Ya está en la cárcel el hombre acusado del femicidio de Ivana Molina, cuyo cuerpo no ha sido encontrado

También quedó imputado y encarcelado el sodero acusado de haber disparado a un amigo de su ex porque creía que era el nuevo novio.

Carlos Díaz era buscado por la muerte de Ivana Molina. Gentileza Policía Federal.
Carlos Díaz era buscado por la muerte de Ivana Molina. Gentileza Policía Federal.

La fiscalía de Homicidios imputó hoy a Carlos Díaz (64), pareja de Ivana Molina (39) quien fue visto por última vez el 1 de abril pasado, en el barrio Las Rosas de Ciudad y cuyo cuerpo no ha sido encontrado.

Esta mañana, tras ser imputado por el delito de homicidio agravado por femicidio y por el vínculo, Díaz fue enviado al penal tras hacer el circuito de rigor, por orden de la fiscal Claudia Ríos, quien dirige la investigación.

Ivana Molina
Ivana Molina

Por otra parte, este fin de semana la misma fiscal imputó a Víctor Hugo “Mono” Sánchez (41), el hombre que tenía pedido de captura internacional y que está acusado de haber asesinado a Sergio Morales (39).

Según los investigadores Sánchez -de profesión sodero- le habría disparado a Morales, cuando estaba preparando un asado en la casa de su ex mujer de Morales. El presunto agresor trepó una pared medianera y le disparó, creyendo que era el novio de la mujer, cuando era sólo un amigo.

La fiscal Ríos imputó a Sánchez por el delito de homicidio agravado por el uso de arma, en relación al asesinato de Morales.

Además también lo imputó por amenazas agravadas por uso de arma de fuego en contexto de violencia de género. Es que tras ingresar a la casa de su ex mujer, y decirle a la víctima “¿vos sos el que está con mi mujer?”, amenazó a su ex pareja, apuntándole con el arma y en presencia de sus hijos y de un hijo del asador.

Después que Morales fue herido los investigadores comenzar a buscar al sodero ya que los testigos presenciales del ataque lo señalaron como autor. Luego la fiscal Ríos solicitó un pedido de búsqueda nacional e internacional para evitar que no escapara a otro país.

Confundido por los celos

El pasado 23 de abril Sergio Lázaro Morales murió en el hospital Central, donde había permanecido 9 días internado tras ser baleado.

El 14 de abril, cuando Morales fue con su novia y con su hijo a la casa de la exesposa del presunto agresor, ubicada en Julio Leónidas Aguirre al 1500 de Guaymallén.

Morales se encontraba en el patio, preparando un asado en la churrasquera, junto a la dueña de casa, su propia novia y algunos niños.

Cerca de las 22, el sodero Sánchez trepo la medianera, bajó al patio sacó un arma y habría comenzado a disparar, previo a preguntarle a al hombre si era el la nueva pareja de su ex.

Víctor Hugo Sanchez está imputado por el homicidio de Sergio Morales, ocurrido en Guaymallén.
Víctor Hugo Sanchez está imputado por el homicidio de Sergio Morales, ocurrido en Guaymallén.

Una de las balas impactó en la víctima que quedó inmóvil en el suelo. Después de amenazar a su ex mujer, el atacante huyó a toda velocidad a bordo de un VW Gol Trend de color rojo.

Cuando llegaron los médicos del SEC el herido estaba consciente, pero no podía mover las piernas por lo que fue llevado de urgencia al hospital Central. En cuanto Morales arribó al shock room, los galenos lo trasladaron al quirófano para operarlo y extraerle la baja, que le había perforado el esófago y las cervicales, provocándole lesión medular que le causó un cuadro de paraplejia.

Acusado de femicidio

Los investigadores creen que Ivana podría haber sido víctima de un femicidio y que Díaz sería el autor pero hasta el momento no se ha encontrado el cuerpo de la mujer.

Díaz tiene antecedentes por violencia de género: fue condenado a 2 años y 6 meses de prisión en 2017, cuando amenazó con un arma de fuego a su pareja anterior.

La última noticia que se tuvo sobre Ivana fue que salió de la casa que habitaba junto a Díaz, en el barrio Las Rosas, de Ciudad. Sus hermanas, las denunciantes, sospecharon del Díaz.

Testigos vieron ese sábado, 1 de abril, a Ivana y Carlos Díaz en la zona del barrio San Martín. Pasaron los días y su familia no conseguía contactarse con ella. Por eso, familiares y amigos de Molina efectuaron la denuncia el 10 de abril y salieron a las calles para pedir su pronta aparición.

También utilizaron las redes sociales para viralizar la foto de la mujer y solicitar la colaboración de cualquier persona que pueda aportar información relevante.

Inicialmente, Díaz declaró en calidad de testigo en la causa por la desaparición de su pareja, pero poco después dejó de ser visto en los lugares que solía frecuentar. Además, distintos indicios llevaron a la fiscal de Homicidios Claudia Ríos a activar el protocolo de femicidio y solicitar su detención.

Desde que se reportó su desaparición, se han llevado a cabo distintos rastrillajes en descampados y lotes baldíos entre los barrios Cano y San Martín, con la ayuda del Cuerpo de Canes de la Policía de Mendoza y de los perros especializados en la localización de rastros humanos de la Escuela de Adiestramiento Canino de Mendoza (Escam). No se ha obtenido ningún resultado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA