Con el rechazo opositor, la mayoría oficialista alcanzó para el avance de la Boleta Única

El proyecto se aprobó en el Senado con 25 votos a favor y 12 en contra. El PJ había anticipado su negativa a la iniciativa del gobernador Rodolfo Suárez.

El Senado aprobó el proyecto de Boleta Única, ahora la Cámara de Diputados deberá convertirlo en ley. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
El Senado aprobó el proyecto de Boleta Única, ahora la Cámara de Diputados deberá convertirlo en ley. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El Senado provincial aprobó el proyecto de ley de Boleta Única, en la cual se prevé un cambio en el sistema de votación de los mendocinos. Esta mañana, antes del comienzo de la sesión, el Frente de Todos anticipó su voto en contra, principalmente porque seguirá la opción de poder votar la lista completa, y acusó al Gobierno de Rodolfo Suárez de “encapricharse con la lista sábana”.

Aun así, Cambia Mendoza tenía los votos y dio media sanción al proyecto. Fue el jefe de bloque del Frente de Todos, Lucas Ilardo, quien ofreció una breve conferencia de prensa antes de ingresar al recinto en la sesión de la Cámara Alta. “Hemos decidido no acompañar este proyecto sábana que ha presentado el gobierno”, comenzó el senador.

El líder de la principal bancada opositora agregó que Suárez “no le prestó atención ni aceptó los pedidos de las cámaras empresarias y asociaciones”, de que no se puede tener como prioridad una reforma con la posibilidad de que siga existiendo la lista sábana.

Desde el peronismo se había propuesto la eliminación de ese casillero, o como alternativa, que dicha opción no se encuentre visible arriba en la columna de los espacios partidarios -como prevé el despacho- sino que estuviese como última opción. Desde el radicalismo desecharon esa propuesta al considerar que la misma “generaría confusión” en el electorado.

Ésta es la principal crítica de la oposición ya que, en el resto de los artículos, varias propuestas fueron tomadas por Cambia Mendoza. No obstante, para el PJ sin dudas es un punto “fundamental” el hecho de poder votar o no a una lista completa.

Ante esto, Ilardo agregó que el Poder Ejecutivo se ha “encaprichado” en que haya lista sábana. “Es importante que se sepa que hemos hecho muchos aportes. El proyecto tenía horrores, tanto es así que si se votaba como venía la iniciativa, se eliminaba el voto secreto”, expresó.

Y marcó: “Intentamos hacerle llegar al gobierno que la lista sábana no es la solución, pero se aferraron a esa idea”. De esta manera, el Frente de Todos y también el Partido Intransigente votarán en contra.

Por otro lado, el Senador peronista sostuvo que el proyecto de Boleta Única no debería ser una prioridad del Ejecutivo cuando “están pasando cosas graves en la provincia”.

El senador Lucas Ilardo (Frente de Todos) explico por qué el peronismo no acompañará el proyecto de Boleta Única. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
El senador Lucas Ilardo (Frente de Todos) explico por qué el peronismo no acompañará el proyecto de Boleta Única. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

“Tenemos inseguridad, problemas con los productores por la lucha antigranizo, el estado de las escuelas, los reclamos salariales de los empleados públicos; y el gobernador de lo único que ha hablado es de la reina de Guaymallén frente al capricho del intendente (Marcelino Iglesias) y de una Boleta Única que pretendía ser una reforma institucional y trascendente, pero que esconde un proyecto que solo privilegia a la lista sábana”.

Finalmente, comentó que hace un mes y medio que está citado el Jefe de la Policía, Marcelo Calipo a la Legislatura; y aún no concurre; y que “también se ha citado al ministro (Enrique) Vaquié por la lucha antigranizo”, y tampoco ha concurrido.

Además de la posición del Frente de Todos, desde el Partido Verde y el FIT anunciaron que votarán a favor en general de la iniciativa, pero no acompañarán uno de los artículos del proyecto.

PRINCIPALES CAMBIOS

Una de las novedades del proyecto será que a partir de la aplicación del nuevo sistema electoral desparecerá un emblema de todas las votaciones: el cuarto oscuro. Según marca la iniciativa, la mesa de autoridades y fiscales estará en el mismo lugar donde se vote, con dos fines: en primer lugar, agilizar el voto, ya que en los lugares de votación se prevén tabiques que dividirán a los electores y de esta manera podrán votar dos por mesa de manera simultánea; y por otro lado, controlar que no se utilicen los celulares a la hora del sufragio.

La decisión de prohibir el uso de celulares o cámaras fotográficas al momento del sufragio, es con el objetivo de evitar el “voto en cadena”, que ocurre cuando el elector se saca una foto con la boleta ya marcada, para recibir a cambio algún tipo de retribución económica o dádiva.

En cuanto a las fotos de los candidatos en la boleta, habrá diferencia entre elecciones ejecutivas y legislativas. Para las primeras, habrá dos en la categoría de gobernador y una en la de intendente, pero no estarán las imágenes de candidatos a legisladores ni de concejales. En tanto, para las legislativas, sí habrá fotos de estos candidatos (dos por categoría).

No obstante, sí habrá imágenes con las fotos de los primeros dos candidatos de cada categoría en los afiches que se pegarán en cada uno de los lugares de votación, que deberán ser visibles para los electores en el momento del sufragio.

Otra discusión fue en torno a la anulación de los votos que se hicieran a la lista completa y a candidatos de otro partido de manera simultánea. Los oficialistas decidieron que en esos casos se anulará solamente la categoría y el resto será considerado válido, tal como ocurre en la actualidad con el sistema de boleta sábana.

Otra disposición del proyecto es que habrá un límite de dos listas “colectoras” en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Además, no habrá sobres para los votos válidos, sino que el elector solamente doblará su boleta una vez una vez elija a sus representantes y lo introducirá en la urna.

También se planteó que, en caso que el elector se equivoque al marcar con su birome en la boleta, podrá pedir otra al presidente de mesa. En ese caso, la boleta con el error no se descartará, sino que se meterá dentro de un sobre e irá dentro de la urna. El dato importante es que dicha papeleta -naturalmente - no se contabilizará, sino que estará para que en el escrutinio final no haya diferencias en la cantidad de boletas utilizadas, ya que las mismas tendrán el número de la mesa impreso.

Sobre la cantidad de impresiones, se entiende que la Junta Electoral podrá decidir cuántas más se deben tener de repuesto. El oficialismo entiende que, si suele ir entre el 70 y 80% de electores por mesa, ese porcentaje restante quedará como saldo para que el Presidente de Mesa las administre en caso de eventuales errores en la elección de los ciudadanos. Si las llegaran a ocupar todas, el delegado de la Junta Electoral dispondrá de un remanente para entregar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA