Se agrandó la familia: ya son 15 los perros adiestrados para detectar droga en Mendoza

Los cuatro cachorros que nacieron hace poco más de un año ya están operativos en distintos puntos de la provincia, luego de haber sido entrenados durante 12 meses. La fundadora del clan está próxima a retirarse. Cómo trabajan estos policías de cuatro patas.

Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: Los Andes
Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: Los Andes

La familia se agrandó y los cachorros aprendieron el oficio de sus padres y hermanos mayores. Luego tomaron su propio rumbo y se diseminaron por la provincia. Hoy son 15 los canes detectores de drogas de la Policía de Mendoza que aportan su instinto de búsqueda y su olfato en la lucha contra el narcotráfico.

Fueron Brita, que fue comprada en Chile, y Máximo quienes iniciaron esta familia policial. El macho falleció el año pasado por su avanzada edad. Pero su legado continuó y fue otro ejemplar el que preñó a una de las hembras. Sus cuatro cachorros ya prestan servicios en la División Canes. Tres de ellos están en la sección zona Sur y otro en Gran Mendoza, tras haber recibido un exhaustivo entrenamiento de un año para detectar estupefacientes en vehículos, casas y en las vestimentas o pertenencias de personas.

El subcomisario Ángel Méndez, a cargo la División Canes de la Policía contra el Narcotráfico (PCN), explicó a Los Andes que seis de los perros prestan servicios en el Gran Mendoza, seis en zona Sur y tres en el Valle de Uco.

De momento, la División Canes no tiene sede en la zona Este, aunque hay un proyecto en marcha para crearla, por lo que los animales son enviados a esa área si son requeridos. “Cuando nos piden servicios para un dispositivo de control de hinchada, o hay un vehículo que tiene posibilidades de tener estupefacientes, trasladamos al can desde Gran Mendoza hasta el Este”, apunta Méndez, quien también es jefe del Departamento de Lucha Contra el Narcotráfico Gran Mendoza.

Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: Los Andes
Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: Los Andes

La División se creó en diciembre de 2013 en el Gran Mendoza, después fue el turno de la delegación de Valle de Uco, más tarde se creó en San Rafael y finalmente se instalaron dos caniles en General Alvear, donde hay sendos perros prestando servicio.

La Municipalidad de Malargüe está interesada en alojar canes detectores de drogas, por lo que ya planea hacer un canil allí, según confía Méndez.

Bien mendocinos

Los nuevos cachorros nacieron en la sede Gran Mendoza de la División Canes, ubicada en la Base Cóndor, en el piedemonte capitalino. “Tuvieron su tiempo de adaptación y entrenamiento y, una vez que estuvieron aptos, tres se trasladaron a San Rafael y uno quedó operativo en la sede local”, detalla el subcomisario.

“El entrenamiento de un can detector demanda entre ocho meses a un año, dependiendo de la capacidad que tengan los cachorros en asimilar los ejercicios. Estos tuvieron cerca del año de entrenamiento. Además, tienen que adaptarse a los diferentes climas donde van a realizar los trabajos”, agrega.

Desde la PCN explican que los animales son entrenados para subir a vehículos y trabajar en altura, perdiendo así el miedo a ruidos, como el del motor, y al movimiento. Además, aprenden desde pequeños a confiar en su entrenador.

El método de entrenamiento inicial se basa en el juego. Durante esta fase, el perro no busca directamente la droga, sino que se le enseña a asociar la búsqueda con un juguete con el que está familiarizado. Y se incorpora gradualmente el olor de la droga al objeto de búsqueda.

Para evitar riesgos de intoxicación, se emplean sustancias similares a los estupefacientes reales. Se trata de “pseudos”, productos químicos avalados y provistos por AFIP Aduana. Así, los perros están familiarizados con los olores sin ser expuestos a sustancias peligrosas.

“El trabajo se basa en el juego y su dieta en alimento balanceado. El premio es lo que nosotros llamamos agente motivador, que es con el que asimilamos la detección de la sustancia, que puede ser una pelotita, un mango hecho de tela, un clicker o un Kong, que es otra metodología de entrenamiento”, detalla Ángel Méndez.

Y suma: “Una vez que el perro está entrenado y sabe detectar estupefacientes, tiene que reforzar los ejercicios constantemente. A su vez, aprovechamos el dictado de los cursos de guías para ir reforzando todo lo aprendido y les enseñamos a los canes a ver nuevas metodologías de ocultamiento que pueden tener los vehículos. Hay que actualizarlos constantemente”.

Una médica veterinaria está asignada a la sección Gran Mendoza para el cuidado de la salud de los perros y un colega trabaja en Valle de Uco. En San Rafael no tienen veterinario asignado, por lo que deben recurrir a uno particular para atender a sus oficiales caninos.

Olfato policial

La División Canes presta servicios tanto en allanamientos como en eventos deportivos, espectáculos públicos, en lugares donde se sospecha la presencia de drogas ilícitas y en los ingresos de la provincia.

Como el Arco Desaguadero fue declarado monumento histórico, no se le pueden realizar modificaciones, por lo que no puede instalarse un canil. De todos modos, cuando se realizan operativos que demanden más de un día, la PCN utiliza un canil portátil para que los ejemplares puedan descansar allí durante su estadía en el icónico ingreso a la provincia.

Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: gentileza PCN
Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: gentileza PCN

“En algunas oportunidades, a los allanamientos llevamos canes para que hagan la revisión de los domicilios. También operan en controles en las terminales de ómnibus y en recitales o fiestas electrónicas. Siempre estamos en los ingresos para la revisión”, señala el jefe de los perros y sus guías.

La labor de estos policías de cuatro patas no se limita a la detección de sustancias, sino que también colaboran en la recuperación de elementos relacionados con actividades delictivas y, en ocasiones, contribuyen a la captura de los sospechosos.

Amores perros

La dedicación, preparación y el vínculo que demanda la actividad con animales hace que el perfil de los policías que se desempeñan en Canes sea único. Por eso también son escasos. “En Gran Mendoza tenemos siete efectivos, en Valle de Uco son seis efectivos y en San Rafael son 10 los guías de canes, aunque ahí prestan otros servicios o hacen tareas operativas vinculadas a la lucha contra el narcotráfico”, explica el subcomisario consultado.

“Al efectivo de Canes tiene que gustarle trabajar con animales. A todos los que somos guías nos gusta trabajar con los perros”, aclara.

“Como es poca la cantidad de canes que tenemos, si bien cada uno tiene asignado uno, debe aprender a trabajar con los otros animales. Porque en el caso, por ejemplo, de las hembras que entran en la etapa de celo y no pueden salir al servicio, o si un can está enfermo o lesionado por cualquier motivo, el efectivo que tiene asignado ese animal debe salir con otro para ir a los operativos”, destaca Méndez.

El vínculo que se forma entre el guía y el perro es muy fuerte y cada policía conoce muy bien las reacciones y comportamiento de su compañero de cuatro patas.

La Policía mendocina utiliza labradores en la búsqueda y detección de drogas. Además de un buen olfato, destreza física, docilidad y comportamiento, tienen otra característica, que resulta fundamental para el trabajo: “Nos dan el acercamiento hacia la gente”, apunta el experimentado policía antinarcóticos.

Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: Los Andes
Ya son 15 los canes detectores de droga en Mendoza. | Foto: Los Andes

“Cuando entramos, por ejemplo, por un pasillo de la terminal, si vamos con un ovejero o un rottweiler, lo primero que hace la gente es abrirse paso y no podríamos revisarla. Como llevamos un labrador, la gente quiere tocarlo porque es más familiar y saben que no los va a morder. Pero, a su vez, el perro va revisando a la persona que se le acerca, porque en eso también se basa el entrenamiento”, resume Méndez.

La reacción al detectar los narcóticos varía de acuerdo al animal: algunos empiezan a ladrar, otros pueden rascar o sentarse. “Por ejemplo, si están buscando en maletas, hay uno de los canes que se queda sentado al lado de la valija. Ese es el cambio de actitud que denota que está en presencia de estupefacientes. De ahí la importancia de que el guía conozca los movimientos del animal”, destaca.

Los efectivos de Canes siempre trabajan en binomios: el guía va observando al perro y sus reacciones y su compañero visualiza a las personas a las que están requisando o al equipaje, vehículo o vivienda que estén revisando.

Cerca del retiro

La vida de servicio de un perro detector de drogas es apenas superior a los 10 años. Pero hasta el momento ninguno se ha jubilado en la Policía de Mendoza. De hecho, Máximo no alcanzó a retirarse ya que falleció poco antes.

Pero sus compañeros ya se angustian al saber que la jubilación de Brita está cerca, ya que cumplirá 12 años de vida. “Le estamos por hacer el retiro a Brita. Una vez que la veterinaria diga que no está en condiciones para prestar el servicio, se le hace el trámite de baja y se le va a consultar al Ministerio de Seguridad y Justicia sobre la disposición del can”, cuenta el subcomisario Méndez.

Y concluye: “Una de las posibilidades es que su guía se la quede, pero todo va a depender de que lo de disponga el Ministerio. Al ser considerado un bien del Estado, será éste el que va a disponer si autoriza o no que el efectivo se lleve al can hasta que finalice su vida”.

Pero el legado de este perrita que ayudó a crear la División con sus cachorros también continuará. La Policía Contra el Narcotráfico ya planea realizar nuevas cruzas con otros ejemplares para tener más crías. El objetivo es renovar el plantel canino, teniendo en cuenta que algunos animales tienen ya 8 años.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA