. Es posible hacerlo porque ya lo hemos hecho”, completó.

Críticas al PRO

En su reaparición no faltaron las críticas al PRO y al Poder Judicial. Incluso, en esta oportunidad además de apuntar a los aspectos económicos llegó a vincular al partido que fundó el ex presidente Mauricio Macri con el intento de magnicidio que la tuvo como blanco a principios de septiembre pasado.

“Después de eso que pasó y de estos meses de reflexión, y de información también, creo que algunas cosas positivas de un hecho tan horrible, tan espantoso podemos obtener. La primera conclusión buena que saqué fue que esos presuntos indignados que agredían, que insultaba, que tiraban teas encendidas a la Casa Rosada, no eran indignados, eran gente pagada por empresarios que se identificaron con el anterior gobierno, con el macrismo, algunos de ellos funcionario que endeudó a la Argentina”, concluyó.

Reprodujo así la hipótesis que unos de sus abogados promueve en la causa judicial, en la que se investiga el vínculo entre algunos integrantes de Revolución Federal, sobre todo de su fundador Jonathan Morel, con el fideicomiso “Caputo Hermanos” del exministro de Finanzas del gobierno de Cambiemos, Luis “Toto” Caputo.

“A uno de ellos le encontraron 50 mil dólares en el allanamiento, así que córtenla con los indignados rentados que no va más esta mentira en la Argentina”, sentenció.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA