lunes 10 de agosto de 2020

Marcha de ATE en Capital. Orlando Pelichotti / Los Andes
Política

No hubo paz: fracasó la reunión con Capital y ATE llamó a un paro

El gremio redobló la apuesta y prepara la medida de fuerza para la semana que viene. La Iglesia se ofreció como mediadora.

Marcha de ATE en Capital. Orlando Pelichotti / Los Andes

El conflicto entre la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Municipalidad de la Capital sigue latente. Ante el desalojo de la protesta -en la que se piden aumentos salariales - del domingo en la peatonal, la detención de 46 personas e imputación de 36 de ellos por “incumplimiento del distanciamiento social, preventivo y obligatorio”, nuevamente el gremio convocó a una marcha hacia la Municipalidad. Allí se realizaron dos reuniones, según informó el intendente, Ulpiano Suárez. Una con ATE; y luego de esa, con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM). Sin embargo, la misma fracasó y el gremio convocó a un paro para el 16 de junio.

En la primera reunión, por parte de ATE, estuvieron presentes Alejandro Daniel Anglada, Rodrigo Contreras y Tania González, quienes fueron recibidos por el Jefe de Gabinete, Rubén Zavi; la Secretaria de Hacienda, Patricia Sánchez; la Secretaria de Gestión Pública, Érica Rojas, y el Apoderado Nicolás Giordano. También, se encontraba presente el Subsecretario de Trabajo y Empleo, Carlos Segura.

“La caída de la recaudación torna indispensable lograr un equilibrio adecuado entre ingresos y gastos para poder afrontar el pago de los sueldos de los agentes municipales y prestar adecuadamente los servicios públicos esenciales”, destacaron desde el Municipio.

No obstante, En diálogo con Los Andes, Roberto Macho, secretario general de ATE, acusó al Municipio de llamarlos para dialogar, “pero fue toda una mentira. Nos dijeron que no habrá aumentos y que los trabajadores no cobrarán más de $12.000. Por eso llamamos a una huelga para el 16, si no tenemos una nueva propuesta”.

Marcha por el Microcentro

El dirigente, que fue uno de los que detenidos e imputados por el fiscal, Lauro Monticone, sostuvo que “después de los hechos de represión, golpizas y violencia ejercida hacia los trabajadores, vemos el repudio generalizado en esta marcha”, que convocó a una gran cantidad de manifestantes en las calles del microcentro durante la mañana de hoy.

Marcha de ATE en Capital. Orlando Pelichotti / Los Andes

“Estamos diciendo basta de represión, queremos la democracia. Este gobierno de (Rodolfo) Suárez y de su sobrino (Ulpiano Suárez) no garantiza la democracia en esta provincia. Se han violado todas las normas constitucionales individuales y colectivas. Por eso marchamos al municipios”, destacó.

Además, acusó al Intendente de no ofrecer ningún tipo de solución al conflicto. “Pedimos una propuesta que supere la canasta de la Pobreza, y ese número está muy por encima de los $10.300 por mes que cobran los municipales en la Capital”, aseguró.

Marcha de ATE en Capital. Orlando Pelichotti / Los Andes

Cabe destacar que según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), una familia tipo necesitó $43.080 para no caer en la pobreza, según datos de junio.

“Esta marcha es por el hambre, en contra de la represión y por la dignidad de los trabajadores de la Capital”, finalizó.

Mientras tanto, el intendente Suárez realizó una denuncia penal tras recibir amenazas de muerte vía Whatsapp. Los mensajes advertían agresiones contra su persona, e indicaban que si lo “cruzaban” en la calle le iban a disparar en una rodilla o en la nuca.

La Iglesia como mediadora

Por otro lado, la Iglesia se ofreció a mediar en el conflicto por pedido de ATE. Esta mañana durante la marcha, el arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, recibió a los delegados gremiales Macho, Adriana Iranzo (ATE); Carlos Ordoñez (Judiciales); y Martín Caín (Casino).

Mediante un documento, la Iglesia aseguró que “siempre bregará por la promoción de la dignidad de todas las personas, así como la justicia, la paz social y el cuidado de la casa común”.

“El arzobispo manifestó la disposición de la Iglesia mendocina a contribuir desde su lugar al necesario diálogo social en el difícil contexto que atravesamos a causa del Covid19, que exige a todos los sectores, responsabilidad en la justa convivencia democrática y el respeto a todas las personas e instituciones”, manifestaron.