Una joven de 22 años y su hijo de 4 fueron asesinados: la indignante frase con la que el detenido confesó el crimen

El principal sospechoso también apuñaló a un bebé de 7 meses. Ahora investigan el motivo detrás de este doble homicidio agravado.

Camila Nahir Acosta junto a sus dos hijos.
Camila Nahir Acosta junto a sus dos hijos.

En la localidad bonaerense de Bosques, en el partido de Florencio Varela, una joven de 22 años, identificada como Camila Nahir Acosta, y su hijo de 4 años, Nehuen Valentín, fueron encontrados sin vida en su vivienda. Un bebé de 7 meses también resultó herido y sigue en estado grave, mientras que la policía detuvo a un sospechoso en relación con el doble homicidio.

El macabro descubrimiento se produjo alrededor de las 22 horas del viernes cuando familiares de la joven fueron a su domicilio al no obtener respuesta a sus llamadas. Al ingresar, se encontraron con los cuerpos de Camila y su hijo de 4 años. Un bebé de la víctima, de 7 meses, estaba llorando con una herida de arma blanca en el pecho y fue trasladado de urgencia al hospital Mi Pueblo, donde se encuentra en estado crítico.

Según el informe preliminar del médico legista, tanto Camila como su hijo presentaban signos de ahorcamiento, y el niño tenía golpes en el rostro. Los peritos estiman que ambos llevaban unas doce horas fallecidos.

El detenido le dijo a la policía que no sabía por qué había cometido el atroz crimen. Foto: Policía de Buenos Aires.
El detenido le dijo a la policía que no sabía por qué había cometido el atroz crimen. Foto: Policía de Buenos Aires.

La fiscal Vanesa Maiola, a cargo de la UFI 6 descentralizada en Florencio Varela, recibió informes preliminares de las necropsias. Se confirmó que Camila Acosta sufrió heridas de arma blanca, fue ahorcada y, además, fue víctima de abuso sexual. En el caso del niño, se estableció que también fue ahorcado, aunque aún no se ha determinado si fue objeto de abuso.

QUÉ LE DIJO EL DETENIDO A LA POLICÍA

Durante la investigación, vecinos y familiares señalaron a un sospechoso que aparentemente estuvo en la vivienda hasta las 2 de la madrugada. La policía llevó a cabo un allanamiento en el barrio Pepsi de Florencio Varela y detuvo a Aníbal Mansilla (29), quien, según los informes, les dijo a los policías que “se mandó un moco” y que no sabía por qué lo hizo.

El joven será indagado por la fiscal Maiola mañana, enfrentando cargos por “doble homicidio agravado”. Las autoridades intentan determinar la relación entre el acusado y la víctima, ya sea sentimental o simplemente conocidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA