sábado 5 de diciembre de 2020

Diputados del Frente de Todos presentaron un proyecto en el Congreso para proteger las tierras incendiadas.
Política

Buscan limitar el uso privado y comercial de las tierras afectadas por los incendios forestales

A través de un proyecto de ley, el Frente de Todos, presentó un proyecto en el Congreso para prohibir por hasta 60 años cualquier cambio en el uso de tierras arrasadas por el fuego.

  • Redacción LA
  • sábado, 3 de octubre de 2020
Diputados del Frente de Todos presentaron un proyecto en el Congreso para proteger las tierras incendiadas.

El gubernamental Frente de Todos presentó un proyecto en el Congreso argentino para prohibir por hasta 60 años cualquier cambio en el uso de tierras arrasadas por el fuego, como realizar proyectos inmobiliarios, en momentos en que grandes incendios arrasan miles de hectáreas en el país.

“Queremos parar el ecocidio y evitar que esas tragedias se reiteren”, declaró este sábado el diputado Marcos Cleri, uno de los firmantes de la iniciativa presentada el viernes en la Cámara baja.

El texto prevé un plazo de prohibición para modificar el uso de las superficies afectadas por incendios de 60 años en el caso de bosques nativos o implantados, áreas protegidas y humedales, y de 30 años en zonas agrícolas, praderas, pastizales y matorrales.

“Nos proponemos atacar una de las causas de los incendios, que es el negocio inmobiliario. Hemos visto que años siguientes a los incendios empieza a haber proliferaciones de barrios privados y casas-quintas”, explicó a radio AM750 el diputado Leonardo Grosso, titular de la comisión de Recursos Naturales.

La coalición Juntos por el cambio (derecha liberal) del expresidente Mauricio Macri, no acompañó el proyecto oficialista, que sí contó con el aval de otros bloques de oposición.

La iniciativa se da a conocer cuando las sierras de la provincia de Córdoba (centro), se ven gravemente afectadas por focos de incendio, tras ocho meses sin lluvias.

“Aquí seguimos sin ver las sierras por el humo. Anoche hubo dos focos, pero están contenidos. Es algo tremendo y no hay atisbo de lluvias. Todo está reseco. Sabemos que el 90% de los incendios son intencionales por el negocio inmobiliario. Es inentendible”, declaró a la AFP Isabel Puente, habitante de Los Hornillos, un pueblo del Valle de Traslasierra, 850 km al norte de Buenos Aires.

Si bien el fuego se expande en zonas rurales y de bosques nativos, se ha ido acercando a centros urbanos. El gobierno provincial decretó la alerta roja en la zona serrana.

En lo que va del año, unas 435.000 hectáreas en 12 provincias argentinas fueron afectadas por incendios, de las cuales 48.500 ha en Córdoba, según un informe del Sistema Nacional del Manejo del Fuego.

“El 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, como por preparación de áreas de pastoreo con fuego, fogatas y colillas de cigarrillos mal apagados y el abandono de tierras”, indicó el ministerio de Ambiente y Desarrollo Humano.

Una de las zonas más afectadas este año fue el delta del río Paraná, uno de los más grandes y biodiversos del mundo, donde conviven 700 especies, con más de 165.000 hectáreas quemadas.