Jurado popular declaró culpable a un joven por el crimen de una comerciante de Tupungato en un asalto y fue condenado a perpetua

El sospechoso que terminó condenado. /Gentileza Ministerio Público Fiscal
El sospechoso que terminó condenado. /Gentileza Ministerio Público Fiscal

Matías Joel Albornoz recibió la pena máxima por el asesinato de Elsa “Kita” Torfe (66), ocurrido en 2016 en un intento de robo.

En la noche de este jueves, un jurado popular encontró culpable a Matías Joel Albornoz por el crimen de una comerciante de Tupungato ocurrido en 2016 durante un asalto. El juez técnico del debate lo condenó a prisión perpetua, en lo que fue el primer juicio por jurado en el nuevo Polo Judicial de Ciudad.

La víctima del caso fue Elsa Susana “Kita” Torfe (66), hallada muerta el 8 de abril de aquel año. Esta mujer fue atacada en el interior de su quiosco de calle Almirante Brown, donde su hija llegó y la observó maniatada, amordazada y sin vida. La señora fue golpeada y murió asfixiada.

Para los sabuesos la mujer fue ultimada durante un hecho de inseguridad, aunque la investigación no fue nada fácil. Hubo varios sospechosos detenidos y luego liberados, hasta que en 2019 cayó el hombre que ahora fue juzgado. Albornoz cometió otro delito, y al ser imputado su ADN fue cargado en los registros judiciales; ese perfil genético arrojó una coincidencia con una muestra que se había tomado en un guante que quedó en el negocio de Elsa.

Con esta prueba fue acusado por homicidio criminis causa-matar para ocultar otro delito- en concurso real con robo agravado por ser cometido en poblado y en banda, en grado de tentativa. Calificación con pena única de perpetua.

En cuanto al asalto, no se pudo comprobar si finalmente los delincuentes se robaron algo; según se plasmó en el expediente, actuaron Albornoz y al menos dos sujetos más que no han sido identificados.

En base al cotejo de ADN y otros indicios el fiscal Javier Pascua pidió la máxima sentencia para el joven en los alegatos, mientras que los abogados defensores discutieron esa evidencia y solicitaron un veredicto de no culpabilidad. Incluso aseguraron que su cliente jamás había pisado Tupungato, discurso que también llevó adelante Albornoz en el debate.

Tras varias horas de deliberación, los 12 ciudadanos se inclinaron por la hipótesis de la parte acusadora y declararon al detenido responsable del hecho. Posteriormente, el juez Horacio Cadile definió para él la sentencia más dura.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA