Adolfo Bermejo: “Sólo la unidad nos permitía un proyecto en el PJ”

Adolfo Bermejo, precandidato a Diputado Nacional. Foto: Orlando Pelichotti
Adolfo Bermejo, precandidato a Diputado Nacional. Foto: Orlando Pelichotti

El precandidato a diputado nacional valora el proceso que vive hoy el peronismo con más acuerdos. Sostiene que hay que pensar en la Mendoza de la postpandemia, y asegura que se necesita más diálogo para sacar a la provincia de la crisis. Cuáles son los proyectos que presentará en el Congreso si es elegido legislador.

Adolfo Bermejo es un dirigente peronista de relevancia desde hace más de 20 años, cuando llegó a la intendencia de Maipú. Es una de las figuras de peso y de mejor imagen del Frente de Todos y por eso fue elegido por Anabel Fernández Sagasti para acompañarla en la fórmula de ese espacio. Aspira a una banca en la Cámara de Diputados de la Nación; aunque formalmente es precandidato a ese cargo, como el Frente de Todos no tiene interna, es un hecho que será quien pase a la general y muy probablemente logre llegar al Congreso por segunda vez en su vida.

“La política me apasiona. Fui concejal a los 22 años, con Hugo Bordín el primer intendente de Maipú de la democracia. Hicimos carrera. Tuve la oportunidad de ser elegido por los maipucinos en tres oportunidades como intendente, después el Senado de la nación. Es un trabajo que me gusta mucho. La verdad es que pensé que a esta altura, esperando el cuarto nieto, por ahí iba estar en algo más tranquilo, no tan complejo. Pero es lo que necesitaba mi partido, me lo pidieron y siempre estoy dispuesto a acompañar”, arranca la charla con Los Andes.

-Desde afuera se vio una danza de nombres para el casillero de la boleta que usted ocupa. Para el periodismo era claro que la candidata a senadora nacional era Anabel Fernández Sagasti y para diputado nacional se hablaba de usted, de Emir y Omar Félix, de Martín Aveiro. ¿Fue así internamente? ¿Cómo lo vivió usted?

-Fue así, tal cual. Martín, Righi y Emir no tienen reelección; cualquiera de ellos podría haber ido como diputado nacional. Emir sonaba un poquito más. Lo viví con total tranquilidad, ha habido un proceso dentro del peronismo, después de tantas derrotas electorales, que hicimos un aprendizaje de ir ordenándonos y trabajando en un marco de unidad y un proyecto político pensando en recuperar la provincia. Recuerde que llegamos a tener cuatro bloques en la Legislatura…

-¿Eso fue en los últimos años de Pérez?

-Si. Estábamos partidos… Después de todo este proceso, interpretamos que la unidad era la unidad era lo único que nos podía permitir pensar en un proyecto a futuro. Las últimas dos paso a Gobernador tuvimos PASO y fuimos con varios candidatos. Yo competí con (Guillermo) Carmona y (Matías) Roby, en 2019 el Ale (Alejandro Bermejo, su hermano) con Anabel (Fernández Sagasti). En esta etapa nos parecía que la unidad era lo que nos podía fortalecer, encontrando una fórmula que aglutinara a la mayoría del peronismo. Por supuesto que nunca está el 100%, pero están todos los intendentes, todos los legisladores. Creo que nos encaminamos bien para estas elecciones y fundamentalmente para 2023. No ha sido un tránsito fácil.

Adolfo Bermejo fue intendente de Maipú, elegido por el voto directo de los vecinos en los períodos 1999-2003; 2003-2007 y 2007-2009. 
Foto: Orlando Pelichotti
Adolfo Bermejo fue intendente de Maipú, elegido por el voto directo de los vecinos en los períodos 1999-2003; 2003-2007 y 2007-2009. Foto: Orlando Pelichotti

-Imagino que no deber ser fácil. Las listas son limitadas y todos quieres ser algo…

-(sonríe) A veces quieren ser. A veces no quieren ser… A mi me ha tocado alguna que no muchos querían ser…

-Muchas de las aspiraciones las resolvieron con las colectoras en los departamentos…

Permitió mayor participación en los departamentos. Había muchos jóvenes que querían participar, la gente de Ramón también tiene colectoras en algunos departamentos. Nos ha permitido un proceso ordenado, sobre todo en los municipios en los que no somos gobierno. En cada lugar que voy visito a todas las colectoras.

-¿No es un despelote tener tantas colectoras? Es cierto que no es al nivel de 2015, con departamentos en los que había más de 50 boletas de Frente para la Victoria, pero ahora hay comunas en las que habrá cinco, seis o siete del Frente de Todos…

-Es que en 2015 estaba todo explotado. La necesidad de tantas boletas era porque estábamos partidos en diez mil pedazos. Recuerde que teníamos 12 municipios y terminamos con cinco y así todos rayamos los 40 puntos en esa elección. No es este caso. Lo que se ha dado es participación a muchos jóvenes que querían ser candidatos por primera vez.

-Ahora va al Congreso. Qué ideas se lleva.

-Vamos a ser los legisladores de la postpandemia. Se viene dando un proceso de recuperación económica y me parece que los legisladores vamos a tener que estar muy atentos a esto. Los acuerdos con la Nación significan más trabajo y mejor economía para Mendoza. Vamos con ese espíritu a trabajar a la Nación. No es un título tirado al azar o que suene bonito, sino que hemos visto bastante de eso en los últimos tiempos. En la provincia, como oposición, al gobernador le hemos dado todas las herramientas que nos ha pedido. Todas las emergencias que pidió, Mendoza Activa salió por unanimidad, lo de Pescarmona lo votamos, le gestionamos permanentemente ayuda de la Nación que le ha mandado más de 20 mil millones de pesos a Mendoza, a fin de año le aprobamos presupuesto, roll over y endeudamiento, hemos hecho un acompañamiento responsable, más allá de que nos trató de oposición salvaje.

-Alguna aclaración. El de este año es el primer endeudamiento después de tres años. El último endeudamiento fue en 2018, le que dieron a Cornejo 1.900 millones de pesos para obras.

-Veníamos de otra gestión con mucho endeudamiento, queríamos llevarlo regulado. Nos dijeron roll over definitivo, le dijimos no, por año y se lo vamos vamos a volver a dar a fin de año si hace falta. Y el Gobierno nacional ha dado gestos…

Adolfo Bermejo es actualmente senador provincial. Foto: Orlando Pelichotti
Adolfo Bermejo es actualmente senador provincial. Foto: Orlando Pelichotti

-Bueno… La Nación dio 20 mil millones contabilizando ATP o IFE, que son asistencias directas a particulares; en cuanto a asistencia financiera a las provincias por la caída de la recaudación por el cierre de actividades de la pandemia, recibimos mucho menos que otras provincias...

-Ha habido mucho de la Nación y lo que no he visto es que ponga la provincia. Le pedimos que pusiera un ATP provincial para la gastronomía y el turismo, por tres meses, nos dijeron que no. Hemos visto mucha voluntad de la Nación y nada de la provincia.

-Pero Nación puede e imprimió muchos billetes y con eso pagó las asistencias. Mendoza no puede emitir.

-Y lo que le tocaba poner de Impsa, tampoco lo puso. Lo terminó poniendo la Nación. Si no nos ponemos a hilar fino, Maipú invierte 500 o 600 millones de pesos para asfaltar calles de Vialidad. Los tiempos que vienen es para ponernos por arriba de esa discusión tan finita. Hace unos días, el ministro Vaquié dijo que la Nación no le aprobó 11 proyectos, cuando consultamos, nos dicen que estaban mal formulados. Si la plata está, se reformulan. Yo quiero ir al Congreso a buscar acuerdos para beneficiar a Mendoza.

-¿Que otra propuesta tiene?

-Una gestión que estoy haciendo ya, porque no quiero esperar al Congreso, lo vengo hablando con la gente de (Luis, ministro de Agricultura) Basterra, lo he hablado con Alejandro Vigil, con Laur y la fábrica Simone, una pyme muy chiquita: necesitamos la denominación de origen en aceite de oliva para Mendoza. Ya lo hemos empezado a gestionar con Anabel. A San Juan le gusta la idea, habrá dos o tres denominaciones de origen en el país, Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca. En España hay más de 30 denominaciones.

-¿Habría que hacer una reforma laboral?

-Hay que tratarlo. Pero hay diez mil propuestas diferentes. En la Cámara de Comercio de San Rafael piden paritarias regionalizadas, para que no los obliguen a aplicar acuerdos firmados en Buenos Aires, porque San Rafael tiene costos más altos que Buenos Aires y están más cerca del puerto, porque el flete es mas caro. Queremos llevar al Congreso un proyecto para ayudar en el flete a los productores que viven a más de 500 kilómetros de Buenos Aires.

-Discusión impositiva viene muy fuerte. Incluso hay empresarios que están jugando en política como pocas veces se ha visto en Mendoza, con este reclamo como bandera. ¿Tiene algo de esto en carpeta?

-Vamos en ese sentido. Repito hay diez mil propuestas. Por eso la propuesta de Matías Kulfas de hacer un Congreso de la Producción y el Trabajo para llevar todas las propuestas. Hay que generar un ámbito así, que es necesario porque la carga impositiva complica mucho. En la Argentina de la postpandemia, tenemos que llegar a algunos acuerdos.

Adolfo Bermejo, precandidato a Diputado Nacional. Foto: Orlando Pelichotti
Adolfo Bermejo, precandidato a Diputado Nacional. Foto: Orlando Pelichotti

-¿Qué otros acuerdos quiere impulsar?

-La emergencia hídrica, un plan de emergencia tenemos acordar. Algunos dicen que no hagamos Portezuelo, pero no. Tenemos que hacer Portezuelo y vamos por los recursos para otros dos o tres mas. No podemos hacer un dique cada 40 años…

-¿Lo vamos a poder hacer Portezuelo? Tenemos resistencia de La Pampa…

-A la provincia le ha faltado diálogo con el Coirco (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado conformado por las provincias que ese cauce recorre) y resistencia de algunos empresarios que apareció a último momento. Yo estoy convencido que hay que hacerlo porque es energía y el desarrollo de un polo de desarrollo económico y turístico. La Nación viene haciendo desembolsos…

-Los desembolsos los está haciendo pero tiene un laudo que resolver…

-Los gestos que vengo viendo del Presidente y lo que nos ha transmitido, es que esto va para adelante.

-Minería. El presidente hace unos días dijo que quiere avanzar.

-Tenemos un estándar ambiental que marca la población que es la 7722. Cuando avanzamos hace un año y medio, pensamos que el Gobernador lo tenía suficientemente avanzado en términos de acompañamiento social. Cuando vimos que no era así, tuvimos que volver para atrás. Ese estándar ambiental que marca la gente hay que respetarlo y habrá que esperar nuevos consensos o nuevas tecnologías.

-¿Tiene otros proyectos para llevar al Congreso?

-Más allá de los proyectos que por supuesto vamos a presentar, cuesta mucho sacar una ley en el Congreso. Las gestiones me parece que son estratégicas. He visto voluntades de Nación y de provincia para lograr acuerdos. Tenemos gobernador y presidente por dos años y si vamos a esperar que cambien de autoridades para cambiar algo, estamos jodidos. Los acuerdos hay que conseguirlos hoy. Me quedo con la foto del Gobernador y Presidente juntos para recuperar Impsa; 750 empleos y 300 pymes que trabajan para esa empresa.

-Viene reiterada la palabra acuerdos, la largó varias veces…

(sonríe)-Estoy convencido. Me gustan. De los doce años de intendente, ocho años fueron con gobernadores radicales. Hicimos muchas cosas con Julio Cobos. Lo hablaba con el intendente Righi, de los acuerdos que logramos. Ahora Anabel, con Cobos, están por sacar la ley de etiquetado, con Ramón la ley de zonas frías. Mendoza activa salió...

-Le reitero que veo tres leyes aprobadas con alto nivel de consenso y el resto conflictivo. Y con (Alfredo) Cornejo parece que la relación es más dura.

-Es que Alfredo tiene otro estilo. Lo conozco de cuando era ministro. Tenemos una relación de respeto. Suárez tiene otro estilo, es más conciliador; Cornejo es más de imponer las cosas. Con Suárez la relación es distinta, pero es difícil entenderse con él, porque por ahí nos trata de oposición salvaje y genera alguna reacción.

Bermejo íntimo

“Quedé viudo a los 29 años con tres hijos. Uno de cuatro, uno por cumplir dos y el último de 8 meses. Al tiempo me caso con mi actual esposa y tuve dos hijos más” recuerda Adolfo Bermejo y remarca que espera su cuarto nieto para diciembre.

El senador provincial cuenta más sobre su vida antes de la política: “me crié en una casa humilde. Mi viejo fue trabajador de la sidrera Tunuyán durante 40 años. Teníamos un tío que era sodero. Mi papá compró una maquinita y puso una sodería. Con el Ale (su hermano Alejandro Bermejo) éramos chicos, 13 o 14 años, trabajábamos con él. Todavía hay gente que se acuerda que le llevábamos la soda”.

¿Cómo llegó al peronismo?

-Mi viejo era peronista, vinculado a lo sindical. Tenía 20 o 21 años, cayó mi viejo con dos fichas de afiliación, las dejó arriba del televisor. Nos dijo al Ale y a mí: “ustedes saben que soy peronista de siempre. Si quieren afiliarse, ahí están”. Estuvieron ahí unos días y las terminamos llenando.

-Ninguno le salió radical…

-No… Lo que si le salimos hinchas de Boca los dos y el viejo era hincha River.

-¿Y de Gutiérrez?

-Mi viejo también era de hincha de Gutiérrez. Gutierrinos y peronistas. No le fallamos en dos de tres al viejo, no está mal.

Vida y obra

60 años. Cinco hijos. Cuatro nietos.

Es técnico superior en Marketing egresado de la Fundación Alta Dirección.

Fue Concejal (’83-87 y ‘93-’97). También funcionario de la comuna durante la gestión de Francisco García.

En 1997 se hizo cargo interinamente de la Municipalidad. Fue electo intendente en 1999 y reelecto en 2003 y 2007.

Entre 2009 y 2015 fue senador nacional.

Desde 2018 es senador provincial.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA